TERCER DOMINGO DE PASCUA (May 5th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                 HECHOS 5:27-32, 40-41                            PRIMERA LECTURA 

(“Debemos obedecer a Dios, no a los hombres.”)

  1. ¿Quiénes fueron traidos y presentados ante el Sanedrín? ¿Quién los interrogó? Hechos 5:17-18, 27

 

  1. ¿Cuáles fueron las órdenes estrictas que les dieron a los apóstoles y qué difundieron en todo Jerusalén? Hechos 5:28

 

  1. ¿Sobre quién no debían ni decir el nombre? ¿Qué dijeron Pedro y Juan que era imposible?    Hechos 4:18-20

 

  1. ¿Qué dijeron Pedro y los otros apostóles? Hechos 5:29

 

  1. ¿Quién resucitó a Jesús? ¿Qué dijeron los apóstoles que estos les habían hecho? Hechos 5:30

 

  1. ¿Por qué Dios exaltó a Jesús a su derecha como Jefe y Salvador? Hechos 5:31

 

  1. ¿Qué recibes cuando te arrepientes? Hechos 2:38

 

  1. ¿A quién le ha sido dado el Espíritu Santo? Hechos 5:32

 

  1. ¿Qué les pasó a los apóstoles y qué les prohibieron? Hechos 5:40

 

  1. ¿Cómo salieron los apóstoles del Sanedrín y por qué salieron así? Hechos 5:41

 

Personal – ¿De qué modo has tenido que ir en contra de las autoridades para obedecer a Dios en lugar de a los hombres? ¿De qué manera has hablado en nombre de Jesús a tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela?

 

 

TERCER DIA                                                      APOCALIPSIS 5:11-14                            SEGUNDA LECTURA 

(“Digno es el Cordero que ha sido degollado, de recibir el poder y la riqueza,…”)

  1. ¿Quién seguía mirando, qué oía y veía? Apocalipsis 1:1-2 y Apocalipsis 5:11

 

  1. ¿Mientras los ángeles gritaban a toda voz, quién decían que era digno y qué había recibido?   Apocalipsis 5:12

 

  1. ¿Cómo llamó a Jesús, Juan el Bautista? Juan 1:29

 

  1. ¿Cómo podemos recibir el poder y la riqueza? Hechos 1:8 y Mateo 6:33

 

  1. ¿Cómo recibimos sabiduría y fortaleza? Santiago 1:5 y Filipenses 4:13

 

  1. ¿Quién no es digno de Jesús? Mateo 10:37-38

 

  1. ¿A quién se oía gritar y desde dónde? Apocalipsis 5:13

 

  1. ¿Quién se debe arrodillar ante el nombre de Jesús? Filipenses 2:10

 

  1. ¿Quién debe recibir alabanza, honor, gloria y poder por los siglos de los siglos? Apocalipsis 5:13

 

  1. ¿Qué contestaron los Cuatro Vivientes y qué hacían los ancianos? Apocalipsis 5:14

 

Personal – ¿Qué es lo que te ha hecho digno de usar el nombre de Cristiano? ¿Dónde encuentras tu propia dignidad? Lee Apocalipsis 5:12 y medita en esto.

 

 

CUARTO DIA                                                              JUAN 21:1-19                                                        EVANGELIO 

(“Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”)

  1. ¿A quién se le reveló Jesús mismo? ¿Qué estaban haciendo? Juan 21:1-3

 

  1. ¿A qué hora del día estaba Jesús en la orilla y qué era lo que no sabían los discípulos? Juan 21:4

 

  1. ¿Cómo llamó Jesús a los discípulos, qué les dijo y qué contestaron estos? Juan 21:5

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús, qué sucedió como resultado de haber hecho lo que El les pidió? ¿Quién reconoció al Señor? Juan 21:6-7

 

Personal – ¿Qué te ha pedido el Señor? ¿Cuál ha sido el resultado?

 

  1. ¿Qué vieron los discípulos en la orilla, qué les dijo Jesús y qué hizo Simon Pedro? Juan 21:8-11

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús, qué fue lo que los discípulos no se atrevieron a preguntar, qué hizo Jesús? ¿Cuántas veces se reveló Jesús mismo a ellos desde Su resurrección? Juan 21:12-14

 

  1. ¿Cuando terminarón de desayunar, qué le preguntó Jesús a Simón Pedro? ¿Cuál fue su respuesta y qué le dijo Jesús que hiciera? Juan 21:15

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Pedro la segunda y tercera vez que Jesús le preguntó si lo amaba y qué le dijo que hiciera? Juan 21:16-17

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que le iba a pasar a Pedro, qué significaba esto? Juan 21:18-19

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Pedro que hiciera? Juan 21:19
  2. ¿Por qué debes tu seguir las huellas de Jesús? 1 Pedro 2:21

 

Personal – ¿Qué has hecho para demostrar tu amor a Jesús? ¿Quiénes entre tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela han sido alimentados por tí, esta semana?

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 30:2, 4-6, 11-13 

(“Te alabaré Señor, por que me has librado.”)

Leé y medita el Salmo 30:2, 4-6, 11-13.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                 HECHOS 5:27-32,40-41

En la lectura de hoy vemos el poder de Dios trabajando a traves de un grupo de hombres. Sería bueno preguntarnos que haríamos si fueramos amenazados por ser líderes poderosos y tuvieramos quizá que ser encarcelados por hablar de Dios. Estos hombres fueron golpeados, arrestados y encarcelados y aún así, volvieron a proclamar la Santa Palabra de Dios cuando fueron soltados. Cuando estemos convencidos del poder de la resurrección de Cristo y hayamos percibido la presencia de Su Espíritu Santo, entonces también tendremos la confianza de hablar por Cristo.

El templo era un lugar muy concurrido y mucha gente se detenía ahí a orar y a adorar al amanecer. Estas eran las gentes con las que los apóstoles se encontraban para hablar de la “Buena Nueva.” Hoy en día en nuestros lugares comerciales hay la tendencia de mantener la religión como un asunto privado entre nosotros y nuestro Dios. Es fácil ver a las personas Cristianas voltear los ojos cuando hay algo incorrecto pues “no quieren verse involucrados.” Estamos percibiendo mucha maldad que se permite continuar debido a que el miedo al hombre es más fuerte que el miedo al Señor.

Los apóstoles supieron que el castigo por hablar en el nombre de Jesús podía ser la muerte. Pero ellos sabían sus prioridades. Debemos siempre de tratar de mantener la paz con todos (Romanos 12:18) pero a veces el conflicto con el mundo y sus autoridades es inevitable para un Cristiano (Juan 15:18). Habrá situaciones donde no podrás obedecer a Dios y el hombre, por ejemplo la práctica del aborto. Aquí debes obedecer a Dios y confiar en Su palabra y no en la palabra del hombre o la ley.

El mismo Jesús nos anima en Sus propias palabras a seguirlo “Qué felicidad cuando otros te odian y te excluyen y te insultan y calumnian tu nombre debido a que eres mío” Cuando esto pase ¡alégrate! ¡Sí, brinca de gusto! Pues tú tendrás un grán premio esperándote en el cielo (Lucas 6:22-23). Estamos llamados a vivir como Cristo nos ha pedido, compartiendo nuestra fe sin importar el costo. Quizá no nos golpeén o no nos metan a la cárcel pero quizá si nos ridiculicen, nos excluyan o nos calumnien. ¿Qué tanto estás dispuesto a sufrir en nombre del Evangelio compartiéndolo con los demás?

 

APOCALIPSIS 5:11-14

Como Cristianos Católicos se nos ha enseñado que los ángeles son seres espirituales creados por Dios y que le ayudan a realizar Su trabajo en la tierra. En algunos casos son mensajeros (Lucas 1:26) y en otros protegen al pueblo de Dios (Daniel 6:23). Los ángeles animan (Génesis 16:7) y sirven de guías (Exodo 14:9). Hay dos clases de ángeles: buenos y malos (Apocalipsis 12:7-9) pero debido a que los ángeles malos siguieron a Satanás y no a Dios, tienen mucho menos poder y autoridad. El papel principal de los ángeles buenos es alabar constantemente a Dios.

La lectura de hoy nos muestra que solo el Cordero de Dios, Jesucristo es digno de abrir el Libro Sellado. Para nosotros el Libro Sellado significa los eventos de la historia y es Jesucristo quien lo tiene, no Satanás. Jesucristo es el Señor y solo El es digno de poner en movimiento los eventos de los últimos días de la historia. A Jesucristo se le representa como un cordero lo cual simboliza Su humilde sumisión a la voluntad de Dios. El cordero es la figura central de la visión de Juan. Cristo, el Cordero fue el sacrificio perfecto por los pecados de toda la humanidad.

El es el único que puede salvarnos de los terribles eventos revelados en el Libro Sellado. Jesús es también representado como un león simbolizando su autoridad y poder (Apocal. 5:5). Cristo el Cordero ganó la batalla más grande de todas derrotando a todas las fuerzas y a la muerte sometiéndose humildemente a la voluntad de Dios y muriendo en la cruz. Cristo el León es victorioso debido a lo que Cristo el Cordero ha hecho. Nosotros gozaremos los premios de la victoria no debido a nuestro poder y fuerzas sino a traves de nuestra humilde sumisión a Dios. Juan por medio de sus imágenes de Dios, nos ha mostrado que, es en el acto de someter humildemente nuestras vidas a Dios en el cual recibimos el poder de Su Espíritu Santo para hacerlo. No debemos olvidar nunca que cualquiera que se arrepienta y tenga fe es aceptado por Dios y tendrá parte en Su reino. Cuando vayas por ahí, deja que la gente vea como el fruto de la humildad brilla en tí y así verán muy claramente a traves de tí al Cordero de Dios (Juan 1:29).

 

JUAN 21:1-19

En el Evangelio de hoy Jesús le da a Pedro la comisión de alimentar a sus ovejas. Jesús se les aparece a sus discipulos cuando están pescando y los llama para que se acerquen. Es importante recordar que esos hombres estaban sumamente desilusionados por el modo en que habían ocurrido las cosas. Ellos habían seguido a un amado Mesiás que había prometido vida eterna y ahora ya se había ido. Así que ellos decidieron regresar a sus ocupaciones que tenían originalmente antes de haber oido de Jesucristo y se encontraban otra vez pescando. Sonaba medio cómico recordar las palabras de Jesús “Yo los haré pescadores de hombres.”

Cuando Jesús los llamó y les preguntó si ya habían pescado algo, ellos contestaron que no y entonces Jesús les empieza a decir a estos pescadores profesionales como deben pescar. Estas palabras deben haberles impactado con mucha fuerza. Los pensamientos que deben haber corrido por las mentes de estos hombres en la barca deben haber sido de mucho asombro y aún más de miedo. Ellos lo habían visto y sabían que estaba muerto. Habían visto las apariciones en aquella habitación de los altos pero después de eso El había desaparecido. Sin embargo obedecieron Su mandato y el resultado fue increíble. Juan tratando desesperadamente de mantener sus emociones controladas le dice a Pedro que debe ser el Señor el que les está aconsejando desde la orilla. Pedro explota y se echa al agua a nadar, gatear, correr, cualquier cosa con tal de llegar lo más pronto posible a donde estaba Jesús. Juan supo que era Jesús porque lo había visto hacer un milagro similar en el Lago de Genesaret (Lucas 5:1-11). Ya en la playa los apóstoles supieron lo que era que Jesús les cocinara y comiera con ellos.

Jesús guía a Pedro a una experiencia profunda de alivio que quitaría la nube de su negación. Pedro negó a Jesús tres veces. Tres veces Jesús le pregunta si lo ama. Cuando Pedro le contesta que sí, Jesús le dice que alimente a sus ovejas. Debes recordar que una cosa es decir que amas a Jesús y otra es la prueba real de tu voluntad de servirle. Pedro estaba arrepentido y ahora Jesús le pide que le dedique su vida. La vida de Pedro cambió cuando se dió cuenta verdaderamente de quien era Jesús. Pedro había enfrentado sus verdaderos sentimientos cuando Jesús le hace frente; nosotros también debemos hacerle frente a nuestros verdaderos sentimientos. ¿Cómo responderías hoy si Jesús te preguntara “Me amas, realmente me amas?”

 

Aplicación 

La primera lectura muestra que debemos obedecer a Dios más que al hombre. La segunda lectura revela que digno es el cordero que fue degollado por nosotros. El Evangelio muestra que el amor es una decisión, no una expresión sentimental.

Esta semana muéstrale a los que están a tu alrededor que obedeces la ley de Dios con tus acciones, tus palabras y aún más con tus pensamientos. Demuéstrale a tu familia la humildad del Cordero de Dios que vive en ti por medio de tus actos de amabilidad y gentileza hacía ellos. Puedes demostrar que realmente amas a Jesús alimentando a sus ovejas en tu propia casa. Puedes hacer esto guiándolos en la oración, la lectura de las escrituras, compartiendo en la iglesia y en la adoración a traves de los sacramentos.

 

THIRD SUNDAY IN EASTER (May 5th) – CYCLE C

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY

by Deacon Ken and Marie Finn

BEFORE YOU BEGIN:

Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.

“THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.” (JOHN 14:26)

 

FIRST DAY Reread last week’s readings.

  1. What was a helpful or new thought from the readings or from the homily you heard on Sunday?

 

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY          READ ACTS 5:27-32, 40-41      FIRST READING

(“We must obey God rather than men.”)

  1. Who was brought in and made to stand before the Sanhedrin?   Who questioned them? Acts 5:17-18, 27

 

  1. What strict orders were the apostles given, and with what did they fill Jerusalem? Acts 5:28

 

  1. Whose name were they told not to speak about and what did Peter and John say was impossible? Acts 4:18-20

 

  1. What did Peter and the apostles say?   Acts 5:29

 

  1. Who raised Jesus, and what did the apostles say they did to him?   Acts 5:30

 

  1. Why did God exalt Jesus at his right hand as leader and Savior?   Acts 5:31

 

  1. What do you receive when you repent? Acts 2:38

 

  1. Who is given the Holy Spirit?   Acts 5:32

 

  1. What happened to the apostles, and what were they told?   Acts 5:40

 

  1. How did the apostles leave the Sanhedrin, and for what reason did they leave that way? Acts 5:41

 

Personal – In what way have you gone against the authorities in order to obey God rather than men?   In what way have you spoken in the name of Jesus to your family, friends, co-workers or classmates?

 

 

THIRD DAY            READ REVELATION 5:11-14       SECOND READING

(“Worthy is the Lamb that was slain to receive power and riches…”)

  1. Who looked again and what did he hear and see?  Revelation 1:1-2, Revelation 5:11

 

  1. As the angels cried out in a loud voice, who did they say was worthy and what did he receive? Revelation 5:12

 

  1. What did John the Baptist call Jesus?   John 1:29

 

  1. How can we receive power and riches?   Acts 1:8,  Matthew 6:33

 

  1. How do we receive wisdom and strength?   James 1:5,  Philippians 4:13

 

  1. Who is not worthy of Jesus?   Matthew 10:37-38

 

  1. Who was heard crying out, and from where? Revelation 5:13

 

  1. Whose knee should bend at the name of Jesus?   Philippians 2:10

 

  1. Who should receive blessing, honor, glory, and might forever and ever?   Revelation 5:13

 

  1. What did the four living creatures answer, and what did the elders do?   Revelation 5:14

 

Personal – What has made you worthy to bear the name Christian? How do you find your self-worth? Revelation 5:12 and meditate on it.

 

 

FOURTH DAY              READ JOHN 21:1-19                GOSPEL

(“Simon, son of John, do you love me?”)

  1. To whom did Jesus reveal himself, and what were they doing?  John 21:1-3

 

  1. What time of day was Jesus standing on the shore and what did the disciples not realize?   John 21:4

 

  1. What did Jesus call the disciples, what did he say to them,  and what was their reply? John 21:5

 

  1. What did Jesus tell them, what happened as a result of their doing what he asked, and who recognized the Lord?

John 21:6-7

 

Personal – What has God asked of you, and what has been the result?

 

  1. What did the disciples see on shore, what did Jesus say to them, and what did Simon Peter do? John 21:8-11

 

  1. What did Jesus say to them, what did the disciples not dare to ask, what did Jesus do, and how many times was

this that Jesus revealed himself to them since his resurrection? John 21:12-14

 

  1. When they had finished breakfast, what did Jesus ask Simon Peter, what was his response, and what did Jesus

tell him to do?   John 21:15

 

  1. What was Peter’s response the second and third time Jesus asked him if he loved him, and what did he tell him to do? John 21:16-17

 

  1. What did Jesus say would happen to Peter and what did this signify?   John 21:18-19

 

  1. What did Jesus tell Peter to do?   John 21:19

 

  1. Why should you follow in Jesus’ footsteps?   1 Peter 2:21

 

Personal – What have you done to show your love for Jesus? Who in your family, friends, work associates, or schoolmates have been fed by you this week?

 

 

FIFTH DAY          READ PSALM 30:2, 4-6, 11-13

(“I will extol you, O Lord, for you drew me clear.”)

Read and meditate on Psalm 30:2, 4-6, 11-13.

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?

 

 

How can you apply this to your life?

 

 

SIXTH DAY          READ ALL OF THE COMMENTARY

ACTS 5:27-32, 40-41

We see in today’s reading God’s power working through a group of men. We might do well to ask ourselves what would we do if we were threatened by powerful leaders and faced imprisonment for talking about God. These men were beaten, arrested, and jailed and still went back to preaching God’s Holy Word when they were released.

When we are convinced of the power of Christ’s resurrection and have experienced the presence of his Holy Spirit, then we too will have the confidence to speak out for Christ.

The temple was a very busy place and many people stopped there to pray and worship at sunrise. These were the people the apostles met with the “Good News.” Today in our own marketplaces there is a tendency to keep our religion a private affair between us and our God. It is very difficult to see Christian people turn their eyes away from acts of wrongdoing because they “do not want to get involved.” Today we are experiencing a great amount of evil that is allowed to continue because the fear of man is greater than the fear of the Lord.

The apostles knew that the penalty for speaking out in the name of Jesus could mean death for them. The apostles knew their priorities. We should always try to keep peace with everyone (Romans 12:18), but conflict with the world and its authorities is sometimes inevitable for a Christian (John 15:18). There will be situations where you cannot obey both God and man, such as accepting the practice of abortion. Then you must obey God and trust in his word and not in man’s word or law.

Jesus himself encourages us to follow him in his own words: What happiness it is when others hate you and exclude you and insult you and smear your name because you are mine! When that happens, rejoice!   Yes, leap for joy! For you will have a great reward awaiting you in heaven (Luke 6:22-23). We are called to live as Christ has asked, sharing our faith no matter what the cost. We may not be beaten or thrown into jail, but we may be ridiculed, ostracized, or slandered.

To what extent are you willing to suffer for the sake of sharing the Gospel with others?

 

REVELATION 5:11-14

     As Catholic Christians, we have been taught that angels are spiritual beings created by God, who help carry out his work on earth. In some instances they are messengers (Luke 1:26) and in others, they protect God’s people (Daniel 6:23). The angels offer encouragement (Genesis 16:7), and give guidance (Exodus 14:9). There are both good and evil angels (Revelation 12:7-9), but because the evil angels follow Satan and not God, they have much less power and authority. The main role of the good angels is to offer continuous praise to God.

Today’s reading shows us that only the Lamb of God, Jesus Christ, is worthy to open the scroll. The scroll signifies for us the events of history and it is Jesus Christ who holds it, not Satan. Jesus Christ is Lord, and he alone is worthy to set into motion the events of the last days of history. Jesus Christ is pictured as a lamb which symbolizes his humble submission to God’s will. It is the lamb that becomes the focus in John’s vision. Christ, the Lamb, was the perfect sacrifice for the sins of all mankind. He alone is the only one who can save us from the terrible events revealed by the scroll.

Jesus is also pictured as a lion symbolizing his authority and power (Revelation 5:5). Christ the Lamb won the greatest battle of all, defeating all the evil forces and death, by submitting humbly to God’s will and dying on the cross. Christ the Lion is victorious because of what Christ the Lamb has already done.

We will enjoy the rewards of victory not because of our power and might, but through our humble submission to God. John, through his images of God, has shown us that it is in the act of humbly submitting our lives to God that we receive the power of God’s Holy Spirit to do it. We must never forget that anyone who comes in repentance and faith is accepted by God and will be part of his kingdom. Wherever you go, let people see the fruit of humility shine in you and people will see in you, very clearly, the Lamb of God (John 1:29).

 

JOHN 21:1-19

     In today’s Gospel Jesus commissions Peter to feed his flock. Jesus appears to the disciples while they are fishing and calls out to them. It is important to remember that these men were tremendously disappointed in the way events had turned out. They had followed a loving Messiah who promised eternal life and now was gone. They decided to go back to doing what they originally did before they heard of Jesus Christ, and that was fishing. It seemed almost comical to recall Jesus’ words, “I will make you fishers of men.”

When Jesus called out to them and asked if they had caught any fish yet, they said no, and Jesus proceeded to tell these professional fishermen how to fish. These words must have struck them with tremendous force. The thoughts that must have been racing through the minds of these men in the boat must have been awesome and even fearful. They had seen him, they knew him to be dead, and there had been those appearances in the Upper Room; but then he disappeared. They obeyed his command and the result was incredible. John, trying desperately to keep his emotions under control, said to Peter that it must be the Lord on the shore giving the advice.

Peter explodes and jumps into the water to swim, crawl, run, anything to get to Jesus as soon as he can. John knew it was Jesus because he saw him do a similar miracle on Lake Genneserat (Luke 5:1-11). There on the beach, the apostles experience Jesus cooking for them and eating with them.

Jesus leads Peter through the tremendous healing experience that removed the cloud of his denial. Peter denied Jesus three times, and three times Jesus asked Peter if he loved him. When Peter answered yes, Jesus told him to feed his sheep. You need to remember it is one thing to say that you love Jesus, but the real test is your willingness to serve him. Peter had repented and now Jesus asked him to commit his life. Peter’s life changed when he finally realized who Jesus was. Peter had faced his true feelings when confronted by Jesus, and we have to confront our true feelings too.

How would you respond today if Jesus asked you, “Do you love me, do you really love me?”

 

Application

The first reading shows that we must obey God rather than man. The second reading reveals worthy is the lamb that was slain for us. The Gospel shows love is a decision, not a sentimental expression.

This week, show those around you that you are in obedience to God’s law by your actions, your words, and even in your thoughts. Show your family the humility of the Lamb of God that resides in you by your acts of kindness and gentleness towards them. You can show that you really love Jesus by feeding the sheep in your own household. You can do that by leading them in prayer, scripture readings, church fellowship, and worship through the sacraments.

 

Lectio Divina – 3rd Sunday of Easter (May 5th) – Cycle C

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:  Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN 

READ, REFLECT AND WRITE – John 21:1-19 At that time, Jesus revealed himself again to His disciples at the sea of Tiberias. He revealed Himself in this way. Together were Simon Peter, Thomas called Didymus, Nathanael from Cana in Galilee, Zebedee’s sons, and two others of His disciples. Simon Peter said to them, “I am going fishing.” They said to Him, “We also will come with you.” So they went out and got into the boat, but that night they caught nothing. When it was already dawn, Jesus was standing on the shore; but the disciples did not realize that it was Jesus. Jesus said to them, “Children, have you caught anything to eat?” They answered Him, “No.” So He said to them, “Cast the net over the right side of the boat and you will find something.” So they cast it, and were not able to pull it in because of the number of fish. So the disciple whom Jesus loved said to Peter, “It is the Lord.” When Simon Peter heard that it was the Lord, He tucked in His garment, for He was lightly clad, and jumped into the sea. The other disciples came in the boat, for they were not far from shore, only about a hundred yards, dragging the net with the fish. When they climbed out on shore, they saw a charcoal fire with fish on it and bread. Jesus said to them, “Bring some of the fish you just caught.” So Simon Peter went over and dragged the net ashore full of one hundred fifty-three large fish. Even though there were so many, the net was not torn. Jesus said to them, “Come, have breakfast.” And none of the disciples dared to ask Him, “Who are you?” because they realized it was the Lord. Jesus came over and took the bread and gave it to them, and in like manner the fish. This was now the third time Jesus was revealed to His disciples after being raised from the dead.

When they had finished breakfast, Jesus said to Simon Peter, “Simon, son of John, do you love me more than these? Simon Peter answered Him, “Yes, Lord, you know that I love you.” Jesus said to Him, “Feed my lambs.” He then said to Simon Peter a second time, “Simon, son of John, do you love me?” Simon Peter answered Him, “Yes, Lord, you know that I love you.” Jesus said to Him, “Tend my sheep.” Jesus said to him the third time, “Simon, son of John, do you love me?” Peter was distressed that Jesus had said to him a third time, “Do you love me?” and he said to him, “Lord, you know everything; you know that I love you.” Jesus said to him, “Feed my sheep. Amen, amen, I say to you, when you were younger, you used to dress yourself and go where you wanted; but when you grow old, you will stretch out your hands, and someone else will dress you and lead you where you do not want to go.” He said this signifying by what kind of death he would glorify God. And when he had said this, he said to him, “Follow me.”

What is the Lord personally saying to you?    

 

 

 

 

What does the Lord personally want you to do?

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA (April 28th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                        HECHOS 5:12-16                                  PRIMERA LECTURA 

(“Muchas señales y prodigios se hicieron en el pueblo…”)

  1. ¿De qué modo ocurrieron muchas señales y prodigios? Hechos 5:12

 

  1. ¿De dónde vino el poder para realizar estas señales y prodigios? Hechos 1:8

 

  1. ¿A quién se le dió este poder? Hechos 2:38-39

 

  1. ¿En qué concepto tenía la gente a los apóstoles? Hechos 5:13

 

  1. ¿Qué hacían grán número de hombres y mujeres? Hechos 5:14

 

  1. ¿En qué dijeron los apóstoles que muchos creían? Hechos 4:4

 

  1. Cómo resultado de que la gente creía y eran cada vez más en número, ¿qué hicieron y a dónde llevaron a los enfermos? Hechos 5:15

 

  1. ¿Qué pasó con los enfermos y con los atormentados por espíritus malos?   Hechos 5:15-16

 

  1. Lee las siguientes Escrituras y dí con que se consigue el sanar.

Marcos 5:34, Lucas 18:42 y Hechos 14:9

 

  1. Lee las siguientes Escrituras y dí quienes fueron sanados:

Mateo 8:16 ________________________, Mateo 12:15 ____________________________,

Marcos 6:56 _______________________, y Hechos 5:16 ___________________________

 

Personal – ¿De qué manera ves señales y maravillas sucediendo en tu propia casa? ¿En qué necesitan ser sanados tú, los de tu familia, amigos y compañeros de trabajo? ¿Qué creés que será lo que traerá el alivio? Medítalo y comparte tus ideas con alguien.

 

TERCER DIA                                                 APOCALIPSIS 1:9-13, 17-19                       SEGUNDA LECTURA 

(“… el Primero y el Ultimo. Yo soy el que vive.”)

  1. ¿En que isla se hallaba Juan? Apocalipsis 1:9

 

  1. Busca esa isla en un mapa bíblico.

 

  1. ¿Con quién compartía Juan y cuáles eran las tres cosas que compartía con ellos? Apocalipsis 1:4, 9

 

  1. ¿Por qué fue Juan enviado a la isla de Patmos? Apocalipsis 1:9

 

Personal – ¿De qué modo te has sentido aislado debido a que has proclamado la Palabra de Dios y por atestiguar por Jesús?

 

  1. En el día del Señor Juan oyó algo. ¿Qué fué y qué dijo? Apocalipsis 1:10-11

 

  1. ¿Para qué volteó Juan y que vió? Apocalipsis 1:12-13

 

  1. ¿Qué sostenía en Su mano derecha y que salió de Su boca? Apocalipsis 1:16

 

  1. ¿Cuando Juan lo vió qué hizo este? Apocalipsis 1:17

 

  1. ¿Qué le dijo a Juan? Apocalipsis 1:17-19

 

  1. ¿Qué le dijo cuando vió la visión, qué vé ahora y qué verá en el tiempo por venir? Apocalipsis 1:19

 

Personal – ¿Cuáles son algunos pensamientos o visiones que has tenido de los cuales podrías escribir ahora? ¿Cómo te ayudaría escribir un diario acerca de tus pensamientos espirituales cada noche para tu viaje por esta vida?

 

CUARTO DIA                                                             JUAN 20:19-31                                                      EVANGELIO 

(“Benditos son los que creen sin haber visto.)

  1. ¿En la noche del primer día de la semana quién se apareció a los discipulos, qué le hicieron a la puerta y por qué razón? Juan 20:19

 

  1. ¿Qué les dijo, que les mostró y cuál fue su reacción? Juan 20:19-20

 

  1. ¿Qué les dijo una vez más? Juan 20:21

 

Personal – Reflexiona en las areas en las que no tengas paz. Deja de hacerlo y pregúntale al Espíritu Santo si es en alguna area en la que te esté mandando hacer algo, ó a traves de la cual te esté hablando ó es algo que estás haciendo por tí mismo.

 

  1. ¿En el verso 22 de Juan 20 qué hizo y qué les dijo Jesús a sus discípulos?

 

  1. ¿Qué debemos hacer para recibir al Espíritu Santo? Hechos 2:38

 

  1. ¿Si les perdonas los pecados a los hombres que les pasará y si los retienes que sucederá? Juan 20:23

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Pedro en Mateo 16:19?

 

  1. Leé Mateo 18:18; ¿qué dice acerca de atar y desatar?

 

  1. ¿Quién estaba ausente cuando Jesús vino a ver a los discípulos, que le dijeron a éste después y cuál fue su respuesta? Juan 20:24-25

 

  1. ¿Qué pasó una semana después? ¿Cuál fue el saludo? ¿Qué le dijo Jesús a Tomás y cuál fue la respuesta de este? Juan 20:26-28

 

  1. ¿Quién dice Jesús que son los benditos? Juan 20:29

 

  1. ¿Qué hizo Jesús; y por qué ha sido escrito esto? Juan 20:30-31

 

  1. ¿Dónde encuentras la vida? Juan 14:6 y Juan 20:31. Escribe lo que dice Juan 14:6

 

Personal – ¿En qué areas de la vida has puesto tus metas (instrucción, trabajo, deportes, entretenimientos? ¿Cómo puedes centrarte más en lo que verdaderamente llena (Jesús) en la vida, más de lo que éstas haciendo en el presente?

 

QUINTO DIA                                        LEE EL SALMO 118:2-4,13-15, 22-24 

(“La piedra que los constructores rechazaron llegó a ser la piedra angular.)

Leé y medita el Salmo 118:2-4, 13-15, 22-24.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                       HECHOS 5:12-16

Era otra vez como en los tiempos de Jesús en Galilea, muchos eran sanados por los apóstoles. Por esa razón las autoridades Judías estaban muy celosas de su enorme influencia. Pero nada ni amenazas, ni prisión, ni latigazos eran armas suficientes para resistir al poder de Dios. Los apóstoles demostraron un poder casi ilimitado para sanar. El alivio era tan espectacular que parecía casi mágico. Pedro compara algunos artículos como el pañuelo de Pablo (Hechos 19:12) con la orilla del manto de Jesús (Mateo 9:20). Pedro a Pablo con su pañuelo (Hechos 19:12) y a la orilla del manto de Jesús (Mateo 9:20). Pero Pedro muy cuidadosamente les aclara que su poder de sanar viene de Dios en el nombre de Jesús (Hechos 3:12-16).

Todavía hoy, hay muchos que dudan de que Dios realmente sana a su pueblo. ¿Dónde esta la gente como Pedro, Pablo y los otros apostóles? ¿Por qué está la gente tan poco dispuesta a pedir por el alivio? Vemos en la Escritura de hoy un alto sentido de esperanza en la gente. Los vemos traer a sus enfermos a las calles creyendo que el alivio sería recibido. Nosotros debemos tener esa esperanza en nuestras vidas, y el poder sanador de Dios explotará así como en los tiempos de la Escritura. Necesitamos caer de rodillas y arrepentirnos de nuestro pecado de incredulidad y dejar a Dios sanarnos a traves de Sus señales y milagros. Vemos gente como San Francisco de Asís, la Madre Teresa y muchos Cristianos llenos del Espíritu y esperanzados, que con toda confianza llaman al poder sanador de Dios mediante su toque amoroso a los pobres. Sus poderes para sanar fueron dados a todos los que profesaban que El era el Señor, y como dice la Escritura, todo aquel que lo llamó fue aliviado. Su poder sanador está vivo hoy en día a través de Su Palabra, la Eucaristía y el toque amoroso de Sus hijos. El dió el alivio ayer, lo dá hoy y lo dará siempre.

Fue una práctica muy común entre los grupos el juntarse para enseñar y discutir en los patios de los edificios públicos. Los discípulos escuchaban a sus maestros en los patios del Templo. Los Cristianos se reunían en el pórtico de Salomón; pero como conocían las hostilidades que las autoridades tenían hacía ellos, muchos se mantenían a distancia. Algunos Judíos tenían miedo de unirseles pues estaban en desafío directo a la orden del Sanedrin, capítulo cuatro de los Hechos de los Apóstoles. Debido al destino de Ananias y su mujer (Hechos 5:1-11), los que querían seguir a Cristo debían evaluar seriamente el costo de ser discípulos.

 

APOCALIPSIS 1:9-13, 17-19

El Apocalipsis nos revela que Juan era un líder de la iglesia bien conocido en las siete iglesias de Asia Menor. Las iglesias estaban localizadas a una distancia de 50 millas una de otra y formaban un círculo en lo que hoy se conoce como Turquía. Estas iglesias eran como centros postales y aparentemente el libro del Apocalipsis fue enviado a cada una de estas siete iglesias.

Los Cristianos estaban entrando en una época de persecusión y Juan mismo, fue enviado a la Isla de Patmos, la cual era una penitenciaría de esa colonia Romana. En esa época las autoridades romanas estaban empezando a forzar el culto de adorar al emperador. Los Cristianos que sostenían que Cristo y no César era el Señor se encontraban con una hostilidad creciente. El mismo Juan fue exhiliado por proclamar la Palabra de Dios y el testimonio de Jesús (vers. 9).

Juan escribió a los creyentes que resistieran con lealtad a esas demandas de adorar al emperador. Juan es animado para que escriba sobre lo que sucedía actualmente y lo que iba a pasar. Nosotros también necesitamos escribir, leer y reflexionar en lo que el Señor nos está diciendo diariamente. Como Juan, estamos llamados a esparcir la Palabra de Dios y el testimonio de Jesús. Debemos escribir en nuestro diario esos pensamientos inspirados por el Espíritu Santo. También necesitamos resistir como Juan la idolatría del mundo de hoy. Los dioses del dinero, poder, sexo y los medios de comunicación son muy poderosos y demandan que se les dé todo el tributo. Quizá como Juan, también estemos llamados a pagar el precio de creer en Jesucristo. Jesús nos dice que vayamos adelante y hagamos discípulos en todas las naciones (Mateo 28:16-20). Jesús le dió a Juan la grán comisión; el respondió y nosotros también debemos responder de la misma manera.

 

JUAN 20:19-31

Hay una historia acerca de una tribu primitiva de la jungla en SudAmerica la cual tenía como el miembro más importante a alguien llamado “El que guarda la llama.” El fuego entre esta gente primitiva era algo precioso y empezar un fuego tomaba largas horas. Mantenerlo vivo era más fácil. Era un trabajo muy importante para el que guardaba la llama, el añadir madera al fuego en la noche y estar seguro de que nunca se apagara. En el evangelio de hoy vemos la aparición final de Jesús y ésta era para preparar a los discípulos para que continuaran con Su ministerio aquí en la tierra. Las palabras finales a sus seguidores eran basicamente palabras que los iban a preparar para ser los “guardadores de la llama.”

Jesús se aparece a este pequeño grupo de hombres asustados en el cuarto de los altos. Los encuentra en la obscuridad de la desilusión y la desesperación. Jesús los saluda “La Paz sea con ustedes” (Juan 20-19). Cuánto necesitaban oir esas palabras suyas. En ningún lugar de Jerusalén esa noche hubo un grupo de hombres más asustados que ellos.

Jesús saca a sus discípulos de la desesperación recordándoles un hecho fundamental “así como el Padre me envió a mi, Yo los envió a ustedes” (Juan 20:21). Lo que Jesús les está diciendo es que “necesita que ellos continuen el trabajo que Yo empezé.” Aunque lo verán irse y ascender a los cielos, el fuego iniciado con Su vida, muerte y resurrección no deberá extinguirse. El seguirá enseñando, predicando, sanando y salvando a la humanidad y todo esto lo hará a traves de sus “guardadores de la llama.” Su nuevo cuerpo estará compuesto de creyentes y ellos vendrán a ser las manos, pies, corazón y vida de Cristo sobre la tierra.

¿Y, qué hay de nosotros? ¿Continúa el mensaje y la misión de Jesús en nuestro mundo? ¿Estamos cumpliendo la misión que se le encargó a ese pequeño grupo de hombres que siguieron a Jesús de Nazaret? ¿Cuál es nuestro encargo? La respuesta a estas preguntas requiere una mirada más de cerca a la aparición Pascual de Jesús. Encontrarse con su Salvador Resucitado transformó a once asustados apóstoles en valientes “guardadores de la llama.” El secreto de su poder es también nuestro secreto y ese es la paz que El dá, una paz de mente y de corazón.

El poder es el Espíritu Santo, La Paz de Cristo y la Grán Comisión. El nos dá el poder para cumplir su mision dándonos lo que más necesitamos “Su presencia viva en nuestra vida.” Hay cuatro cosas que debemos estar listos para hacer en un momento como “guardadores de la llama” orar, predicar, dar nuestro testimonio y morir. La misión de nuestro Señor Jesucristo es nuestra y debemos estar listos para hacer lo que El ha hecho.

 

Aplicación 

La primera lectura muestra a Jesús como el sanador de ayer, hoy y siempre. La segunda muestra que como Juan, nosotros estamos también llamados a esparcir la Palabra de Dios por todos lados. El Evangelio nos dice que estamos llamados a ser “guardadores de la llama.”

Para ser “un guardador de la llama en tu familia, tienes que tomar la responsabilidad de asegurarte de que el fuego no se extinga. Lo puedes hacer con tu vida de oración, guiando a tu familia en las Escrituras, participando en tomar los sacramentos con ellos, animándoles a que den su vida a Cristo y dejándolos ver en tus acciones que tú eres realmente un “guardador de la llama.”

 

SECOND SUNDAY OF EASTER (April 28th) – CYCLE C

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY

by Deacon Ken and Marie Finn

 

BEFORE YOU BEGIN: 

Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.

“THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.” (JOHN 14:26)

 

FIRST DAY Reread last week’s readings. 

  1. What was a helpful or new thought from the readings or    from the homily you heard on Sunday?

  

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY              READ ACTS 5:12-16          FIRST READING 

    (“Many signs and wonders were done among the people….”) 

  1. By what means did many signs and wonders occur? Acts 5:12

  

  1. From where did the power to perform these signs and wonders   come? Acts 1:8    

  

  1. This power has been passed on to whom?   Acts 2:38-39

  

  1. In what regard do the people place the apostles? Acts 5:13

  

  1. What did men and women in great numbers do? Acts 5:14

  

  1. What did the apostles say that they came to believe?     Acts 4:4

  

  1. As a result of people believing and being added to their number, what did they do, and where did they bring the sick? Acts 5:15

  

  1. What happened to the sick and those disturbed by unclean spirits? Acts 5:15-16

  

  1. Read the following Scriptures and tell what constitutes healing: Mark 5:34 – Luke 18:42 – Acts 14:9

  

  1. Read the following Scriptures and tell who was healed:

      Matthew 8:16 –           Matt. 12:15 –

     Mark 6:56 –              Acts 5:16 –

  

Personal – In what way do you see signs and wonders occurring in your home? In what way do you, your family, friends, and co-workers need healing? What do you think will bring about a healing?   Meditate on this and then share it with someone.

 

 

THIRD DAY        READ REVELATIONS 1:9-13, 17-19   SECOND READING

         (“the first and the last and the one who lives”)

  On what island did John find himself? Revelation 1:9

  

  1. See if you can find this island on a Bible map.

  

  1. With whom does John share and what three things does he share with them? Revelation 1:4, 9

  

  1. Why was John sent to the island Patmos? Revelation 1:9

  

Personal – In what way have you ever felt deserted or isolated for proclaiming God’s word and for having borne witness to Jesus?

 

  1. On the Lord’s day John heard something. What was it, and what did it say?   Revelation 1:10-11

  

  1. For what did John turn around, and what did he see?    Revelation 1:12-13

  

  1. What did he hold in his right hand and what came out of his mouth? Revelation 1:16

  

  1. When John caught sight of him, what did he do?    Revelation 1:17

  

  1. What did he say to John? Revelation 1:17-19

  

  1. What did he tell him to do when he sees a vision, what he sees now, and what he will see in time to come? Rev.1:19

 

Personal – What were some thoughts or visions you had today that you could write down? How can writing your spiritual thoughts in a journal each night help you in your journey through life?

 

 

FOURTH DAY             READ JOHN 20:19-31                GOSPEL

      (Blest are they who have not seen and have believed.)

  1. On the evening of the first day of the week who appeared to the disciples, what did they do to the door, and for what reason? John 20:19    

  

  1. What did he say to them, what did he show them, and what was their reaction?   John 20:19-20        

  

  1. What did he say again to them? John 20:21

  

Personal – Reflect on areas in which you do not have peace. Stop what you’re doing in that area and ask the Holy Spirit if it is an area that he is sending you or speaking through you, or is it an area of your own doing?

  

  1. In Verse 22 of John 20, what did Jesus do and say to the disciples?

         

  1. What must we do to receive the Holy Spirit?   Acts 2:38

  

6    If you forgive men’s sins, what will happen to them; and if you retain them, what will happen? John 20:23

  

  1. What did Jesus say to Peter in Matthew 16:19?

  

  1. Read Matthew 18:18; what does it say about binding and loosing?

  

  1. Who was absent when Jesus came to the disciples, what did they keep telling him, and what was his answer?     John 20:24-25

  

  1. What happened a week later, what was the greeting, what did Jesus say to Thomas, and what was his response?      John 20:26-28

  

  1. Whom did Jesus say are the blessed? John 20:29

  

  1. What did Jesus do, and why have these been recorded?      John 20:30-31

  

  1. Where do you find your life? John 14:6 and John 20:31    Write out John 14:6.

  

Personal – What areas of life (education, job, athletics, hobbies, etc.) have you been pursuing? In what way can you focus more on the true fulfillment (Jesus) in life rather than on what you have been doing?

 

 

FIFTH DAY       READ PSALM 118:2-4, 13-15, 22-24

 (The stone which the builders rejected has become the cornerstone.)

 Read and meditate of Psalm 118:2-4, 13-15, 22-24. 

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?

 

How can you apply this to your life?

 

 

SIXTH DAY          READ ALL OF THE COMMENTARY 

               ACTS 5:12-16 

   It was like in the days of Jesus in Galilee all over again, so many were being healed by the apostles. No wonder the Jewish authorities grew jealous of their enormous influence. But threats, imprisonment, even the lash are no weapons with which to resist the power of God. The apostles demonstrated an almost unlimited amount of healing power. The healing was so spectacular that it seemed almost like magic. Peter parallels such items as Paul’s handkerchief (Acts.19:12) and the edge of Jesus’ cloak (Mt. 9:20). But Peter very carefully tells all that his healing power comes from God in Jesus’ name (Acts 3:12-16). 

     Today, many wonder if God really heals his people. Where are the people like Peter, Paul, and the other apostles? Why are people so reluctant to reach out and call for a healing? We see in today’s Scripture a high sense of expectancy by the people. We see them bringing their sick out into the streets and believing that a healing was going to take place. We need to bring that expectancy into our lives, and God’s healing power will explode today just as it did in the Scriptures. We need to fall on our knees and repent of our sin of unbelief and let God heal us through his signs and wonders.  

     We see people like St. Francis of Assisi, Mother Teresa, and many Spirit-filled expectant Christians today who confidently call forth God’s healing power through their loving touch to the poor. His healing power was given to all who professed that He was Lord and, as in Scripture, everyone who called on Him was healed. His healing power is alive today through His Word, Eucharist, and the loving touch of His children. He is the healer yesterday, today, and forever.    

     It was common practice for groups to meet for teaching and discussion in the courts of the public buildings. Disciples listened to their teachers in the courts of the Temple. The Christians met in Solomon’s Porch; but knowing the authorities’ hostilities toward them, many kept their distance. Some Jews were afraid to join the meetings because they were in direct defiance of the Sanhedrin’s order as seen in chapter four of Acts.  

     Because of the fate of Ananias and his wife (Acts 5:1-11), those who want to follow Christ should seriously evaluate the cost of discipleship.

 

 

REVELATION 1:9-13, 17-19 

     Revelation shows us that John was a church leader who was well known to the seven churches in Asia Minor. The churches were located about 50 miles apart and formed a circle in what today is known as Turkey. These churches were like postal centers, and the entire book of Revelation apparently was sent to each one of the seven churches. 

     The Christians were entering a time of persecution and John, himself, was sent to the Island of Patmos which was a Roman penal colony. Roman authorities at this time were beginning to enforce the cult of emperor worship. Christians who held that Christ, not Caesar, was Lord faced great hostility. John, himself, was exiled for proclaiming the Word of God and the testimony of Jesus (v.9).  

     John wrote to the believers to resist staunchly the demands of emperor worship. John is also encouraged to write about what is current and what is to happen. We also need to write, read, and reflect on what the Lord is saying to us in our daily living. Like John, we are called to spread the word of God and testimony of Jesus. We need to write in our journal those daily inspirational thoughts that come from the Holy Spirit. We also need to stand up like John did to the idolatry of today’s world.  

     The gods of money, power, sex, and the media are very powerful and demand full tribute. We, like John, may be called upon to pay the price for our belief in Jesus Christ. Jesus tells us to go forth and make disciples of all nations (Mat. 28:16-20). Jesus gave John the great commission; he responded, and we are called to make the same response.  

 

 

JOHN 20:19-31 

     There is a story told about a primitive South American jungle tribe that had as its most important member someone who was called “A keeper of the flame.” Fire among this primitive people was a precious commodity and to start a fire often took long hours. Keeping the flame going was much easier. It was the very important task of the flame keeper to add wood to the fire at night and to be sure the fire never went out. In today’s Gospel we see Jesus’ final appearance was to prepare the disciples to continue to carry on his earthly ministry. His final words to his followers are basically words that will equip them to be “keepers of the flame.” 

     Jesus appeared to this small group of frightened men gathered in the upper room. He found them in the darkness of despair. Jesus greeted them, “Peace be unto you” (John 20:19). Oh, how they needed to hear those words from him. A more frightened group of men could not be found anywhere in Jerusalem that night. 

     Jesus startled his disciples out of their despair by reminding them of a fundamental fact: “As the Father has sent me, I am sending you” (John 20:21). Jesus is saying, ” I need you to continue the work that I started.”   Even though he would be seen leaving to ascend to heaven, the fire started by his life, death, and resurrection must not be extinguished. He must continue to teach, preach, heal, save mankind, and he will do it through his “keepers of the flame.”   His new body will be composed of believers, and they will become Christ’s hands, feet, heart, and life upon the earth. 

     And what about us? Is the message and mission of Jesus continuing in our world? Are we fulfilling the mission entrusted to the small group of men who followed Jesus of Nazareth? What is our calling? The answer to these questions requires a closer look at this Easter appearance of Jesus. Meeting their Resurrected Savior transformed eleven terrified apostles into courageous “keepers of the flame.” The secret of their power is also our secret, and that is the peace of mind and heart.  

     The real power is the Holy Spirit, who gives us the Peace of Christ, and sends us out to fulfill the Great Commission. He gives us the power to fulfill this mission by giving us what we need most, “His living presence in our life.” There are four things we must be ready to do in a moment as “keepers of the flame”: pray, preach, give our testimony, and die. The mission of our Lord, Jesus Christ, is ours; and we must be ready to do what he has done also.  

 

Application 

     The first reading shows that Jesus is the healer yesterday, today, and forever. The second reading shows that like John, we are called to spread the Word of God everywhere. The Gospel tells us that we are called to be “keepers of the flame.” 

     To be a “keeper of the flame” in your family, you must take on the responsibility of making certain that the fire does not go out. You can do this by your prayer, leading your family in Scripture, attending the sacraments with them, encouraging them to give their lives to Christ, and letting them see in your actions that you are a real “keeper of the flame.”

Lectio Divina – 2nd Sunday of Easter (Divine Mercy Sunday – April 28th)

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN 

READ, REFLECT AND WRITE   John 20:19-31 – On the evening of that first day of the week, when the doors were locked, where the disciples were, for fear of the Jews, Jesus came and stood in their midst and said to them, “Peace be with you.” When he had said this, he showed them his hands and his side. The disciples rejoiced when they saw the Lord. Jesus said to them again, “Peace be with you. As the Father has sent me, so I send you.” And when he had said this, he breathed on them and said to them, “Receive the Holy Spirit. Whose sins you forgive are forgiven them, and whose sins you retain are retained.”

Thomas, called Didymus, one of the Twelve, was not with them when Jesus came. So the other disciples said to him, “We have seen the Lord.” But he said to them, “Unless I see the mark of the nails in his hands and put my finger into the nailmarks and put my hand into his side, I will not believe.”

Now a week later his disciples were again inside and Thomas was with them. Jesus came, although the doors were locked, and stood in their midst and said, “Peace be with you.” Then he said to Thomas, “Put your finger here and see my hands, and bring your hand and put it into my side, and do not be unbelieving, but believe.” Thomas answered and said to him, “My Lord and my God!” Jesus said to him, “Have you come to believe because you have seen me? Blessed are those who have not seen and have believed.”

Now, Jesus did many other signs in the presence of his disciples that are not written in this book. But these are written that you may come to believe that Jesus is the Christ, the Son of God, and that through this belief you may have life in his name.

What is the Lord personally saying to you?

 

What does the Lord personally want you to do?

DOMINGO DE PASCUA (April 21st) – CICLOS C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA             LEE HECHOS 10:34, 37-43                         PRIMERA LECTURA 

(“Hemos bebido y comido con El después de Su resurrección de la muerte.”)

  1. ¿A quién se dirigía Pedro? ¿Qué les dijo? Hechos 10:24-28, 34-35

 

  1. ¿Cómo describe Deut. 10:17 a Dios y cuáles son las tres cosas que no hace El? 2 Crónicas 19:7

 

  1. ¿Porqué razón Dios no tiene favoritos? Job 34:19 y Sabiduría 6:7

 

Personal – ¿De qúe manera muestras parcialidad con tus hijos, amigos, y compañeros de trabajo? Pasa un tiempo solo con el Señor, arrepiéntete de tus pecados y pide al Señor su ayuda para poder ver a los demás a través de sus ojos.

 

  1. ¿Qué se decía de Jesús de Nazareth por toda Judea? ¿Dónde comenzó y con qué? Hechos 10:37-38

 

  1. ¿Quién ungió a Jesús, y quién ungió a Pablo, Silvano y Timoteo? Hechos 10:38 y 2 Cor 1:21-22

 

  1. ¿Qué dos cosas hacía Jesús y quién estaba con El? Hechos 10:38

 

  1. ¿De qué son testigos, qué le hicieron finalmente a El y qué hizo Dios? Hechos 10:39-40

 

  1. ¿Qué les concedió Dios, y por medio de quién? Hechos 10:40-41

 

  1. ¿Quiénes son los escogidos y por qué motivo son escogidos? Efesios 1:11-13

 

  1. ¿Qué nos encargó hacer? ¿A quién envió a predicar a su pueblo? Hechos 10:42, Marcos 3:14

 

  1. ¿Quiénes son hoy en día sus discípulos? Juan 8:31 13:35

 

  1. ¿De qué debemos dar testimonio y de qué dan testimonio los profetas? Hechos 10:42-43

 

Personal – ¿Qué observas en tu vida diaria como resultado de la unción y el poder del Espíritu Santo? ¿Ve tu familia tus buenas obras y resultados en todo lo que haces? Reflexiona sobre esto.

 

 

TERCER DIA                 LEE COLOSENSES 3:1-4                           SEGUNDA LECTURA 

(“Piensen en las cosas de arriba, no en las de la tierra.”)

  1. ¿Con quién has resucitado? ¿Y qué, debemos buscar? ¿Dónde está sentado Jesucristo? Colosenses 3:1

 

  1. ¿Quién nos levantó y nos reservó un lugar en el cielo? Efesios 2:4-6

 

  1. ¿A qué debemos estar atentos y porqué? Colosenses 3:2-3

 

  1. ¿Cuáles son las cosas que están enraizadas en la tierra? Colosenses 3:5, 8, 9

 

  1. ¿Cómo podemos estar atentos a las cosas de arriba? Colosenses 3:10

 

  1. ¿Dónde está escondida nuestra vida ahora? Colosenses 3:3

 

  1. ¿Quién es Cristo para nosotros? Colosenses 3:4

 

  1. Cuando aparezca Cristo, ¿qué nos pasará y cómo? Colosenses 3:4

 

Personal – Así como has muerto con Cristo a los deseos antiguos y a las cosas terrenales, ¿ven tus familiares, amigos y vecinos tu vida como un reflejo de la vida de Cristo? En una hoja de papel, nombra algunas de las características de Cristo en una columna y en la otra columna pon las tuyas; Haz esto por un día entero y compara las dos columnas.

 

 

CUARTO DIA                             LEE JUAN 20:1-9                                            EVANGELIO 

(“Vió y creyó.”)

  1. ¿Quién llegó a la tumba, qué hora era?, ¿Y que día era? Juan 20:1

 

  1. ¿Dónde estaba María Magdalena mientras Jesús estaba clavado en la cruz? Juan 19:25

 

  1. ¿Qué había echado Jesús fuera de María Magdalena? Marcos 16:9

 

  1. ¿Qué vió María cuando llegó a la tumba? Juan 20:1

 

  1. ¿Hacía quién corrió y que les dijo? Juan 20:2

 

  1. ¿Qué hicieron Pedro y el otro discípulo? Juan 20:3

 

  1. ¿Quién llegó primero a la tumba y cómo llegaron allí? Juan 20:4

 

Personal – ¿En qué forma te ves a tí mismo corriendo para ver a Jesús? ¿Perseveras en esa carrera? ¿En dónde tienes fijos los ojos? ¿Te ven tu familia y amigos cómo alguien que mira al cielo o al suelo? Lee Heb. 12:1-2.

 

  1. ¿Qué hizo el discípulo cuando llegó a la tumba y qué vio tirado en el suelo? Juan 20:5

 

  1. ¿Qué hizo Pedro al llegar allí? ¿Qué observó en el suelo y en el lienzo que cubría la cabeza de Jesús?   Juan 20:6-7

 

  1. ¿Qué hizo el discípulo que llegó primero y cuál fue su reacción? Juan 20:8

 

  1. ¿Qué se necesita para creer? Juan 1:12

 

  1. ¿Qué recibirémos por creer en el nombre de Jesus? Juan 3:36

 

  1. Después que Jesús resucitó de entre los muertos, ¿qué recordaron los discípulos y en qué creyeron? Juan 2:22

 

  1. ¿Cuándo entendierón y creyerón? Lucas 24:30-32

 

  1. ¿Qué dice Jesús acerca de quiénes no ven y creen? Juan 20:29

 

Personal – ¿Cómo has visto operarse un cambio en tu vida por medio de la lectura de las Escrituras? ¿Has llegado a creer en la palabra de Jesús por medio de la Biblia? Recuerda que Juan, nos dice que Jesús es la Palabra hecha carne. Ora y pídele al Señor llenarte con el entendimiento de Su palabra a través del don del Espíritu Santo que has recibido de El.

 

 

QUINTO DIA                                           LEE SALMO 118:1-2, 16-17, 22-23 

(“La diestra del Señor ha hecho proezas”)

Leé y medita el Salmo 118: 1-2, 16-17, 22-23.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                  HECHOS 10:34, 37-43 

Aleluya es una palabra de origen hebreo que significa “alabad al Señor.” En este grán Domingo de Pascua, damos gracias, expresamos nuestra gratitud y total alegría alabando a nuestro Señor Jesucristo. Este pasaje demuestra claramente que la resurrección es la doctrina básica y, al mismo tiempo, prueba de la verdad de la fe Cristiana. La Escritura nos dice que si Cristo no hubiera resucitado, nuestra predicación y nuestra fé no tienen valor. (1 Cor. 15:14).

Hay muchos hoy en día que desdeñan la resurrección física y dicen que no tiene importancia. Ellos dicen que la resurrección espiritual es la que verdaderamente cuenta. San Pablo dice todo lo contrario. Jesús se levantó de entre los muertos y fue visto por testigos que no sólo le hablarón, sino que comierón con El. Los apóstoles estaban consternados el viernes por la noche después de la crucifixión. Permanecierón encerrados en el cuarto de arriba con llave por temor de que los soldados romanos vinieran por ellos. Inclusive, tenían temor de pensar que pudiera llegarles alguna buena noticia de Jesús, por ello fue difícil convencerlos de que de verdad había resucitado.

Reflexionemos en este pasaje: ¿Lo hemos visto, hemos hablado con El, hemos comido con El? El está vivo y nosotros, como el apóstol Pedro, estamos llamados a evangelizar y enseñar acerca de Jesús. Estamos llamados a entablar una amistad con todos quienes creen que resucitó y vive hoy en día. Necesitamos descubrir a través de Cristo algo significativo acerca de nuestros prójimos, sean creyentes o incrédulos. Ha resucitado para todo el mundo – ¡Aleluya! – ¡Aleluya!

 

COLOSENSES 3:1-4 

En este pasaje, Pablo comienza por introducirnos al meollo del significado de nuestro bautismo. En los primeros días de la iglesia, el bautismo se hacía por inmersión total. Cuando escuchaste la historia de Cristo estabas listo para creer en un solo Dios verdadero, Padre, Hijo y Espíritu Santo, entonces se te bautizaba metiéndote totalmente en el agua. Eras limpiado de los pecados y de la mundanería. La inmersión fué un símbolo de ser ahogados y enterrados con Cristo. Esto significa que el nuevo cristiano ya ha muerto para todos los deseos mundanos. Fué levantado del agua, o de la tumba para estar con el Cristo resucitado. Pablo dice: “Si has resucitado con Cristo, busca las cosas de arriba;” esto significa que debemos ser sinceros en lo que decimos y hacemos.

Hemos sido resucitados con Cristo y ya no necesitamos fijarnos en las cosas de la tierra. Esto no quiere decir que faltemos a nuestra responsabilidad, ni tampoco basta con ser obedientes con nuestros padres y con la sociedad. No significa solamente que tenemos que trabajar para mantenernos nosotros o a nuestras familias. Quiere decir que nuestras posesiones mundanas no deben dominar nuestra vida.

Estamos llamados a amar a la gente, no a las cosas, dinero, poder, posición, etc. Nuestras vidas deben mostrar que lo que hicimos en el bautismo era para toda nuestra vida. Lo que realmente hacemos es mucho más efectivo que lo que podamos predicar. Fuimos creados para tener felicidad sin fin en el cielo y esta felicidad está a nuestro alcance, gracias a la muerte y resurrección de Cristo. La gracia de Dios es la que nos ayuda diariamente en nuestra vida. Recuerda que Dios quiere que vayamos a su Reino. El tiene planeada una Pascua de Resurrección para cada uno de nosotros.

 

JUAN 20:1-9 

El plan divino de Dios para la humanidad fue cumplido por la muerte y resurrección de Jesucristo. Todos los hombres y mujeres pueden ahora ser llamados hijos de Dios por el acto de perfecta obediencia de Jesucristo. Por El, un día resucitaremos de nuestra sepultura con nuestros cuerpos glorificados, como Cristo. La resurrección fue la base de la nueva fe cristiana, Si no hubiera sucedido, nunca hubiera comenzado la cristiandad. No tendríamos por que celebrar la Pascua. Pedro hubiera regresado con sus amigos pescadores a las barcas y las redes, y Jesús hubiera sido olvidado por los demás al cabo de algunos años.

El descubrimiento de María Magdalena de una tumba vacía impresionó y causó temor. Ella corrió donde Pedro y le dijo que ella creía que alguien se había robado el cuerpo de Jesús, Pedro tenía que ver por sí mismo y averiguar los hechos.

Quizá quisieramos notar como estaban doblados los lienzos después de que descubrieron que ya no estaba el cuerpo de Jesús. No hubieran estado arreglados de esa manera si hubiera habido un robo. Cuando los discípulos llegaron, quedaron totalmente sorprendidos al ver la tumba vacía. Fué entonces cuando recordarón que Jesús les había dicho que resucitaría.

Mucha gente hoy en día no creé en Jesús por que los hechos no corresponden. Unicamente podemos aceptar el hecho de la resurrección cuando previamente hemos encontrado a Jesucristo. El entendimiento de la resurrección adquiere un significado especial mientras que dedicamos nuestra vida a Jesús y su presencia permanece con nosotros. La resurrección de Jesús es la clave de nuestra fe Cristana por que la muerte, como la conocemos, no es el final. La resurrección corporal de Jesús nos enseña que El es el soberano del reino de Dios.

Por Su promesa, los que morimos a nosotros mismos con El, resucitaremos con El. Por El, tú y yo podemos enfrentar el futúro sin miedo. Porque por El tenemos Su Espíritu para vivir con nosotros y protegernos de todo mal (1 Juan 4:4). Por El podemos dar testimonio a todo el mundo que si creen en Cristo, también a ellos les dará la felicidad eterna. Por El, toda la humanidad puede ser realmente libre y vivir eternamente. ¡Aleluya! Resucitó, ¡Aleluya! ¡Está Vivo!

 

Aplicación

La primera lectura muestra que “Aleluya” es una palabra Hebrea que quiere decir Alabad al Señor. La segunda lectura revela que el Bautizmo es ser ahogado o enterrado con Cristo. El evangelio nos dice que debido a Jesucristo todos los hombres pueden ser realmente libres.

La muerte de Jesús nos trajo liberación del pecado y de la muerte. Ahora estamos llamados a liberar a otros del pecado y de la muerte aquí en la tierra. Algunos de nosotros lo podemos hacer a través de nuestro trabajo profesional, como médicos, abogados, políticos, educadores, hombres y mujeres de negocios, padres, hijos.

Esta semana preocúpate de liberar a alguien de tu familia, trabajo, etc., de algún trabajo concreto que sabes que no les agrada. Procura que vean la alegría que produce liberarse de algo pesado. Déjales ver esa alegría en alguien que verdaderamente sabe que está libre. Luego, reúne a diario a tu familia, y recen todos juntos para que puedan liberarse del pecado a través de Jesucristo. Por El, somos libres. Dejemos que la libertad reine a nuestro alrededor.

EASTER SUNDAY (April 21st) – CYCLE C

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY

by Deacon Ken and Marie Finn

 

BEFORE YOU BEGIN: 

Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.

“THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.” (JOHN 14:26)

 

FIRST DAY Reread last week’s readings. 

  1. What was a helpful or new thought from the readings or from the homily you heard on Sunday?

  

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY           READ ACTS 10:34, 37-43        FIRST READING

 (“We have eaten and drunk with him after his resurrection from the dead.”) 

  1. Who was Peter addressing? Acts 10:24-28

 

  1. What did he say to them? Acts 10:34-35

 

  1. How does Deuteronomy 10:17 describe God, and what does it say he does not do? 2 Chronicles 19:7 

 

  1. For what reason does God have no favorites?  Job 34:19, Wisdom 6:7.

 

Personal – In what way do you show partiality with your children, your friends, and your co-workers?   Spend time alone with the Lord, repent of this, and ask the Lord to help you look at others through his eyes.

 

  1. What was reported all over Judea about Jesus of Nazareth? Where did it begin, and with what? Acts 10:37-38

  

  1. Who anointed Jesus and who anointed Paul, Silvanus, and Timothy? Acts 10:38, 2 Corinthians 1:21-22

 

  1. What two things did Jesus go about doing and who was with him? Acts 10:38

  

  1. To what are they witnesses, what did they finally do to him, and what did God do? Acts 10:39-40

 

  1. What did God grant, and by whom? Acts 10:40-41

 

  1. Who are the chosen and for what purpose are they chosen? Ephesians 1:11-13

 

  1. What did he commission us to do? Acts 10:42

 

  1. Whom has he sent to preach to the people? Mark 3:14

    

  1. Who are his disciples today? John 8:31, John 13:35

  

  1. To what are we to bear witness and to what do all the prophets testify? Acts 10:42-43

  

Personal – What results and power do you see in your everyday life from your anointing with the Holy Spirit? Does your family see good works and healing taking place from your touch? Reflect on this.

 

 

THIRD DAY             READ COLOSSIANS 3:1-4        SECOND READING

     (“Be intent on things above rather than things of earth.”)  

  1. With whom have we been raised up, and on what should we set our heart?   Colossians 3:1

 

  1. Where is Christ seated? Colossians 3:1

 

  1. Who raised us up and gave us a place in the heavens?     Ephesians 2:4-6.

  

  1. On what are we to be intent and why? Colossians 3:2-3

 

  1. What are things that are rooted in earth?    Colossians 3:5, 8, 9

  

  1. How do we become intent on things above? Colossians 3:10

  

  1. Where is our life hidden now? Colossians 3:3

 

  1. Who is Christ to us? Colossians 3:4

 

  1. When Christ appears, what will happen to us and in what way? Colossians 3:4

 

Personal – As you have died with Christ to your old desires and to things rooted in this earth, do your family, friends, and work acquaintances see you as a reflection of Christ? On a sheet of paper name some of the characteristics of Christ in one column and in another column list your characteristics through a 24-hour day and compare the two columns.

 

 

FOURTH DAY              READ JOHN 20:1-9                  GOSPEL 

                    (“He saw and believed.”)    

  1. Who came to the tomb, what time was it, and what day was it?      John 20:1

 

  1. Where was Mary Magdalene as Jesus hung on the cross?   John 19:25

  

  1. What did Jesus drive out of Mary? Mark 16:9.

  

  1. What did Mary see when she arrived at the tomb? John 20:1

  

  1. To whom did she run, and what did she say to them?   John 20:2

  

  1. What did Peter and the other disciple do? John 20:3

  

  1. Who reached the tomb first, and how did they get there?   John 20:4

 

Personal – In what way do you see yourself running to see Jesus? Are you persevering in running the race? On whom are you keeping your eyes fixed?   Do your family and friends see you as someone with eyes looking up or cast down? Read Hebrews 12:1-2.

 

  1. What did the disciple do when he got to the tomb and what did he see lying on the ground? John 20:5

  

  1. What did Peter do when he got there? What did he observe on the ground, and what did he notice about the cloth which   had covered Jesus’ head? John 20:6-7

  

  1. What did the disciple who had arrived first do and what was his reaction to this? John 20:8

  

  1. What does it take to believe? John 1:12

 

  1. What will you receive by believing in the name of Jesus?  John 3:36

 

  1. After Jesus rose from the dead, what did the disciples come to understand and believe? John 2:22

 

  1. When did they understand and believe? Luke 24:30-32

 

 

  1. What does Jesus say about those who believe and have not seen? John 20:29

 

Personal – How have you seen a change take place in your life through reading the scriptures? Have you come to believe in the spoken word of Jesus through the scriptures? Remember, John tells us Jesus is the Word made flesh. Pray and ask God to fill you with an understanding of the Word through his gift of the Holy Spirit that you received from him.

  

 

FIFTH DAY       READ PSALM 118:1-2, 16-17, 22-23 

          (“The right hand of the Lord has struck with power.”)

Read and meditate on Psalm 118:1-2, 16-17, 22-23.  

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?

 

How can you apply this to your life?

  

 

SIXTH DAY          READ ALL OF THE COMMENTARY

                       ACTS 10:34, 37-43

     Alleluia is a Hebrew word that means “praise ye the Lord.” On this great day of Easter Sunday we give thanks, gratitude and our complete joy in the form of praise to our Lord, Jesus Christ. This passage strongly shows that the resurrection is the basic doctrine and proof of the truth of the Christian faith. We are told in scripture that if Christ has not risen, then our preaching is in vain, and our faith is worthless also (1 Cor. 15:14). 

     There are many today who disregard the physical resurrection and say that it is no big deal. They say that it is the spiritual resurrection that really matters. St. Paul says just the opposite. Jesus rose from the dead, and then he was seen by witnesses who had not only spoken with him, but had actually eaten with him. The Apostles were devastated on Friday night after the crucifixion. They remained locked in the upper room, fearful of what the Roman soldiers were going to do next. They were even too afraid to do any wishful thinking about their beloved master Jesus. They were hard to convince even when it happened.  

     We need to reflect on this passage. Have we seen him, have we talked with him, have we eaten with him? he is alive today, and like the Apostle Peter, we too are called to evangelize and teach about Jesus. We are called to fellowship with others who believe that he is risen and that he lives today. We need to discover through Christ something significant about each other, both believers and non-believers. He has risen for the whole world – Alleluia – Alleluia!

 

                        COLOSSIANS 3:1-4

     In this passage, Paul begins by bringing us into the core meaning of our baptism. In the early days of the church, baptism was by total immersion. When you heard the story of Christ and you were ready to believe in the one true God, the Father, the Son, and the Holy Spirit, you were then immersed in water. You were cleansed from your sins and worldliness. Immersion was a symbol of being drowned or buried with Christ. This signified that the new Christian has died to all earthly attachments and desires. He was raised out of the water or the tomb to be with the risen Christ. Paul said, “If you have been raised with Christ, seek the things that are above.” This means that we must mean what we say and do.  

     We have been raised with Christ and we no longer need to dwell on things of the earth. This does not mean we can walk away from responsibility. It does not mean just being obedient to parents and to society. It does not mean just that we have to work to support ourselves or our families. It means that our earthly possessions must not dominate our life.  

     We are called to love people, not things, money, power, status, etc. Our lives need to show that what we did at baptism has life-long meaning. What we do is far more effective on others than what we say. We were created for unending happiness in heaven and this happiness is now within our grasp, thanks to the death and resurrection of Jesus Christ. We are helped in our daily living by God’s holy grace. Remember, God wants us to go to heaven, and he has an Easter resurrection planned for all of us.

 

                          JOHN 20:1-9 

     The divine plan of God for all people was accomplished through the death and resurrection of Jesus Christ. All people would now be eligible to be called sons and daughters of God because of Jesus Christ’s perfect act of obedience. Because of him, we will one day like Christ rise from the grave in our glorified bodies. The resurrection was the basis of the new Christian faith. Had it not happened, Christianity would never have started. There would have been no Easter Sunday. Peter would have returned with his companions to their fishing nets and boats, and Jesus Christ would have been forgotten after a few short years.  

     Mary Magdalene’s discovery of an empty tomb brought shock and fear. She ran to Peter and told him that she thought someone had stolen the body of Jesus. Peter had to see for himself and check out the facts. We might take notice of how the clothes were folded after they discovered Jesus’ body was gone. They would not have been arranged that way if there had been a robbery. The disciples were completely surprised when they found the empty tomb. It was only then that they remembered that Jesus had said that he would rise again.  

     Many people today do not believe in Jesus because the “facts” do not check out. We can only accept the fact of the resurrection when we have first personally encountered Jesus Christ. The understanding of the resurrection takes on a special meaning as we commit our life to Jesus and his presence remains with us. Jesus’ resurrection is the key to our Christian faith because death, as we know it, is not the end. Jesus’ bodily resurrection shows us that he is ruler of God’s kingdom. Because of his promise, we who die to ourselves with him will rise from the dead with him. Because of him, you and I can face tomorrow without fear. Because of him, we have his Holy Spirit living within us and protecting us against all evil (1 John 4:4). Because of him, we can witness to all the people in the world that if they believe in Jesus Christ, they will be given eternal happiness. Because of him, all mankind can really be free and live forever. Alleluia – he is Risen – Alleluia – he is Alive.

 

Application 

     The first reading shows that “Alleluia” is a Hebrew word that means Praise the Lord. The second reading reveals that Baptism is being drowned or buried with Christ. The Gospel tells us that because of Jesus Christ all mankind can really be free.

    Jesus’ death brought us freedom from sin and death. We are now called to free others from sin and death here on earth. Some of us can do that by our professions as medical people, legal people, politicians, educators, business people, parents, and children.

    This week, free someone in your family, home, or workplace from a chore that you know they do not like. Let them see that joy in someone who really knows that he is free. Then each day, have your family gather together to pray that all may become free from sin through Jesus Christ. Because of him, you are free. Let freedom ring throughout this land.

 

Lectio Divina – Easter Sunday (April 21st) – Cycle C

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER: 

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN 

READ, REFLECT AND WRITE

John 20:1-9 – On the first day of the week, Mary of Magdala came to the tomb early in the morning, while it was still dark, and saw the stone removed from the tomb. So she ran and went to Simon Peter and to the other disciple whom Jesus loved, and told them, “They have taken the Lord from the tomb, and we don’t know where they put him.” So Peter and the other disciple went out and came to the tomb. They both ran, but the other disciple ran faster than Peter and arrived at the tomb first; he bent down and saw the burial cloths there, but did not go in. When Simon Peter arrived after him, he went into the tomb and saw the burial cloths there, and the cloth that had covered his head, not with the burial cloths but rolled up in a separate place. Then the other disciple also went in, the one who had arrived at the tomb first, and he saw and believed. For they did not yet understand the Scripture that He had to rise from the dead.

What is the Lord personally saying to you?

 

 

What does the Lord personally want you to do?

DOMINGO DE PASION (April 14th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA            Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                 ISAIAS 50:4-7                                       PRIMERA LECTURA 

(“El Señor Dios es mi ayuda por lo tanto no quedaré avergonzado.”)

  1. ¿De dónde vino la Palabra de Dios, a quien se la dió El, y por qué razón se la dió? Isaías 50:4

 

  1. ¿Qué abrió el Señor para que tu oigas? Isaías 50:4

 

  1. ¿Qué es lo que El no ha hecho? Isaías 50:5

 

  1. ¿Qué pasa con los que se rebelan? 1 Samuel 12:15

 

  1. ¿Qué hizo el siervo a los que le pegaban y jalaban su barba? Isaías 50:6

 

  1. ¿De qué no escondió su cara? Isaías 50:6, Mateo 26:67 y Mateo 27:30

 

  1. ¿Quién es el que ayudó al siervo y cómo puso este último su cara? Isaías 50:7

 

  1. ¿Qué es lo que el siervo reconoce? Isaías 50:7

 

Personal – ¿Escuchas al Señor cuando te habla? ¿Qué te está diciendo? ¿De qué manera y con qué palabras levantas a los cansados en tu propia casa? Ora y pide al Señor que te revele como puedes mejorar tus palabras.

 

TERCER DIA                     FILIPENSES 2:6-11                                 SEGUNDA LECTURA 

(“Cristo Jesús es el Señor.”)

  1. ¿Cuál debe ser tu actitud? Filipenses 2:5

 

  1. ¿En qué forma se presentó El? Filipenses 2:6

 

  1. ¿Quién es Cristo? Juan 1:1, 14

 

  1. ¿A qué condición no se quiso igualar? Filipenses 2:6

 

  1. ¿Por el contrario de qué se despojó y por quién? Filipenses 2:7 y 2 Corintios 8:9

 

  1. ¿Qué forma tomó y a semejanza de quién nació? ¿Cuál era su origen? Filipenses 2:7

 

  1. ¿Cuáles dos cosas hizo El, según Filipenses 8:2?

 

  1. ¿Por qué razón hizo estas dos cosas?   Hebreos 2:14-17

 

  1. ¿Qué hizo Dios por El, debido a que El se humilló a sí mismo y aceptó la muerte en la cruz? Fil. 2:9

 

  1. Al oir el nombre de Jesús, ¿qué es lo que toda rodilla debe hacer, en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra? ¿Qué es lo que toda boca debe de proclamar?   Filipenses 2:10-11

 

  1. ¿Sin lugar a dudas, qué es lo que te dice esto? Hechos 2:36

 

  1. ¿Esto se proclama por la gloria de quién, y que pasará contigo si confiesas con los labios que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos? Romanos 10:9

 

  1. ¿Quien te dá el poder de decir que “Jesús es el Señor?” 1 Corintios 12:3

 

Personal – ¿En qué se parece tu actitud a la de Cristo? ¿De qué manera te humillas a tí mismo? ¿Qué cruz has aceptado con obediencia? Lee Marcos 8:34 y medita esto.

 

 

CUARTO DIA                    LUCAS 22:14-23:56                                   EVANGELIO 

(“Padre, perdónalos; no saben lo que hacen.”)

  1. ¿Cuando Jesús se sentó a la mesa que les dijo a los discípulos que estaba muy deseoso de hacer? ¿Qué dijo acerca de la copa, qué hizo con el pan y con la copa? Lucas 22:14-20

 

  1. ¿Quién estaba con él en la mesa, qué dijo acerca de éste? ¿Qué se preguntaban los discípulos entre ellos? Lucas 22:21-23

 

  1. ¿Sobre que discutían los discípulos? ¿Qué les dijo Jesús? ¿Cómo dijo que se encontraba El entre ellos?   Lucas 22:24-27

 

Personal – ¿De qué modo les demuestras a los demás que estás para servirles?

 

  1. ¿Quiénes habían permanecido con El compartiendo Sus pruebas? ¿Qué les pasaría a éstos?Lucas 22:28-30

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que Satanás había pedido? ¿Qué hizo Jesús para que su fe no se fuera abajo? ¿Qué les dijo que hicieran? ¿Qué le dijo a Pedro? Lucas 22:31-34

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos que hicieran diferente a lo que hasta entonces habían estado haciendo? ¿Qué dijo acerca de la Escritura? ¿Qué les respondió cuando los discípulos dijeron “Mira,   Señor aquí hay dos espadas”? Lucas 22:35-38

 

  1. ¿Cuando Jesús y los discípulos fueron al Monte de los Olivos qué les dijo? ¿Cuando se alejó de ellos que le dijo a Su Padre? ¿Qué le dió fuerza y qué le sucedió? Lucas 22:39-44

 

  1. ¿Cómo halló Jesús a Sus discípulos y qué les dijo? Lucas 22:45-46

 

Personal – ¿De qué modo has fallado y no has estado alerta cuando alguien que tú conoces estaba sufriendo?

 

  1. ¿Cómo traicionó Judas a Jesús? ¿Qué le dijo Jesús? ¿Qué preguntaron los discípulos? ¿Qué dijo e hizo Jesús? Lucas 22:47-53

 

  1. ¿Después de que arrestaron a Jesús que pasó con Pedro? ¿Cuándo se acordó éste de la palabra del Señor y cuál fue su respuesta? Lucas 22:54-62

 

  1. ¿Cómo trataron a Jesús los que lo arrestaron? ¿Qué le dijeron cuando lo trajeron ante el Sanedrin? ¿Cuál fue Su respuesta y a qué conclusión llegaron? Lucas 22:63-71

 

  1. ¿Qué dijo la asamblea acerca de Jesús? ¿Qué le preguntó Pilato? ¿Qué les dijo acerca de la culpabilidad de Jesús? ¿Cómo respondió la gente? Lucas 23:1-5

 

  1. ¿A dónde envió Pilato a Jesús? ¿Cuál fue la reacción de Herodes al ver a Jesús? ¿Por qué reaccionó así? Lucas 23:6-8

 

  1. ¿Cómo trataron a Jesús, Herodes, los escribas, el sumo sacerdote y los soldados? ¿Qué pasó ese día con las relaciones entre Herodes y Pilato? ¿Qué les dijo Pilato al sumo sacerdote, a los jefes y a la gente? Lucas 23:9-17

 

Personal – Comenta sobre alguna vez que tú hayas tambaleado debido a la opinión popular y te hayas dejado llevar por ellos. ¿Fue ésta una buena o mala decisión?

 

  1. ¿Qué gritaba la gente? ¿Quién era Barrabás? ¿Qué pasó con éste? ¿Cuántas veces habló Pilato al pueblo? Lucas 23:18-25

 

  1. ¿Quién cargó la cruz atrás de Jesús? ¿Quién lo seguía? ¿Qué les dijo Jesús? Lucas 23:26-31

 

  1. ¿A quienes llevaban junto con Jesús para ser ejecutados? Qué pasó en el lugar llamado de la Calavera? ¿Qué pedía Jesús al Padre? Lucas 23:32-34

 

Personal – ¿De qué modo se nota en tu vida que has aceptado y recibido el perdón de Dios?

 

  1. ¿Qué dijeron los jefes? ¿Cómo lo llamaron los soldados? ¿Qué estaba escrito en el letrero?   Lucas 23:35-38

 

  1. ¿Qué dijeron cada uno de los criminales que estaban colgados con Jesús? ¿Qué le dijo Jesús a uno de ellos? Lucas 23:39-43

 

  1. ¿Qué le pasó al velo del templo a mediodía? ¿Qué dijo Jesús antes de expirar? ¿Qué dijeron e hicieron el centurión y la gente? Lucas 23:44-48

 

  1. ¿En dónde estaban todos los conocidos de Jesús incluyendo las mujeres? ¿Quién era José y qué hizo?   Lucas 23:49-53

 

  1. ¿Qué día era éste? ¿Qué iba a comenzar? ¿Qué hicierón las mujeres? ¿Qué mandamiento observaron?   Lucas 23:54-56

 

Personal – ¿Qué cambios ha habido en tu vida desde el año pasado como resultado de lo que Jesús ha hecho por tí?

 

 

QUINTO DIA                             LEE EL SALMO 22:8-9, 17-20, 23-24 

(“Han traspasado mis manos y mis pies.”)

Leé y medita el Salmo 22:8-9, 17-20, 23-24.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                          ISAIAS 50:4-7 

La fuente de la fuerza y el valor para todo sufrimiento, pruebas y tribulaciones es el sufrimiento y la muerte de nuestro divino Señor Jesucristo. Necesitamos apegarnos fuertemente a El cuando el mundo se cierra con su agresión, su rechazo y su abandono. No solamente viajó él mismo camino antes de los santos de antaño, sino que El viaja hoy en día esperando constantemente estar contigo en tus sufrimientos. Su sufrimiento y su muerte abrieron el camino al cielo para todos nosotros aún cuando hay muchos que rehusan ese regalo. El renunció a todo por nosotros y nos dió Su amor, Su confianza, la esperanza, el respeto y la vida eterna. En cambio El fue escupido, ridiculizado, golpeado, despreciado, azotado y burlado. Finalmente fue clavado en la cruz en el calvario entre dos criminales.

Este es un día de reflexión y estamos por entrar a la Semana Santa. No debemos de olvidar las acciones y las palabras del sufrido siervo de Isaías. Necesitamos reflexionar sobre el cambio repentino de la muchedumbre de adorarlo a burlarlo. El tomó la cruz por nosotros y debemos recordar que nosotros también estamos llamados a tomar la cruz por otros. A veces creemos que nuestra cruz está demasiado pesada o que es injusto aguantar una cruz tan pesada. ¿Cuánto pesa tu cruz comparada a la de Cristo? ¿Cómo es tu calvario comparado al calvario de Cristo?

 

FILIPENSES 2:6-11 

Pablo nos dice que nuestra actitud debe ser igual a la de Jesucristo. (Fil. 2:5) El menciona que hay que asumir la actitud de un siervo en vez de la de un rey. Jesús, aún siendo Dios, no insistió en sus derechos y privilegios reales. El deliberadamente los hizo todos a un lado y tomó el papel de un siervo. Ahí está la fórmula increíble de un líder exitoso. Jesús nos guió sirviéndonos. El nos demostró que considerando a otros primero y siendo humildes es la única manera que una persona podrá llegar a ser líder verdadero. Las ovejas seguían al pastor por que confiaban en El.

La gente seguirá al líder si saben que su principal preocupación en su corazón es su bienestar. Jesús nos enseñó todo acerca del carácter de Dios en términos humanos. El fue obediente hasta la muerte y el tipo de muerte que escogió Dios para Jesús fue extremadamente dolorosa.

Jesús es el modelo perfecto para nosotros en la vida moderna. ¿Cuántas veces insistes en tus derechos cuando eres tratado injustamente? El nombre de Jesús hace acordar a cada persona cristiana el nombre de una persona que gustosamente murió para que la humanidad fuera libre, murió por nosotros sabiendo perfectamente bien que eramos pecadores. (Romanos 5:8) Jesús voluntariamente hizo a un lado sus derechos divinos, privilegios y su lugar debido al amor a Su Padre. Nosotros también estamos llamados a dejar a un lado nuestros derechos y privilegios en favor de nuestros hermanos y hermanas oprimidos en el sagrado nombre de Jesús.

 

 

LUCAS 22:14-23:56 

El Evangelio de hoy es largo y con mucha fuerza. Revela las emociones del poderoso y del humilde. Vemos a Jesús en la última cena ansioso de que esta empezara. Tenía sentimientos mezclados de alegría y tristeza ya que un traidor estaba sentado entre el grupo de amigos muy íntimos. Vemos el orgullo y la avaricia desplegadas al preguntarse quién entre ellos era el mejor y el Maestro sería traicionado por treinta piezas de plata.

Y sucedió la traición de Judas a Jesús y éste es arrestado en la obscuridad de la noche. Fue ridiculizado, humillado, torturado, fue negado, rechazado y abandonado por sus seguidores más cercanos. Se enfrentó con un presunto juicio a solas sin la ayuda amistosa de sus amigos o familia. Y sin embargo no estuvo solo, en todo esto Su Padre estuvo con El y en El. Fue fortalecido e iluminado por el Espíritu Santo.

Fue humillado y lacerado por los soldados y arrastrado entre la muchedumbre que aullaba hasta la colina llamada Gólgota o sea Calavera. Jesús fue arrojado a una cruz y clavado en élla. El reino de Dios estaba por iniciarse por medio de Su muerte y los lugares que estaban a su derecha e izquierda serín ocupados por dos criminales que iban a morir.

Jesús les dijo a sus dos discípulos hambrientos de poder Juan y Santiago (Marcos 10:35-39) si una persona quiere estar cerca de El debe prepararse a sufrir y a morir como El lo hizo. Este mensaje es también para nosotros hoy en día. El camino del reino es el camino de la cruz. Jesús enseñó al mundo entero en esa cruz que lo esencial para sanar, es el perdón. Jesús pidió a Su Padre que perdonara a todos los que lo estaban matando y esto incluía los líderes corruptos de la iglesia, los políticos, los soldados y hasta los mirones que se rieron y lo ridiculizarón en la cruz. Dios contestó esa oración abriendo el camino de la salvación para todos los pecadores, aún los asesinos de Jesús.

Debido a que todos somos pecadores (Romanos 3:23) todos hemos tenido un papel en poner a Jesús en la muerte. Las Buenas Nuevas son que Dios perdona y nos dió nueva vida por medio de su Hijo Jesús. El ladrón del lado derecho pidió a Jesús el perdón y este lo aceptó. Esto demuestra que nuestra fe en Jesús es una fe que salva y que nunca es demasiado tarde para buscar a Dios. Aún dentro de su miseria Jesús tuvo misericordia de este criminal y la misma misericordia te espera a tí.

 

Aplicación 

La primera lectura nos dice que debemos vivir a la luz de Dios no a la nuestra. La segunda lectura muestra que Jesús fué un servidor obediente aún en la muerte en la cruz. El evangelio revela que el perdón es lo esencial para sanar.

Esta semana permítete a tí mismo vivir lo que realmente significa perdonar. Mira a tu alrededor en tu familia, trabajo o escuela y ve a quien necesitas perdonar. Jesús nos muestra que debemos perdonar a los demás del mismo modo en que El nos perdona a nosotros. Tienes el poder dentro de tí mismo a traves del Espíritu Santo (1 Juan 4:4) de atar oprimiendo a alguien o perdonarle y darle libertad. Tú escoges y recuerda la verdad te hará libre (Juan 8:32).