QUINTO DOMINGO DE CUARESMA (April 7th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                    Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                         ISAIAS 43:16-21                                   PRIMERA LECTURA 

(“Yo voy a hacer algo nuevo”)

  1. ¿Qué había hecho el Señor? Isaías 43:16

 

  1. ¿Por qué lo hizo? Isaías 51:10

 

  1. ¿Cuándo lo hizo? Exodo 14:21

 

  1. ¿Quiénes cayeron para no levantarse más? Isaías 43:17

 

  1. ¿De qué no debemos acordarnos ni soñar más? Isaías 43:18

 

Personal – Aprende de memoria el versículo 43:18 cuando tu mente empiece a vivir en el pasado. De ahora en adelante, repite ese verso y fijate en que es lo que Jesús tiene para tí en el futúro.

 

  1. ¿Qué está haciendo el Señor en el versículo 19 de Isaías 43?

 

  1. ¿Quién honra al Señor? Isaías 43:20

 

  1. ¿Dónde pone agua y quién la bebe? Isaías 43:20

 

  1. Quiénes son sus escogidos en las siguientes escrituras:
  2. Lucas 9:35
  3. Hechos 1:2
  4. Deuteronomio 7:6-11

D Romanos 11:5

 

  1. ¿Por qué razon formó ese pueblo? Isaías 43:21

 

Personal – ¿De qué manera te ves a tí mismo como un escogido de Dios? Medítalo.

 

 

TERCER DIA                                                         FILIPENSES 3:8-14                               SEGUNDA LECTURA

(“…y corro para llegar a la meta y ganar el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Cristo Jesús”)

  1. ¿Qué ha considerado Pablo como pérdida total, qué ha aceptado? ¿Por qué razon lo ha considerado así? Filipenses 3:8

 

  1. ¿Qué es lo que el justo Pablo poseé y dónde tiene su origen? Filipenses 3:9

 

  1. ¿En qué se basa este mérito?   Filipenses 3:9

 

  1. ¿Cuáles son las 3 cosas que Pablo desea saber en el versículo 10 de Filipenses 3?

 

  1. ¿Qué se dice acerca del bautizmo en Romanos 6:3-4?

 

  1. ¿Qué debemos hacer para ser glorificados con El? Romanos 6:4 y Juan 3:16

 

  1. ¿Qué espera obtener Pablo? Filipenses 3:11

 

  1. ¿Qué es lo que Pablo no ha alcanzado todavía? ¿Qué es lo que está tratando de conseguir?                ¿Quién ya le dió alcance? Filipenses 3:12

 

  1. ¿Qué nos dicen Filipenses 3:13 e Isaías 43:18 que olvidemos y qué debemos hacer?

 

  1. ¿Hacía dónde va Pablo y cuál es el premio? Filipenses 3:14

 

Personal – ¿De cuál de estas maneras vas tú acercándote a la meta final: sentado, a gatas, caminando comodamente, caminando rápido o corriendo? ¿Cuál es la meta que estás tratando de alcanzar?

 

 

CUARTO DIA                                                               JUAN 8:1-11                                                         EVANGELIO 

(“Tampoco yo te condeno: ahora vete, y no vuelvas a pecar.”)

  1. ¿Dónde estaba Jesús y qué hizo cuando la gente comenzó a acercársele? Juan 8:1-2

 

  1. ¿Cuáles eran los dos grupos de hombres que estaban ahí? ¿A quién trajeron y en dónde la colocaron?   Juan 8:3

 

  1. ¿Cómo llamaron a Jesús? ¿Qué le dijeron? Juan 8:4-5

 

  1. ¿De acuerdo con la ley si una mujer está casada y sí se le sorprende en adulterio que pena reciben tanto élla como el hombre? Levítico 20:10 y Deuteronomio 22:22-24

 

  1. ¿Por qué le hacían preguntas a Jesús sobre la adultera? ¿Qué hizo Jesús al oirlos? Juan 8:6

 

  1. ¿Al persistir en sus preguntas qué les dijo? Juan 8:7

 

  1. ¿Cómo puedes evitar el ser juzgado? ¿Qué debes hacer para ver claro?   Mateo 7:1-5

 

  1. ¿De entre nosotros, quiénes son los pecadores? Romanos 3:23
  2. ¿Qué hizo Jesús por segunda vez? ¿Qué hicieron los que estaban ahí? ¿Quién lo hizo primero?   Juan 8:8-9

 

Personal – ¿Quién te guía a tí? ¿Obedeces lo que tus líderes del gobierno te mandan? ¿Obedeces lo que tus líderes de la iglesia te mandan? ¿Se ha presentando la ocasión en la que hay conflicto entre lo que dicen los líderes del gobierno o de la iglesia y lo que dice la Palabra de Jesús? ¿Cómo has respondido a ese conflicto?

 

  1. ¿Qué le preguntó Jesús a la mujer cuando quedaron solos? ¿Qué respondió ésta y qué le dijo Jesús?   Juan 8:10-11

 

  1. ¿En qué se complace Dios? Ezequiel 33:11

 

Personal – ¿Cómo puedes complacer al Señor el día de hoy? Toma tiempo para examinar tu conciencia y vé al sacramento de la reconciliación (confesión) esta semana.

 

 

QUINTO DIA                                                    LEE EL SALMO 126:1-6 

(“El Señor guiará a su pueblo del cautiverio a la libertad.”)

Leé y medita el Salmo 126:1-6.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                        ISAIAS 43:16-21 

El profeta Isaías continúa proclamando un tema favorito de los exiliados en Babilonia. Se le llama “El Nuevo Exodo.” Dios es presentado como el que va “creando Israel – abriendo un camino – guiando nuestros carros.” Las palabras describen el Exodo de Egipto, terminando con la última escena donde los Egipcios se encuentran postrados para nunca levantarse. El Faraón y sus tropas fueron aplastadas y ahogadas cuando corrían en el mar dividido que se había abierto para los Israelitas (Exodo 15:19). Los Israelitas han sido advertidos de no gloriarse del pasado que no tiene relación con el presente.

El viejo éxodo fue temporal, el nuevo éxodo es por siempre. La palabra Anamnesis viene de este grán acto del éxodo (Exodo 15:19). Anamnesis significa regresar, continuar, recrear, vivir. Esto es el corazón de la oración Eucarística que constituye el nuevo éxodo en cada celebración de la misa Católica. Al pueblo se le dice que deje de ver al pasado y que mire hacía el futúro, hacía un nuevo y permanente éxodo.

 

FILIPENSES 3:8-14 

Pablo nos enseña que la verdadera libertad únicamente puede encontrarse en Cristo Jesús no en el observar la ley. Pablo vino a Dios con una fe humilde, como Jesús le dijo que fuera y encontró la amistad que tanto había buscado. Descubre que una relación correcta con Dios se basa no en la ley sino en la fe en Jesucristo. La virtud no la adquiere nadie, Dios la dá. Al entender Pablo a Cristo cambia su sistema de valores por completo.

Pablo siendo un Judío, sabía muy bien qué tanto se enfatizaba en cumplir con la ley. El era un hombre educado, un ciudadano Romano y alguien que perseguía a la gente que no cumplía correctamente con todas las creencias Judías.

Para Pablo la salvación significa compartir el poder de la resurrección de Cristo así como compartir los sufrimientos y ser como El en la muerte. Nosotros como Pablo también tenemos la esperanza de compartir el poder de la resurrección de Cristo aún cuando esto signifique compartir sus sufrimientos y ser como El en la muerte, nuestro modo de compartir puede ser a traves de ser rechazados por los que amamos ya sea la familia o los amigos. Jesús supo lo que era el rechazo de los amigos en su propia tierra. Esta es la clase de imitación de Cristo que nos dá la esperanza que será alcanzada por medio de nuestra resurrección de la muerte del mismo modo que Cristo fue resucitado.

Pablo nos dice que él no ha alcanzado todavía su meta, todavía no ha sido resucitado y todavía no es perfecto. Nos dice en 1 Timoteo 6:12, “Dá el buen combate de la fe, conquista la vida eterna a la que has sido llamado y por la que hiciste tu hermosa declaración de fe en presencia de numerosos testigos.” Continuamos haciendo nuestra profesion de fe cada vez que rezamos el Credo en la Misa Católica Romana y así hasta que alcancemos la linea final o sea la vida en lo alto en Cristo Jesús.

La resurrección y la perfección son metas que estamos tratando de alcanzar, no son cosas que ya tenemos. El premio del que habla Pablo es “Vida en lo alto en Cristo Jesús” o sea conocerlo, vivirlo.” Nuestra virtud y metas las alcanzamos no por nuestros méritos sino por la gracia que viene de Dios a traves de Jesucristo.

 

JUAN 8:1-11

A los ojos de la ley Judía el adulterio era un crimen muy serio. Se castigaba con la muerte. Los escribas y Fariseos estaban buscando algo para desacreditar a Jesús.

Un escriba era un hombre educado, intelectual, quizá un abogado o hasta un escolástico. Era un maestro de la ley. A algunos de ellos se les escogía para ser los Rabinos. Un Fariseo era un líder que practicaba en un grado máximo las leyes. Se preocupaban más por los dogmas de la ley que de lo que realmente había en los corazones.

Los líderes insistieron en que Jesús diera una decisión sobre que hacer con la adultera. Esperaban atraparlo. Pero Jesús les volteó las cartas diciéndoles “Aquel que esté libre de culpa que tire la primera piedra.” Los ancianos fueron los primeros que se retiraron y los siguieron los demás. Hoy como en los días de Cristo la gente sigue a los que son los influyentes en la comunidad, aún cuando estos no sepan nada. Jesús le preguntó a la mujer que donde estaban los que la condenaban y le dijo que El tampoco la condenaba, que se fuera y no pecara más. Con Jesús hay el evangelio de la segunda oportunidad. El no dijo que no tenía importancia lo que había hecho, leyes rotas y corazones rotos siempre son de importancia; pero El estaba interesado en su futúro mucho más que en su pasado.

Los Fariseos y Escribas deseaban condenar, Jesús deseaba perdonar. Los primeros sabían lo que se siente al ejercitar el poder de condenar, Jesús sabía lo que se siente al ejercitar el poder de perdonar. Jesús enfrentó a la mujer con la invitación de ir y alcanzar una vida que no involucrara el pecado. La llamó a ir y luchar y cambiar su vida completamente. Jesús le mostró que creía en élla como persona. El no le dijo “Mujer tú eres una perdida.” El dijo, “vé y no peques más.” Su método no es aplastar a la gente con decirle algo que ellos ya saben o sea que son miserables pecadores, sino que El quiere inspirarlos a llegar a ser santos vivientes.

Jesús también advierte sin decirlo que élla tiene la elección de escoger vivir su vida como antes y terminar destruida o levantarse a un nuevo camino con El. Jesús le dijo al hombre al que había sanado en la pileta que dejara de pecar o algo peor le pasaría (Juan 5:14). Muy claramente nos advierte a nosotros que el pecado lleva a la destrucción. Nos ofrece a todos la segunda oportunidad, el regalo del perdón.

 

Aplicación

                 La primera lectura nos muestra que mirar hacía atrás no es algo que viene del Señor. La segunda lectura revela que únicamente en Jesucristo se puede encontrar la verdadera libertad. El Evangelio nos dice que Jesús nos perdona. No nos condena.

Esta semana deja que tu familia y tu comunidad vean en tí a una persona que busca la justicia y dá la misericordia y el perdón. Una persona que puede perdonar y olvidar es una persona realmente libre.

CUARTO DOMINGO DE CUARESMA (March 31st) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                           JOSUE 5:9-12                                      PRIMERA LECTURA

                                               (“Hoy he quitado de encima de ustedes la vergüenza de Egipto.”)

  1. ¿Qué le dijo el Señor a Josué que había quitado de ellos ese día?   Josué 5:9

 

  1. ¿Qué ha quitado el Señor de aquellos que le temen? Salmo 103:12

 

  1. ¿Dónde estaban acampados los Israelitas y qué celebraron en la noche del décimo cuarto día del mes?   Josué 5:10

 

  1. ¿Qué mandó el Señor el décimo cuarto día del mes? Exodo 12:5-6, 11

 

  1. ¿Qué comieron los Israelitas el día después de la Pascua? Josué 5:11

 

  1. ¿Por qué has de trabajar? ¿Quién te lo dá?   Juan 6:27

 

  1. ¿Cuál dice Jesús que es la verdadera comida y bebida? Qué le pasa al que la come y la bebe?   Juan 6:55-56

 

  1. ¿Qué se acabó ese mismo día después de la Pascua? Josué 5:12

 

  1. ¿Por cuánto tiempo comieron el maná?   Exodo 16:35

 

  1. ¿Por cuánto tiempo vivirás si comes la carne del Hijo de Dios y bebes Su sangre? Juan 6:49-51

 

Personal – ¿Qué se te ha quitado que te permite participar en la comunión los Domingos? ¿Qué te demuestra en tu vida que la comunión es más importante que la comida en tu mesa?

 

 

TERCER DIA                                                      2 CORINTIOS 5:17-21                             SEGUNDA LECTURA 

(“Somos mensajeros de Cristo; como si Dios mismo les rogara por nuestra boca.”)

  1. ¿Qué es aquel que está en Cristo? ¿Qué ha pasado a lo antiguo? 2 Corintios 5:17

 

  1. ¿Para aquellos que aceptaron a Cristo qué se les concedió llegar a ser?   Juan 1:12-13

 

  1. ¿Cómo hemos sido reconciliados con Dios y cuál es el ministerio que nos ha dado? 2 Corintios 5:18

 

  1. ¿Qué eramos cuando fuimos reconciliados con Dios? ¿Cómo fuimos salvados? Romanos 5:10-11

 

  1. ¿Qué no tomaba Dios ya en cuenta? ¿Qué nos encargó? 2 Corintios 5:19

 

  1. ¿Qué declaró David y quién es bendecido?   Romanos 4:6-8

 

  1. ¿Qué somos ahora de Cristo? ¿Qué implora Pablo a la gente? 2 Corintios 5:20

 

  1. ¿Cómo quiere Pablo dar a saber el misterio del Evangelio? ¿Qué hace aún estando encadenado?   Efesios 6:19-20

 

  1. ¿Por el bien de quién hizo Dios que Jesús cargara con nuestros pecados aún sin haber El cometido alguno? ¿Qué obtenemos nosotros con éllo?   2 Corintios 5:21

 

  1. ¿Qué es capaz Jesús de hacer y por qué razon? Hebreos 4:15

 

Personal – ¿Si Dios te ha encargado el mensaje de la reconciliación, cómo lo has compartido y llevado a cabo con los que te rodean?

 

 

CUARTO DIA                                                       LUCAS 15:1-3, 11-32                                                EVANGELIO 

(“Pero había que hacer fiesta y celebrar pues tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida.”)

  1. ¿Quiénes se acercaban a oír a Jesús, de qué se quejaban los Fariseos y escribas? ¿Cómo les habló Jesús?   Lucas 15:1-3

 

  1. ¿En esta parábola que les dijo Jesús, qué le sucedió al hijo menor? ¿Qué deseaba haber comido?   Lucas 15:11-16

 

  1. ¿Cuando recapacitó qué decidió hacer y qué le iba a decir a su padre?   Lucas 15:17-19

 

  1. ¿De qué estaba lleno su padre cuando lo vió venir y qué hizo? Lucas 15:20

 

  1. ¿De qué tiene compasión el Señor?   Salmo 103:13

 

  1. ¿Qué le dijo el hijo al padre? ¿Qué hizo el padre y qué dijo acerca del hijo?   Lucas 15:21-24

 

  1. ¿A quién estabamos siguiendo que nos hizo morir por nuestros propios pecados? ¿Cómo fuimos traidos de nuevo a la vida? Efesios 2:1-5

 

  1. ¿Cuál fue la reacción del hijo mayor al ver todos los festejos para el hijo menor?   Lucas 15:25-28

 

  1. ¿Qué hizo el padre cuando su hijo mayor reaccionó así? ¿Qué le dijo éste a su padre? Lucas 15:29-30

 

  1. ¿Qué dijo el padre que le pertenecía al hijo mayor? ¿Por qué dijo que era tiempo de celebrar?   Lucas 15:31-32

 

  1. ¿Cuál es la voluntad de nuestro Padre celestial? ¿Qué no debes sentir en contra de ninguno de sus pequeños? Mateo 18:10-14

 

Personal – ¿Con quién te identificas en este evangelio? ¿Por qué?

 

 

QUINTO DIA                                                      LEE EL SALMO 34:2-7 

(“Mírenlo y quedarán iluminados.)

Leé y medita el Salmo 34:2-7.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                          JOSUE 5:9-12 

Los Israelitas estaban listos para entrar muy pronto en la tierra prometida después de haber pasado 39 años en el desierto sin necesidad, solo por que tuvieron miedo y subestimaron la habilidad de Dios. Los Cananeos oyeron acerca de las grandes victorias de Israel conseguidas a traves de Dios (el cruce del Mar Rojo) y estaban aterrorizados. No subestimes a Dios. Si somos fieles a El como lo fueron Josué y los Israelitas, entonces Dios podrá poner la suficiente oposición para desaparecer a los que se nos oponen. Dios puede cambiar las actitudes de estos.

El Señor le habló a Josué y le dijo que circuncidara a todos los varones de su campamento pues ese era un signo del pacto con El. Entonces el ángel le habló a Josué y le dijo que se preparara para la batalla y que solo escuchara el plan de Dios. Celebraron la fiesta de la Pascua antes de ir a la batalla de Jericó. La celebración les recordó quienes eran y lo que les había pasado para llegar a estar en esas condiciones.

Esta fue la primera celebración de la Pascua en la tierra prometida. Recordaron como había sido Dios con ellos en sus tiempos de peligro y hambre. Ahora estaban en una tierra donde abundaba la fruta, las verduras y el agua. Se dieron cuenta que Dios milagrosamente les había provisto con esta tierra para ellos. Se arrodillaron y oraron en acción de gracias a Dios por sostenerlos en su fe lo suficiente para pasar el desierto. Ellos supieron, y es importante que nosotros sepamos también que hacer oración no es una alternativa para prepararse a lo que se tiene que hacer y que la fe no es un substituto para el trabajo duro y honrado. Dios puede y de hecho nos proveé de milagros, pero El espera que usemos los talentos que nos ha dado y los recursos para proveernos a nosotros mismos y a los demás.

 

2 CORINTIOS 5:17-21 

Los Cristianos son gente nueva por dentro cuando son bautizados. El Espíritu Santo vive dentro de ellos y les dá nueva vida, ya no son igual que antes. Cuando somos bautizados y nuevos hijos del Señor, no somos reformados, rehabilitados o reeducados; somos creaciones nuevas viviendo en completa unión con Cristo (Colosenses 2:6,7). No significa que estamos volteando una nueva hoja cuando somos bautizados. Significa que empezamos una vida nueva bajo un nuevo Maestro. Somos reconciliados con Dios por Su llanto debido a nuestros pecados o pecado original si es que fuimos bautizados cuando niños. Nos hace justos. No somos ya extraños o forasteros cuando confiamos en Dios.

Debido a que hemos sido reconciliados con Dios, se nos ha dado el privilegio de alentar a otros a hacer lo mismo. Estamos llamados a ser embajadores de Cristo y eso significa que seremos sus representantes. Como embajadores de Cristo somos mandados con Su mensaje de reconciliación al mundo. No tomemos esta responsabilidad a la ligera pues el mundo hambriento, pobre, derrotado y oprimido espera ansiosa y esperanzadamente por tí. ¿Cómo te ves a tí mismo en tu papel de embajador de Cristo?

Mientras confies en Dios haces un trato: tus pecados por Su bondad. El tomó para Sí mismo todos nuestros pecados en el Calvario y nosotros recibimos Su piedad que nos dá a manos llenas cuando nos convertimos. Esto es lo que los Cristianos quieren dar a entender cuando hablan acerca de la expiación de Cristo por los pecados. Caigamos de rodillas y demos a Dios toda nuestra gratitud por hacer posible que tengamos acceso a este trato increíble.

 

 

LUCAS 15:3, 11-32 

El Evangelio de hoy nos muestra el conflicto entre el modo en que los Fariseos trataban a los pecadores y el modo en que lo hacía Jesús. A la gente que no guardaba las leyes se le llamaba “La gente de la tierra.” Estas personas fueron rechazadas por la mayoría de los Judíos Ortodoxos. A un fariseo se le prohibía tener algo que ver con un pecador conocido. Estuvieron espantados cuando Jesús sencillamente se llevaba bien con ellos. Ellos creían que si comías con un pecador, le hablabas y andabas con él tú también debías ser un pecador. Su filosofía era destruir al pecador delante de Dios.

Por supuesto Jesús creyó en salvar a los pecadores y les contó la historia de un jóven que se rebelaba mucho contra su familia. La ley Judía establecía que el hijo mayor debía obtener dos veces más del dinero de la herencia que lo que obtuvieran los otros hijos varones juntos. En esta historia el hijo más joven demandaba su parte de la herencia. Estaba aburrido y era flojo y quería irse del hogar y disfrutar del mundo. Pronto se le acabó el dinero y terminó alimentando puercos en una granja del lugar. Este era un trabajo que estaba prohibido a un Judío pues la ley establecia, “Maldito el que alimenta a los cerdos.”

El momento en que la historia cambia es cuando el jóven reflexiona y dice que es un pecador. Vuelve a casa, no pidiendo ser tratado como un hijo otra vez o como un esclavo pues aún estos tenían un cierto lazo de unión con la familia. Lo que pidió fue ser un sirviente a sueldo ya que estos no tenían ningún nivel social ni ninguna seguridad, unicamente vivían al día. El sabía que era un pecador así que se confesó y se arrepintió.

El padre lo vió venir y corrió a encontrar a su hijo arrepentido. Le puso su capa de honor, un anillo que le daba un poder ilimitado para comprar cosas y le dió calzado. (A los esclavos o sirvientes a sueldo no se les daba calzado.) Una fiesta fue ordenada para que todos se alegraran de que un pecador estaba perdido y ahora había sido encontrado o como dijo el padre “Mi hijo estaba muerto y ahora esta vivo.” No olvidemos nunca que el amor de Dios puede derrotar aún la deliberada rebelión del corazón.

 

Aplicación

                 La primera lectura muestra al hombre que no debemos subestimar la habilidad de Dios. La segunda lectura revela que un Cristiano no es reformado o rehabilitado, es una creación nueva de Dios Todopoderoso. El Evangelio dice que los Fariseos creyeron en destruir al pecador, pero Jesús creyó en salvar al pecador.

Esta semana, deja que la gente vea tus acciones que son como las de Cristo no como las de los Fariseos. Demuéstralo mediante tu misericordia, tu habilidad de escuchar, no chismorreando y mostrando tu alegría cuando alguien pide perdón por algo que haya hecho mal. Jesús creyó que el amor puede conquistar toda clase de maldad y tus acciones probarán a la “gente de la tierra” que El decía la verdad. Jesús amó y salvó y tú tienes que hacer lo mismo.

 

TERCER DOMINGO DE CUARESMA (March 24th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                     EXODO 3:1-8, 13-15                                PRIMERA LECTURA 

(“Esto es lo que le dirás a los Israelitas: YO-SOY me ha enviado a ustedes.”)

  1. ¿Qué estaba haciendo Moisés, a donde fue, cómo se llamaba ese lugar?   Exodo 3:1

 

  1. ¿Cómo se apareció a Moisés el ángel del Señor? ¿Por qué se encontraba Moisés sorprendido? ¿Qué decidió hacer? Exodo 3:2-3

 

  1. ¿Qué edad tendría Moisés aproximadamente cuando se le aparecio el ángel? Hechos 7:23, 30

 

  1. ¿Qué hizo y dijo Dios a Moisés cuando este se acercó a la zarza? Exodo 3:4-6

 

  1. ¿Cuál dijo Jacob que era la puerta del cielo? Génesis 28:17

 

  1. ¿De qué tuvo miedo Moisés?   Exodo 3:6

 

  1. ¿Qué dijo el Señor que había visto, qué conocía y a qué bajo? Exodo 3:7-8

 

  1. ¿Qué debemos hacer por los que son llevados a la muerte?   Proverbios 24:11

 

Personal – ¿Sabiendo que el Señor ha rescatado a Su pueblo de la esclavitud y la muerte, qué has hecho tú para continuar siendo Sus manos y sus pies, rescatando a los que se planea abortar? ¿Qué puedes hacer en esos lugares donde van a abortar para que sepan de Su presencia?

 

  1. ¿Qué contestó y qué preguntó Moisés a Dios? ¿Cuál dijo Dios que era Su nombre? Exodo 3:13-14

 

  1. ¿Qué le dijo Dios a Moisés que les dijera a los Israelitas? Exodo 3:15

 

  1. ¿Cuánto tiempo dura el nombre de Dios? ¿Cuál es Su título? Salmo 135:13

 

  1. ¿Quién entrará en el reino de los cielos? Mateo 7:21

 

Personal – ¿Cómo llamas a Aquel que te ha enviado y a qué te ha enviado?

 

 

TERCER DIA                                                 1 CORINTIOS 10:1-6, 10-12                         SEGUNDA LECTURA 

(“Así pues, el que crea estar firme, tenga cuidado de no caer.”)

  1. ¿De qué quería Pablo que los hermanos se dieran cuenta? 1 Corintios 10:1-2

 

  1. ¿En quién y con quién has sido bautizado?   Romanos 6:3

 

  1. ¿Qué comieron y qué bebieron todos ellos, de qué clase de roca bebieron y quién era la roca?  1 Corintios 10:3-4

 

  1. ¿Qué alimento espiritual les dió a nuestros antepasados? ¿Qué alimento espiritual nos dá a nosotros? Juan 6:31 y Juan 6:35

 

  1. ¿Por qué cayeron nuestros antepasados? 1 Corintios 10:5-6 y Hebreos 3:17

 

  1. ¿Qué hizo el Señor con los incrédulos? Judas 5

 

  1. ¿Qué no debemos hacer así como hicieron algunos de nuestros antepasados?  1 Corintios 10:10

 

  1. ¿Por qué se han escrito estas cosas? ¿De qué debes tener cuidado?   1 Corintios 10:11-12

 

  1. ¿Por qué no te vuelves altanero, qué es lo que te sostiene? Romanos 11:20

 

Personal – ¿Qué actitudes que no son agradables a Dios has adquirido de tus antepasados? ¿Cómo podrías o como has podido superarlas?

 

 

CUARTO DIA                                                              LUCAS 13:1-9                                                        EVANGELIO 

(“Si no se arrepienten, ustedes perecerán como ellos.”)

  1. ¿Qué le contaron a Jesús algunos, cuál fue Su respuesta? Lucas 13:1-2

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que pasará si no te arrepientes? Lucas 13:3

 

  1. ¿Qué dijo Jesús acerca de las 18 personas que fueron aplastadas cuando la torre de Siloé se derrumbó? ¿Qué les repitió?   Lucas 13:4-5

 

  1. ¿Qué te pasará si no creés que Jesús es qué?   Juan 8:24

 

  1. ¿De qué debes arrepentirte y qué recibirás?   Hechos 2:38

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a la gente? ¿Qué estaba plantado en la viña de un hombre?   Lucas 13:6

 

  1. ¿Qué le dijo el hombre al viñador?   Lucas 13:7

 

  1. ¿Qué le hizo Jesús a la higuera y qué les dijo a Sus discípulos?   Mateo 21:19-21

 

  1. ¿Qué le pasará a todos los árboles que no den buenos frutos? Mateo 3:10

 

  1. ¿Qué dijo el viñador al hombre que haría para ver si el árbol daba fruto en el futíro? ¿Y si no lo daba que se haría?   Lucas 13:8-9

 

Personal – Arrepentirse significa Cambiar. ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que estás estudiando la Palabra de Dios, qué frutos se han hecho evidentes con este cambio?

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 103:1-4, 6-8, 11 

(“El Señor es tierno y compasivo, es paciente y todo amor.”)

Leé y medita el Salmo 103:1-4, 6-8, 11.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                    EXODO 3:1-8, 13-15 

En la lectura de hoy se nos muestra el asombroso contraste entre la vida de Moisés como príncipe Egipcio y su vida como un insignificante pastor. Como príncipe, todo lo hacían por él; siendo hijo de una princesa Egipcia, se hizo muy famoso y muy popular. Como pastor el sabía lo que era trabajar duro, sin ser premiado y con mucha soledad. Ahora tenía el trabajo que antes se le había enseñado a despreciar. Vivía en las colinas como un desconocido y como un forastero. Esto debió haber sido una increible experiencia de humildad para Moisés, pero Dios en Su infinita sabiduría estaba preparándolo para ser un líder. Moisés no podía ver esto entonces, pero Dios lo estaba preparando para libertar a Israel.

Dios le habló a Moisés desde una fuente inesperada: una zarza ardiente. Cuando Moisés la vió, fue a investigar. Con frecuencia Dios se vale de fuentes inesperadas cuando esta trabajando algo en nuestra vida. Tú también puedes ir a investigar. Dios también habla a traves de las personas. El quizá le hable a tu conyuge, a tus padres, a algún amigo, a un pariente, a cualquiera. Tú debes investigar y abrirte como Moisés ya sea que El se valga de esas personas o de algunas experiencias.

Debes estar listo para las sorpresas de Dios. El podrá decirte por donde ir cuando estés listo para escuchar a “la zarza ardiendo.” Dios le dijo a Moisés que se quitara los zapatos porque estaba pisando tierra santa. Moisés obedeció inmediatamente y no solo se descalzo sino que cubrió su rostro. Quitarse los zapatos fue un acto de reverencia y le dió a entender a Dios que se sentía indigno. Dios es nuestro amigo, pero primero y más que nada es nuestro Señor y Soberano. ¿Cuando adoras a Dios te le acercas de un modo despreocupado o como alguien que fuera invitado a presentarse ante un rey?

 

 

1 CORINTIOS 10:1-6, 10-12 

                La lectura de hoy es un ejemplo muy claro de lo que le acarrea a una persona, a una población ó a una nación el confiarse demasiado y no disciplinarse, una grán inmadurez espiritual. Esta lectura nos anima a recordar nuestro Bautizmo y como hemos sido bendecidos con tener a Dios dentro de nosotros mismos. Como la gente de la lectura de hoy, nosotros hemos sido guiados a traves de tormentas espantosas y traidos a un lugar seguro por medio del amor y el poder de Dios. Ellos siguieron la nube de día y el fuego de noche.

Tenemos a Cristo dentro de nosotros de modo personal. Podemos tener acceso inmediato a El si así lo deseamos. El mundo de hoy, como los Egipcios trataron de hacer a los Israelitas, está tratando de guiarnos hacía el mar de la desesperación y la destrucción. Pero debido a que somos templos del Espíritu Santo (1 Corin. 6:19), podemos pedir el poder del Espíritu Santo que está dentro de nosotros (1 Juan 4:4) y calmar la tormenta que se descarga en los distintos momentos de nuestra vida.

Recordemos, así como los Israelitas necesitaron recordar, que a menos que continuemos siendo un pueblo que haga oración, que adore a Dios y haga lo que Su Santa palabra dice, seremos unos rebeldes y moriremos en nuestro desierto tambien. Las presiones del mundo de hoy hacen fácil el olvidar las lecciones del pasado, pero la lectura diaria de las Escrituras será una poderosa manera de recordar como es que Dios quiere realmente que vivamos. No necesitamos hacer los mismos errores que hicieron los hombres de la lectura de hoy. Se nos ha dado el inmenso regalo de la libertad de hacer nuestra voluntad. Nuestro Dios es un Dios de amor y tenemos dentro el poder del Espíritu Santo para ayudarnos a escoger el amar.

 

 

LUCAS 13:1-9 

El Evangelio de hoy es un llamado al arrepentimiento. El que nos maten o el estar vivos no es una indicación de que seamos justos de por sí. Todos eventualmente moriremos, es parte de la naturaleza humana. Pero no todos necesitamos permanecer muertos. Jesús nos prometió a todos que si creemos en El, no pereceremos, sino que tendremos vida eterna (Juan 3:16).

Hay muchas personas en nuestra sociedad y aún en nuestra familia que se parecen a la higuera de la lectura de hoy. Han sido alimentadas toda la vida y no están produciendo ningún fruto. Rehusan escuchar como se dan los frutos buenos y finalmente muchos de ellos mueren o son cortados. Necesitamos oir lo que dice el Evangelio de hoy pues somos como aquella higuera y debemos arrepentirnos. Necesitamos ser regados y recultivados si no, nos arrancarán y nos tirarán. Jesús murió por nosotros; El ha dejado Su Espíritu para que nos ayude a crecer.

Nuestra iglesia nos rodea con las enseñanzas de Cristo, los sacramentos, las Sagradas Escrituras, la convivencia; todo ello para ayudarnos a dar frutos de amor. Somos productores de una maravillosa clase de fruta que da la vida. Así sabrán quienes somos cuando vean y prueben nuestros frutos de amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, generosidad, fidelidad, gentileza y control de nosotros mismos. Esta es la clase de frutas que debemos dar.

Jesús constantemente te ruega que salves tu árbol de vida que tienes dentro. Escúchalo hoy mismo. Déjalo que abra tus raices y que saque todo lo podrido por medio del sacramento de la reconciliación. Deja que Jesús te ame a traves de la oración y de Su Santa Palabra y toma un tiempo únicamente para oirlo. Permítele que se deleite contigo otra vez.

 

 

Aplicación

                 La primera lectura dice como Moisés vió la zarza ardiendo e investigó, así como nosotros debemos investigar. En la segunda lectura vemos que nuestro bautizmo esta constantemente presente a traves de nuestras vidas. El Evangelio dice que el Cristiano ha nacido para no morir nunca y para vivir por siempre.

Esta semana como Moisés, mira y escucha a Dios hablándote. Quizá te está hablando a traves de alguien de tu famila. Moisés lo oyó en una “zarza ardiendo.” Tu bautizmo te hace un templo del Espíritu Santo y tu lenguaje refleja tu actitud de lo que crees que hay dentro de tu templo. Deja que los que te rodean oigan únicamente palabras que sean honorables y aceptables en la presencia de un rey. ¿Qué clase de frutos darás? ¿Pregúntales a los que están mas cercanos a tí que clase de fruto ven en tí? Esta semana, pasa un tiempo, recortando, alimentando, regando tu árbol de vida y tus frutos alimentarán a tu famila.

 

SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA (March 17th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                 GENESIS 15:5-12, 17-18                            PRIMERA LECTURA

(“Yo soy el Señor que te sacó de Ur…”)

  1. ¿El Señor tomó a Abram y lo llevo afuera, qué le dijo ahí?   Génesis 15:5

 

  1. ¿En quién puso Abram su fé y debido a eso como fue considerado?   Génesis 15:6

 

  1. ¿De dónde vienen los méritos que poseé Pablo? Filipenses 3:9

 

  1. Leé las siguientes escrituras y dí cuáles pueden aplicarse a tí mismo.

Romanos 4:3, 9, 22

Gálatas 3:6

Santiago 2:23

 

  1. ¿De dónde vino Abram?   Génesis 15:7

 

  1. ¿Qué pregunta le hizo Abram al Señor?   Génesis 15:8

 

  1. ¿Qué le dijo el Señor a Abram que hiciera y qué revoloteaba sobre los cádaveres? Génesis 15:9-11

 

  1. ¿Qué hizo Abram cuando vinieron las aves de rapiña? Génesis 15:11

 

  1. ¿Qué sucedió con Abram cuando el sol estaba a punto de ponerse?   Génesis 15:12

 

  1. ¿En las siguientes escrituras cuáles serán algunas maneras similares que simbolizan la presencia de Dios?      Exodo 19:17-19

Hechos 2:3-4

 

  1. ¿Qué hizo el Señor con Abram en esa ocasión? Génesis 15:18

 

  1. ¿En quién se cumplió este pacto? Josué 1:1-9

 

Personal – ¿Tienes ahora una relación adecuada con Dios? ¿Creés en las promesas que Dios ha hecho en la Biblia? ¿Sabes cuáles son las promesas de Dios y los pactos que ha hecho con Su pueblo? Reflexiónalo y habla con Dios sobre ello.

 

 

TERCER DIA                                                       FILIPENSES 3:17-4:1                              SEGUNDA LECTURA

                                                          (“…sigan así firmes en el Señor, amadísimos míos.”)

  1. ¿A quién debemos imitar, a quién debemos tener como guía? Filipenses 1:1 y 3:17

 

  1. ¿Cómo se conducen algunos y qué les pasará por eso? Filipenses 3:18-19

 

  1. ¿Cuál es su dios y su gloria y en que viven pensando? Filipenses 3:19

 

  1. ¿Dónde está nuestra patria y qué es lo que esperamos? Filipenses 3:20

 

  1. ¿Qué hará el Señor con nuestros cuerpos? Filipenses 3:21

 

  1. ¿Semejante a qué hará nuestros cuerpos? ¿Por qué? Filipenses 3:21

 

  1. ¿A quién ama Pablo?   Filipenses 4:1

 

  1. ¿Quién dice Jesús que son sus hermanos? Mateo 12:46-50

 

  1. ¿Qué le dice Pablo a sus hermanos?   Filipenses 4:1

 

Personal – ¿Cuánto tiempo ocupas en el cuidado de tu cuerpo? ¿Ansías ver que el Señor rehaga tu cuerpo? ¿Cómo puedes “mantenerte firme” como nos dice Pablo que hagamos?

 

 

CUARTO DIA                                                             LUCAS 9:28-36                                                              EVANGELIO

                                                                  (“Este es mi Hijo, mi Elegido; escúchenlo.”)

  1. ¿Qué les dijo Jesús ocho días antes de que llevara consigo a Pedro, Juan y Santiago a un cerro a orar?   Lucas 9:27

 

  1. ¿En qué otras ocasiones estuvieron Pedro, Juan y Santiago con Jesús?  Lucas 8:51-52 y Marcos 14:32-33

 

  1. ¿Qué fueron a hacer al cerro?   Lucas 9:28

 

  1. ¿Qué le pasó al rostro y a la ropa de Jesús cuando estaba orando?   Lucas 9:29

 

  1. ¿Quiénes empezaron a conversar con Jesús?   Lucas 9:30

 

  1. ¿Cómo aparecieron y sobre qué hablaron?   Lucas 9:31

 

  1. ¿Qué les pasó a Pedro y los que estaban con él cuando despertaron?   Lucas 9:32

 

Personal – ¿Como creés que reaccionarías si estando en oración te quedaras dormido y al despertar vieras a Jesús, Moisés y Elías? ¿Creés que esto es posible?

 

  1. ¿Cuando los hombres se alejaron, qué le dijo Pedro a Jesús? Lucas 9:33

 

  1. ¿Qué los cubrió mientras Pedro hablaba? ¿Cuál fue la reacción de los discípulos?   Lucas 9:34

 

  1. ¿Qué vino de la nube y qué fue dicho?   Lucas 9:35

 

  1. ¿Quién volvió a estar solo cuando la voz guardó silencio? ¿Hablaron los discípulos sobre ésto en esos días?       Lucas 9:36

 

Personal – ¿De qué modo has escuchado a Jesús durante esta semana? ¿Le hablas y después escuchas lo que El tiene que decirte por medio de Su Palabra? ¿Qué es lo que Dios quiere hacer de tí? ¿Permites a Dios que te transforme? Cuando lo estés haciendo tú también serás transformado como lo dice 2 Corintios 3:18.

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 27:1, 7-9, 13-14 

(“Ten confianza en el Señor, ten valor;”)

Leé y medita el Salmo 27:1, 7-9, 13-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                GENESIS 15:5-12, 17-18

                 A Abram no se le prometió riqueza o fama, eso ya lo tenía. Lo que Dios le prometió a Abram fue que sus descendientes serían innumerables y Abram era un hombre viejo sin herederos para su propia fama y fortuna. Vemos a Dios prometiendo cambiar todo eso y Abram lo cree con todo su corazón, mente y alma. La fe de Abram fue una fuerte respuesta a la presencia viva y el poder de Dios en su vida. Su fe lo hizo justo a los ojos de Dios.

Nosotros también podemos tener esa clase de relación con Dios cuando le confiamos a El nuestra vida. Nuestras acciones visibles, nuestra asistencia a la iglesia, oraciones, buenas obras y aún la lectura de las Sagradas Escrituras por sí mismas no nos harán justos a los ojos de Dios. Una relación correcta se basa en la fé. Tenemos confianza en que Dios es quien El dice que es y que El hace lo que El dice que hará. Las acciones rectas vendrán como un producto natural de una fe firme.

Hemos leído de los errores de Abram y sabemos que no era perfecto. Pero, aunque humano y pecador, Abram creyó y confió en Dios. Fue la fe y no la perfección la que hizo justo a Abram ante los ojos de Dios. El mismo principio se nos aplica a nosotros. Nuestra primera respuesta debe ser creer en Dios y confiar en El absolutamente. El pacto de Dios con Abram fue asunto serio. Representaba una promesa increible de parte de Dios y una grán responsabilidad de parte de Abram. Para confirmarle Su promesa Dios le dio una señal, un calentador humeante y una antorcha encendida. Dios nos confirma Su promesa cuando nos dá a Jesucristo como Salvador y Señor de manera personal.

 

FILIPENSES 3:17 – 4:1

                 Pablo invita ardientemente a los Filipenses a fijarse en él como modelo a imitar en su intento de vivir como Cristo. No quería decir que éllos debían copiarlo como si él fuera perfecto, sino en que se centraran en que sus vidas fueran como la vida de Cristo. No se habían escrito los Evangelios aún, de modo que Pablo no podía decirles que leyeran la Biblia para aprender como era Cristo. Por eso Pablo los invita a seguir su ejemplo como testimonio personal de su carácter.

Debemos preguntarnos a nosotros mismos que clase de seguidor será un nuevo Cristiano si él o élla nos imita. Hay un viejo dicho que es adecuado y dice “Para algunos, la única Biblia que leerán en su vida serás tú.” Pablo era firme en su comentario acerca de tener manga ancha, de ser un Cristiano comodín. Esa es gente que dice ser Cristiana pero no viven conforme al modelo de ser un servidor de Cristo. Hay muy pocos sacrificios en sus actitudes y en sus acciones. Primero satisfacen sus deseos propios sin pensar antes en las necesidades de otros.

Libertad en Cristo no significa libertad para ser egoísta, significa tener la oportunidad de servir. Unicamente podremos ser verdaderos servidores del Señor cuando nos neguemos a nosotros mismos. O sea cuando pongamos a los otros primero y eso significa que todos estamos llamados a “caminar el camino tanto como a hablar lo que se ha de hablar.” Pablo fue muy claro declarando que los cuerpos que recibiremos siendo Cristianos cuando resucitemos serán como el cuerpo resucitado de Cristo.

Pablo anima a sus oyentes a dar gracias y nosotros debemos dar gracias hoy. Pues cuando Cristo regrese para llevarnos a Su reino eterno, seremos glorificados y completamente perfectos. Pablo termina esta lectura diciendo que él espera ver a sus hermanos y hermanas en el Señor. El desea renovar la vieja amistad y les pide que permanezcan firmes al Señor. Hoy en día esa súplica es muy importante y estamos llamados a permanecer firmes al Señor. El ataque que se nos hace como Cristianos es grande y solo manteniendonos firmes a Jesucristo y muy cercanos a Su Santa Palabra, iglesia y sacramentos podremos ser victoriosos con El.

 

LUCAS 9:28-36

                 Jesús tomó a Pedro, Juan y Santiago con El a la cima de un cerro para orar juntos a Su padre celestial. Los llevó ahí para mostrarles quien era realmente, no solo un grán profeta, sino el Hijo Unico de Dios. Recientemente les había dicho que ellos no morirían antes de haber visto el reino de Dios (Lucas 9:27). Se refería a la transfiguración. Los oyentes de Jesús no tendrían que esperar por un futúro Mesías. El les estaba diciendo que el reino estaba entre ellos y que pronto vendría con fuerza a traves del trabajo del Espíritu Santo.

Moisés, representando la Ley y Elías, representando a los profetas, aparecierón con Jesús y la voz de Dios señaló a Jesús como el largamente esperado Mesías con autoridad divina. Jesús podía llenar los dos aspectos la ley y la profecía ya que El era la suma de todos. La brillantez del rostro de Jesús fue vista por fin por primera vez por los apóstoles. Lo estaban viendo como realmente era. Moisés vio la brillantez deslumbrante en la nube al pie de la montaña y en la zarza ardiente al pie del desierto, pero mientras estuvo vivo, nunca vió la brillantez que radiaba del rostro de Cristo al pie del cerro. La transfiguración o cambio fue en los apóstoles pues ellos vieron a Jesús de una manera completamente nueva.

¿Has experimentado el milagro de la transfiguración en tu vida? ¿Le has pedido a Cristo que venga y viva en tu corazón? El con gusto habitará en tí si tu habitas en El (Juan 15:7). Jesús está tocando a la puerta de nuestro corazón y esperará todo el tiempo que sea necesario. Abrele hoy mismo la puerta de tu corazón y mira el radiante y brillante rostro de Jesús. El está esperando compartir Su transfiguración contigo y quiere que tú sirvas de testigo para otros, del milagro de Su amor y Su perdón.

Los apóstoles no querian irse del cerro pues el cambio era fabuloso y no querían arriesgarse a perder la exitación del momento. Jesús es el escogido y en El está todo el poder y la gloria. El quiere que los apóstoles bajen el cerro y vayan a hacer discípulos en todas las naciones (Mateo 28:19-20). Jesús nos está dando a nosotros el mismo mandato o sea dejar la seguridad de la cima del cerro e ir al obscuro y frio valle y guiar a nuestros hijos a un lugar seguro (Mateo 28:20). Y recuerda, cualquier cosa que hagas al último de mis hijos me lo haces a mí (Mateo 25:31-46).

 

Aplicación

La primera lectura muestra que la fe es la respuesta a la presencia viva y el poder de Dios en nuestra vida. La segunda lectura urge a los Cristianos llenos de fe a ser modelos de lo que es ser como Cristo. El Evangelio revela que convertirse a Cristo trae en nosotros una completa transfiguración.

Esta semana, permite que otros vean tu transfiguración. Enseñales que Cristo vive dentro de tí mediante tus acciones. Hazte el propósito de servir alegremente a los que te rodean y ellos notarán la radiante brillantez que viene de tí. Traerás más gente a Cristo por los buenos frutos que des (Gálatas 5:22-23).

SECOND SUNDAY IN LENT (March 17th) – CYCLE C

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY

by Deacon Ken and Marie Finn

 

BEFORE YOU BEGIN:

Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.

“THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.” (JOHN 14:26)

 

FIRST DAY Reread last week’s readings.

  1. What was a helpful or new thought from the readings or from the homily you heard on Sunday?

 

 

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY                                              READ GENESIS 15:5-12, 17-18                                         FIRST READING

(“I am the Lord who brought you from Ur…”)

  1. The Lord took Abram outside and said what to him? Genesis 15:5

 

  1. In whom did Abram put his faith, and as what was it credited? Genesis 15:6

 

  1. The righteousness Paul possesses comes from what? Philippians 3:9

 

  1. Read the following scriptures and tell how they apply to you. Romans 4:3, 9, 22, Galatians 3:6, and James 2:23

 

  1. From where did Abram come? Genesis 15:7

 

  1. What question did Abram put to the Lord? Genesis 15:8

 

  1. What did the Lord tell Abram to do and what swooped down on the carcasses?   Genesis 15:9-11

 

  1. What did Abram do when the birds of prey came? Genesis 15:11

 

  1. What happened to Abram as the sun was about to set? Genesis 15:12
  2. What are similar ways symbolizing the presence of God in these scriptures? Exodus 19:17-19, Acts 2:3-4

 

  1. What did the Lord do with Abraham on that occasion? Genesis 15:18

 

  1. In whom did the fulfillment of this covenant take place? Joshua 1:1-9

 

Personal – What is your relationship with God right now? How do you show that you believe the promises God has made in the Bible? What are some of the promises of God, and the covenants he has made with his people? Reflect on this and talk to God about it.

 

 

 

THIRD DAY                                                    READ PHILIPPIANS 3:17-4:1                                      SECOND READING

(“…continue, my dear ones, to stand firm in the Lord.”)

  1. Who are we to imitate, and who are we to take as a guide? Philippians 1:1 and 3:17

 

  1. How do many conduct themselves and what will happen to them?   Philippians 3:18-19

 

  1. What is their god and their glory, and with what do they occupy their mind? Philippians 3:19

 

  1. Where do we have our citizenship, and for what do we wait? Philippians 3:20

 

  1. What will the Lord do to our bodies? Philippians 3:21

 

  1. According to what does he remake our bodies, and for what reason? Philippians 3:21

 

  1. Who does Paul love? Philippians 4:1

 

  1. Who does Jesus say his brothers are? Matthew 12:46-50

 

  1. What does Paul tell his brothers?   Philippians 4:1

 

Personal – How much time do you spend taking care of your body? Are you looking forward to the Lord remaking this body? How can you “stand firm,” as Paul tells us to do?

 

 

FOURTH DAY                                                        READ LUKE 9:28-36                                                                   GOSPEL

(“This is my Son, my Chosen One. Listen to him.”)

  1. What did Jesus say eight days before he took Peter, John and James up onto a mountain to pray? Luke 9:27

 

  1. On what other occasions were Peter, John and James with Jesus? Luke 8:51-52 and Mark 14:32-33

 

  1. What did they go up on the mountain to do? Luke 9:28

 

  1. What happened to Jesus’ face and clothes as he prayed? Luke 9:29

 

  1. Who were suddenly conversing with Jesus? Luke 9:30

 

  1. How did they appear, and about what did they speak? Luke 9:31

 

  1. Upon awakening, what happened to Peter and those with him? Luke 9:32

 

Personal – How do you think you would react if while in prayer you fell asleep and awoke seeing Jesus, Moses and Elijah? Do you think this is possible?

 

  1. When the men were leaving, what did Peter say to Jesus? Luke 9:33

 

  1. While Peter was speaking, what overshadowed them? What was the reaction of the disciples?   Luke 9:34

 

  1. What came from the cloud and what was said?   Luke 9:35

 

  1. Who was standing there when the voice fell silent, and did the disciples tell anyone about this at that time? Luke 9:36

 

Personal – In what ways have you listened to Jesus this past week? Do you speak to him and then listen to what he has to say through his Word? What is it that God wants to do in you? Are you allowing God to transform you? As you do this you too will be transformed as it says in 2 Corinthians 3:18.

 

 

 

FIFTH DAY                                                    READ PSALM 27:1, 7-9, 13-14

(“Wait for the Lord, take courage;”)

Read and meditate on Psalm 27:1, 7-9, 13-14.

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?

 

How can you apply this to your life?

 

 

SIXTH DAY                                             READ ALL OF THE COMMENTARY

GENESIS 15:5-12, 17-18

Abram was not promised wealth or fame, he already had that, but God promised that Abram’s descendants would be too numerous to count. Abram was an old man with no heirs to his own fame and fortune and we see God promising to change all that. Abram believes with all his heart, mind and soul. Abram’s faith was a strong response to the living presence and power of God in his life and his faith had made him right with God.

We too can have a right relationship with God by trusting him with our lives. Our outward actions, church attendance, prayer, good deeds, and even reading Sacred Scripture, by themselves, will not make us right with God. A right relationship is based on faith. We are confident that God is who he says he is and does what he says he will do. Righteous actions will follow a strong faith naturally as a by-product.

We have read of Abram’s mistakes and know that he was not perfect. Though human and sinful, Abram believed and trusted in God. It was faith and not perfection that made Abram righteous in God’s eyes. This same principle applies to us. Our first response must be to believe in God and to trust in him completely. God’s covenant with Abram was serious business. It represented an incredible promise from God and a huge responsibility from Abram. To confirm his promises to Abram, God gave him a sign, the smoking fire pot and the flaming torch. God confirmed his promise to you and to me when he gave us Jesus Christ, our personal Lord and Savior.

 

PHILIPPIANS 3:17-4:1

Paul challenges the Philippians to use him as a role model in their attempt to live like Christ. He did not mean that they should just copy him as if he were perfect, but they should focus on their lives being like Christ’s life. There was no written Gospel yet, so Paul could not tell them to read the bible to see what Christ was like. Paul therefore urged the people to follow his example as a personal testimony to his character.

We need to ask ourselves about what kind of follower would a new Christian become if he or she imitated us. There is an old saying that is pretty powerful, and it goes like this: “To some people, the only bible that they will ever read will be you.” Paul was very strong in his comment about the self-indulgent Christians. These are people who claim to be Christian, but do not live up to the model of being a servant of Christ. There is very little sacrifice in their attitude or actions. They satisfy their own desires before even thinking about the needs of others.

Freedom in Christ does not mean freedom to be selfish, it means the opportunity to serve. We can only become true servants of the Lord when we die to ourselves. This means putting others first, and it means that we all are called to “walk the walk, as well as, talk the talk.” Paul was very clear in stating that the bodies we receive when we as Christians are raised from the dead will be like Christ’s resurrected body.

Paul is encouraging his listeners to give thanks, and we might all give thanks today, because when Christ returns to take us into his eternal kingdom, we will be glorified and made completely perfect. Paul closes the reading by telling his listeners that he longs to see his brothers and sisters in the Lord. He longs to renew old friendships and he urges them to stay true to the Lord.

Today that plea is extremely important, and we are called to hold true to the Lord. The attack on us as Christians is enormous and only by being true to Jesus Christ and staying close in Christian fellowship through his Holy Word, church and sacraments can we be victorious with him.

 

 

LUKE 9:28-36

Jesus took Peter, James and John to the top of the mountain to pray together to his heavenly father. He took them there to show them who he really was, not just a great prophet, but God’s only Begotten Son. He just recently told them that they would not die before they had seen the kingdom of God (Luke 9:27). He was referring to the transfiguration. Jesus’ listeners were not going to have to wait for another future Messiah. He was telling them the kingdom was among them and would soon come in power through the work of the Holy Spirit.

Moses, representing the Law, and Elijah, representing the prophets, appeared with Jesus and God’s voice singled out Jesus as the long-awaited Messiah with divine authority. Jesus would fulfill both the law and the prophets because he was the summation of it all. The brightness of Jesus’ face was being seen for the first time by the apostles. They were really seeing him for whom he really was. Moses saw the dazzling brightness in the clouds on the mountaintop and in the burning bush on the desert floor, but while he was alive, he never saw the brightness that radiated from the face of Christ on that mountaintop. The transfiguration or change was in the apostles because they were seeing Jesus in a totally new way.

Have you experienced the miracle of the transfiguration in your life? Have you asked Christ to come in and take up residence in your heart? He will gladly abide in you if you will abide in him (John 15:7). Jesus stands knocking on the door to our heart, and he will wait as long as it takes. Open that door of your heart today and look into the radiance and dazzling brightness of his face. He is waiting to share his transfiguration with you, and he wants you to witness to others the miracle of his love and forgiveness.

The apostles did not want to leave that mountain because the change was fantastic, and they did not want to take a chance of losing the excitement of the moment. Jesus is the chosen one and in him is all power and glory. He wants the apostles to come off that mountain and go forth and make disciples of all nations (Matthew 28:19-20). Jesus is giving all of us the same command, and that is to leave the safety of the mountaintop, and go down into the dark, cold valleys and lead our children to safety (Matthew 28:20). And remember, whatever you do to the least of my children, you do unto me (Matthew 25:31-46.)

 

Application

The first reading shows faith is the response to the living presence and power of God in our life. The second reading challenges faith-filled Christians to be Christ-like role models. The Gospel reveals that conversion to Christ brings upon us a complete transfiguration.

This week let others see in you a transfiguration. Show that Christ resides within you by your actions. Make a commitment to serve joyfully those around you, and others will notice the radiance and dazzling brightness that comes from you. You will bring more people to Christ by the good fruit you bear. Gal.5:22-23

 

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA (March 10th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                              DEUTERONOMIO 26:4-10                         PRIMERA LECTURA

                                                                   (“El nos sacó de Egipto con mano firme.”)

  1. ¿Quién tomará el canasto de tus manos y qué hará con él? Deuteronomio 26:4

 

  1. ¿En el versículo 5 del Deuteronomio 26, quién está hablando?   Deuteronomio 1:1

 

  1. ¿Quién era el Arameo errante, a dónde fue?   Génesis 46:6

 

  1. ¿Cómo vivió el Arameo errante y en qué se convirtió? Deuteronomio 26:5

 

  1. ¿Cómo trataron los egipcios a los Israelitas y quien vino en su ayuda?   Deuteronomio 26:6-7

 

  1. ¿Qué dicen los siguientes versículos sobre la opresión?
  2. Isaías 53:8
  3. Isaías 58:9

 

Personal – ¿Has sido tú maltratado ú oprimido de alguna manera? ¿Qué has hecho al respecto?

 

  1. ¿Cuáles son los dos sentidos que dice Deuteronomio 26:7 que Dios usó?

 

  1. ¿De qué manera contestó el Señor a su llamado de auxilio? Deuteronomio 26:8

 

  1. ¿Cómo era la tierra a la que el Señor los llevó? Deuteronomio 26:9

 

  1. ¿Qué hizo Moisés en respuesta a lo que el Señor hizo por él? Deuteronomio 26:10

 

  1. ¿Qué debemos hacer en respuesta a lo que El ha hecho por nosotros? Enumera las 2 cosas del versículo 10, de Deuteronomio 26.

 

Personal – ¿Qué ha hecho el Señor por tí personalmente en el pasado? ¿De lo que has ganado o producido financieramente le has dado algo a Dios en respuesta de lo que El ha hecho por ti? ¿Te has inclinado en acción de gracias y en reverencia al Señor por todo lo que ha hecho por tí?

 

 

TERCER DIA                                                         ROMANOS 10:8-13                                SEGUNDA LECTURA

                                                           (“El que invoque el Nombre del Señor se salvará.”)

  1. ¿Qué está cerca de tí en tus labios y en tu corazón? ¿Qué dice Pablo que se predica? Romanos 10:8

 

  1. ¿Quién o qué es la Palabra?   Juan 1:1, 14

 

  1. ¿Con qué te confiesas y qué confiesas?   Romanos 10:9

 

  1. ¿Quién te da la habilidad para confesar que Jesús es el Señor?   1 Corintios 12:3

 

  1. ¿Con qué crees y que te pasará si lo haces? Romanos 10:9

 

  1. ¿Qué te lleva a la justicia y qué te lleva a la salvación? Romanos 10:10

 

  1. ¿Qué dice la Escritura en Romanos 10:11? Ver también Romanos 9:33 e Isaías 28:16

 

Personal – Hay dos requisitos para ser reconocidos y salvados. ¿De qué modo has cubierto estos requisitos?

 

  1. ¿Con quién es Dios abundante en misericordia? Romanos 10:12

 

  1. ¿Qué debes hacer para recibir la misericordia de Dios? Romanos 10:12

 

  1. ¿Quiénes serán salvados? Romanos 10:13 y Hechos 2:21

 

Personal – ¿A quién y de qué manera has hablado acerca de lo que Jesús ha hecho por tí? Toma unos minutos ahora y reflexiona en quién es Jesús y que ha hecho por tí.

 

 

CUARTO DIA                                                              LUCAS 4:1-13                                                        EVANGELIO

                                                             (“Adorarás al Señor tu Dios y a El solo servirás.”)

  1. ¿De qué estaba Jesús lleno y quién lo condujo al desierto? Lucas 4:1

 

  1. ¿Qué había pasado anteriormente en el Río Jordán? Lucas 3:21

 

  1. ¿Cuánto tiempo estuvo en el desierto, quién lo estaba tentando? ¿Qué comió mientras estuvo ahí?   Lucas 4:2

 

  1. ¿Qué le dijo el demonio?   Lucas 4:3

 

  1. ¿Cuál es la palabra en el versículo 3 que denota que el demonio no cree en El?

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús? ¿Qué dice Mateo 4:4 que el hombre debe tener para vivir aparte del pan?   Lucas 4:4

 

  1. ¿Qué le mostró el demonio a Jesús y qué le dijo? Lucas 4:5-6

 

  1. ¿En Deuteronomio 26:10 se nos dice que nos inclinemos en la presencia del Señor por todo lo que El ha hecho por nosotros. ¿Qué es lo que el demonio dice en Lucas 4:7?

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús?   Lucas 4:8

 

  1. ¿Qué hizo entonces el demonio a Jesús y qué palabra del versículo 9 demuestra su incredulidad?

 

  1. ¿De dónde tomó el demonio las palabras que pronunció? Salmo 91:11

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús al demonio? ¿Cuando dejó éste de tentarlo qué hizo?  Lucas 4:12 y Deuteronomio 6:16

 

Personal – ¿De cuál de las siguientes maneras has sido tu tentado por Satanás? Cuando tienes hambre. Cuando te sientes inferior. Cuando las cosas no van del modo que a tí te gustaría que fueran. ¿De qué modo práctico puedes aplicar esta lección a tu vida durante esta semana? Compártelo con alguien.

 

 

QUINTO DIA                                               LEE EL SALMO 91:1-2, 10-15

                                                  (“Tu eres mi refugio, mi fortaleza, mi Dios en quien confio.”)

Leé y medita el Salmo 91:1-2, 10-15.

¿Qué te dice personalmente el Señor ppor medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                             DEUTERONOMIO 26:4-10

La lectura de hoy aclara muy bien el propósito del diezmo. O sea poner a Dios primero que nada en nuestras vidas. Estamos llamados a darle a Dios lo primero y lo mejor de lo que ganamos. Lo cual significa que le demos con el corazón y con alegría. Lo que hacemos con nuestro dinero es lo que más valoramos. Darle al Señor la primera parte de nuestro sueldo en vez de lo que sobra después de pagar las cuentas y los impuestos, denota que le estamos dando nuestra atención. Si nos habituamos a dar con regularidad el diezmo nos ayudaremos a tener a Dios en el primer lugar de la lista de nuestras prioridades y eso nos dará una perspectiva apropiada de todo lo demás que tengamos.

La Biblia y la Iglesia Cristiana han apoyado siempre un sistema organizado para ayudar a los pobres. Dios les dijo entonces y nos dice hoy, que el diezmo se ha de usar para ayudar a los pobres y desvalidos. Estas normas fueron hechas para prevenir al país de hundirse bajo la aplastante pobreza y opresión.

Vemos en la lectura de hoy que era la responsabilidad de todos el ayudar a los menos afortunados y esa responsabilidad aún hoy en día recae en el cuerpo de los creyentes de nuestra iglesia. En la tradición Israelita, a cada persona se le requería saber de memoria la historia de los tratados de Dios con su pueblo. Debemos reflexionar en la historia de los tratados de Dios con los Cristianos a traves de todas las épocas.

¿Cuál es la historia de tus relaciones con Dios? ¿Puedes recordar específicamente lo que Dios ha hecho por tí? Pasa un tiempo a solas para que reflexiones en los muchos dones que Dios te ha dado. Esto te ayudará a reconocer que todos tus dones y talentos te vienen de Dios. Esta es la razón por la cual gustosamente le damos a Dios el diezmo pues El nos ha colmado con esos tesoros. Recuerda, donde está tu tesoro ahi está tu corazon.

 

ROMANOS 10:8-13

Es una declaración realmente enorme cuando decimos que la salvación que viene de confiar en Cristo ya está dentro de cada uno de nosotros. De hecho esta tan cerca como nuestros corazones y nuestras bocas. La gente a traves de todas las epocas ha buscado a Dios por medio de experiencias dramáticas. Hay quien ha viajado por todo el mundo para encontrar a un líder espiritual.

La Escritura de hoy nos dice que la salvación de Dios está enfrente de nosotros. El vendrá a nosotros dondequiera que estemos y en cualquier momento que lo llamemos (Juan 6:37). Todo lo que necesitamos hacer es responder y aceptar Su increíble don de salvación. Hoy en día mucha gente piensa que hacerse Cristiano y ser recipiente del don de la salvación es un proceso complicado, pero no lo es si creemos verdaderamente en nuestros corazones y se denota en los cambios que haya en nuestra vida y confesamos que Jesús es el Señor de nuestra vida, entonces nosotros también seremos salvados.

Pablo no está diciendo que los Cristianos estarán libres de desilusiones. Habrá muchas veces que las personas nos fallarán y que las circunstancias serán sumamente difíciles. Lo que Pablo nos dice realmente es que Jesucristo nunca nos desilusionará y que cualquiera que crea en El será salvado. Hoy existe mucha gente que dice que cree, pero no hay un fruto visible del Espíritu Santo en sus vidas. Hacemos válido lo que sale de nuestra boca con el modo en que vivimos nuestras vidas. Cuando creemos realmente con nuestro corazón y confesamos que Jesús es realmente el Señor de nuestra vida, otros verán en nosotros los frutos del amor, la paz, la alegría, la paciencia, la amabilidad, la bondad, la fidelidad, la gentileza y el dominio de nosotros mismos. (Gálatas 5:22-23)

 

LUCAS 4:1-13

                 Las tentaciones con frecuencia aparecen cuando estamos en un punto alto de nuestra vida espiritual o ministerio. Algunas veces creemos que si el Espíritu Santo nos está guiando las cosas siempre estarán “donde están las aguas tranquilas” (Salmo 23:2). Pero eso no es necesariamente cierto. El guió a Jesús hacía el desierto y le permitió pasar por un largo y difícil tiempo de pruebas.

El Espíritu Santo puede y de hecho nos guía hacía situaciones dificiles durante el desierto de nuestras propias vidas. Cuando estés pasando por esas pruebas, primero asegurate de que no las has traído tu mismo por medio del pecado o de haber escogido algo sin pensar, sin cuidado. Si no encuentras pecados que confesar o conductas que cambiar pídele a Dios que te dé fuerzas para cuando vengan tus pruebas. Así como Jesús, tú también debes seguir fielmente el camino que el Espíritu Santo te señale. Debemos recordar siempre que Satánas es un ser real y que la tentación que les puso a Eva en el paraíso y a Jesús en el desierto no son unicamente símbolos o ideas. Tenemos que estar en guardia ya sea en tiempos victoriosos como en tiempos de desaliento. Satanás constantemente está luchando contra Dios y contra aquellos que lo siguen y lo obedecen. Podemos estar seguros de que si conocemos y obedecemos la Palabra de Dios tendremos un arma muy efectiva contra la tentación.

La Escritura claramente señala que la Santa Palabra de Dios es un arma potente y ofensiva que forma parte de la armadura del Cristiano (Efesios 6:17). El saber las Escrituras no es suficiente para derrotar a Satanás, él tambien las sabe. Debemos tener fe en la promesa de Dios de que El nos ama tanto que mandó a Su Unico Hijo al mundo para que muriera por nosotros. Jesús nos dice que El es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6) y Satanás no puede contra esa clase de poder.

 

Aplicación

                 La primera lectura muestra que donde está tu tesoro ahí está tu corazón. En la segunda lectura vemos, que la fe es creer más en el que dá, que en lo que está dando. En el Evangelio, el amor de Dios es mucho más poderoso que el recelo de Satanás.

Esta semana, muéstrale a tu familia que el poder te viene de Dios cuando lo pones a El en el primer lugar de tu vida. Deja que tu familia vea que das con gusto el diezmo y anímalos para que ellos también devuelvan a Dios algunos de los frutos de los que están disfrutando. El simple hecho de dar tu diezmo alegremente por amor a los desvalidos sera un testimonio enorme para tus hijos y los hijos de tus hijos.

 

FIRST SUNDAY IN LENT (March 10th) – CYCLE C

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY

by Deacon Ken and Marie Finn

 

BEFORE YOU BEGIN:

Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.

“THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.” (JOHN 14:26)

 

FIRST DAY Reread last week’s readings.

  1. What was a helpful or new thought from the readings or from the homily you heard on Sunday?

 

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY                                             READ DEUTERONOMY 26:4-10                                       FIRST READING

(“He brought us out of Egypt with his strong hand and outstretched arm.”)

  1. Who shall take the basket out of your hands, and what will he do with it?   Deuteronomy 26:4

 

  1. In verse 5 of Deuteronomy 26, who is speaking? Deuteronomy 1:1

 

  1. Who is the wandering Aramean, and where did he go? Genesis 46:6

 

  1. How did the wandering Aramean live, and what did he become? Deuteronomy 26:5

 

  1. How did the Egyptians treat the Israelites, and to whom did they cry out?   Deuteronomy 26:6-7

 

  1. What do the following verses say about oppression?
  2. Isaiah 53:8

Isaiah 58:9

 

Personal – In what way have you been maltreated and oppressed? How have you dealt with it?

 

  1. What two senses did the Lord use in Deuteronomy 26:7?

 

  1. In what way did the Lord answer their cry? Deuteronomy 26:8

 

  1. What was the land like to which the Lord brought them to? Deuteronomy 26:9

 

  1. What did Moses do in response to what the Lord did for him? Deuteronomy 26:10

 

  1. What should we do in response to what he has done for us? List the two things in verse 10 of Deuteronomy 26.

 

Personal – What has God personally done for you in the past? From what you have earned or produced financially, in what way have you responded to what God has done for you? Have you bowed down in thanksgiving and reverence to the Lord for all he has done for you?

 

 

THIRD DAY                                                        READ ROMANS 10:8-13                                          SECOND READING

(“Everyone who calls on the name of the Lord will be saved.”)

  1. What is near you, on your lips, and in your heart, and what does Paul say is preached? Romans 10:8

 

  1. What or who is the Word?   John 1:1, 14

 

  1. With what do you confess, and what do you confess? Romans 10:9

 

  1. Who gives you the ability to confess Jesus is Lord? 1 Corinthians 12:3

 

  1. With what do you believe and what will happen to you if you do this?   Romans 10:9

 

  1. What leads to justification, and what leads to salvation? Romans 10:10

 

  1. What does Scripture say in Romans 10:11, Romans 9:33, and Isaiah 28:16?

 

Personal – There are two requirements to being justified and saved. In what way have you fulfilled these requirements?

 

  1. To whom is God rich in mercy?   Romans 10:12
  2. What must you do to receive God’s mercy? Romans 10:12

 

  1. Who will be saved? Romans 10:13, Acts 2:21

 

Personal – To whom and in what way have you spoken to others of what Jesus has done for you? Take a few minutes now and reflect on Jesus, who he is, and what he has done.

 

 

FOURTH DAY                                                         READ LUKE 4:1-13                                                                    GOSPEL

(“You shall worship the Lord, your God, and him alone shall you serve.”)

  1. What was Jesus full of, and who conducted him into the desert? Luke 4:1

 

  1. What had previously taken place in the Jordan River? Luke 3:21

 

  1. How long was he in the desert, who tempted him, and what did he eat while there? Luke 4:2

 

  1. What did the devil say to him?   Luke 4:3

 

  1. What one word in verse 3 denotes the devil’s unbelief in him?

 

  1. What was Jesus’ response, and besides bread, what does Matthew 4:4 say man shall live on? Luke 4:4

 

  1. What did the devil show Jesus, and what did the devil say to him?   Luke 4:5-6

 

  1. Deuteronomy 26:10 tells us to bow down in the presence of the Lord for all he has done for us. What is the devil saying in Luke 4:7?

 

  1. What was Jesus’ reply to him?   Luke 4:8

 

  1. Then what did the devil do and say to Jesus, and what small word in verse 9 showed the devil’s unbelief?

 

  1. From what did the devil quote?   Psalm 91:11

 

  1. What did Jesus say to the devil, and when the devil had finished all the tempting, what did he do? Luke 4:12 and Deuteronomy 6:16

Personal – In which of the following ways have you been tempted by Satan:   When you are hungry – When you feel inferior – When things are not going the way you would like them to go? In what practical way can you apply this lesson to your life this week? Share with someone.

 

 

FIFTH DAY                                                      READ PSALM 91:1-2, 10-15

(“My refuge and my fortress, my God in whom I trust.”)

Read and meditate on Psalm 91:1-2, 10-15.

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?

 

How can you apply this to your life?

 

 

SIXTH DAY                                             READ ALL OF THE COMMENTARY

DEUTERONOMY 26:4-10

Today’s reading makes the purpose of tithing very clear: to put God first in our lives. We are called to give God the first and best of what we earn. This means that we give from the heart, and we are to give joyously. What we do with our money shows what we value most. Giving the first part of our paycheck to God, rather than what is left after taxes and bills, focuses our attention on him. A habit of regular tithing can keep God at the top of our priority list and give us a proper perspective on everything else we have.

The Bible and the Christian Church have always supported an organized system of caring for the poor. God told his people then, and he tells us today, to use our tithe for the helpless and poor. These regulations were designed to prevent the country from sinking under crushing poverty and oppression.

We see in today’s reading that it was everyone’s responsibility to care for the less fortunate and that responsibility still falls upon the body of believers in our church. In the Israelite tradition, each person was required to recite the history of God’s dealings with his people. We need to reflect on the history of God’s dealings with Christians throughout the ages.

What is the history of your relationship with God? Can you specifically recall what God has done for you? Take some time alone to reflect on the many gifts that God has given you. This will help you to see how all of your gifts and talents really come from God. That is why we can joyously tithe to God, because he has showered us with so much treasure. Remember, where your treasure is, your heart is.

 

ROMANS 10:8-13

A tremendously powerful statement is made when we say salvation that comes from trusting Christ is already within easy reach of us. In fact, it is as near as our own hearts and mouths. People all through the ages have looked for God through dramatic experiences. Some people have traveled all across the world to meet a spiritual leader.

Today’s Scripture reading tells us that God’s salvation is right in front of us. He will come to us wherever we are and whenever we call (John 6:37). All we need to do is to respond and accept his incredible gift of salvation. Today many people think that to become a Christian and be the recipient of the gift of salvation is a complicated process, but it is not. If we truly believe in our hearts and this belief is shown in the changes that take place in our lives and confess that Jesus is the Lord of our lives, then we too will be saved.

Paul is not saying that Christians will be free of all disappointments. There will be many times when people let us down and when circumstances take a turn for the worse. What Paul is really saying is that Jesus Christ will never let us down and that everyone who believes in him will be saved. Today there are some people who say they believe, but there is no fruit of the Holy Spirit visible in their lives. We validate what comes out of our mouths by the way we live our lives. When we really believe without hearts and confess that Jesus is really the Lord of our life, then others will see in us the fruits of love, peace, joy, patience, kindness, goodness, faithfulness, gentleness and self-control (Galatians 5:22-23).

 

LUKE 4:1-13

Temptations often come after a high point in our spiritual lives or ministries. Sometimes we feel that if the Holy Spirit leads us, it will always be “beside the still waters” (Psalm 23:2). But that is not necessarily true. He led Jesus into the desert and allowed him to experience a long and difficult time of testing.

The Holy Spirit can and does lead us into difficult situations in the desert experiences of our own lives. When facing these trials, first make sure you have not brought them on yourself through sin or foolish choices. If you find no sin to confess or behavior to change, then ask God to strengthen you for your test. Like Jesus did, you are also to follow faithfully where the Holy Spirit leads. We must always remember that Satan is a real being and his temptation of Eve in the Garden and of Jesus in the wilderness is not to be dismissed as just a symbol or an idea. We need to be on our guard in times of victory, just as in times of discouragement. Satan constantly fights against God and those who follow and obey him. We can be assured that knowing and obeying God’s Word is a very effective weapon against temptation.

Scripture clearly points out that God’s Holy Word is a very powerful offensive weapon that is provided in the Christian’s armor (Ephesians 6:17). Knowing Scripture is not enough to defeat Satan because he also knows Scripture. We must have faith in God’s promise that he loves us so much that he sent his only begotten Son into the world to die just for us. Jesus tells us that he is the way, the truth, and the life (John 14:6), and Satan cannot stand up to that power.

 

Application

The first reading shows that where your treasure is, your heart is. In the second reading, faith is belief in the giver more than in the gift. In the Gospel, God’s love is far more powerful than Satan’s fear.

This week show your family the power that comes from God when you set him in first place in your life. Let your family see that you joyously tithe and encourage them to give back to God some of the fruits that they enjoy. The simple act of your joyful caring for the helpless with your tithe will be a tremendous witness to your children and your children’s children.

 

Lectio Divina – 1st Sunday of Lent (March 10th) – Cycle C

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN

READ, REFLECT AND WRITE

Luke 4:1-13 – Filled with the Holy Spirit, Jesus returned from the Jordan and was led by the Spirit into the desert for forty days, to be tempted by the devil. He ate nothing during those days, and when they were over he was hungry. The devil said to him, “If you are the Son of God, command this stone to become bread.” Jesus answered him, “It is written, One does not live on bread alone.” Then he took him up and showed him all the kingdoms of the world in a single instant. The devil said to him, “I shall give to you all this power and glory; for it has been handed over to me, and I may give it to whomever I wish. All this will be yours, if you worship me.” Jesus said to him in reply, “It is written; You shall worship the Lord, your God, and him alone shall you serve.” Then he led him to Jerusalem, made him stand on the parapet of the temple, and said to him, “If you are the Son of God, throw yourself down from here, for it is written: He will command his angels concerning you, to guard you, and: With their hands they will support you, lest you dash your foot against a stone.” Jesus said to him in reply, “It also says, You shall not put the Lord, your God, to the test.” When the devil had finished every temptation, he departed from him for a time.

What is the Lord personally saying to you?

 

 

 

What does the Lord personally want you to do?

 

SECOND SUNDAY IN LENT (March 17th) – CYCLE C

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY

by Deacon Ken and Marie Finn 

BEFORE YOU BEGIN:

 Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.

“THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.” (JOHN 14:26)

 

FIRST DAY Reread last week’s readings. 

  1. What was a helpful or new thought from the readings or from the homily you heard on Sunday?

  

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY         READ GENESIS 15:5-12, 17-18     FIRST READING 

          (“I am the Lord who brought you from Ur…”) 

  1. The Lord took Abram outside and said what to him?   Genesis 15:5

  

  1. In whom did Abram put his faith, and as what was it credited? Genesis 15:6

  

  1. The righteousness Paul possesses comes from what?   Philippians 3:9

  

  1. Read the following scriptures and tell how they apply to you.  Romans 4:3, 9, 22, Galatians 3:6, and James 2:23

  

  1. From where did Abram come? Genesis 15:7

  

  1. What question did Abram put to the Lord? Genesis 15:8

 

  1. What did the Lord tell Abram to do and what swooped down on the carcasses?   Genesis 15:9-11

  

  1. What did Abram do when the birds of prey came?   Genesis 15:11

 

  1. What happened to Abram as the sun was about to set?   Genesis 15:12

  

  1. What are similar ways symbolizing the presence of God in these scriptures? Exodus 19:17-19, Acts 2:3-4

  

  1. What did the Lord do with Abraham on that occasion?  Genesis 15:18

  

  1. In whom did the fulfillment of this covenant take place?  Joshua 1:1-9 

 

Personal – What is your relationship with God right now? How do you show that you believe the promises God has made in the Bible? What are some of the promises of God, and the covenants he has made with his people? Reflect on this and talk to God about it.

  

 

THIRD DAY           READ PHILIPPIANS 3:17-4:1      SECOND READING 

    (“…continue, my dear ones, to stand firm in the Lord.”) 

  1. Who are we to imitate, and who are we to take as a guide?  Philippians 1:1 and 3:17

  

  1. How do many conduct themselves and what will happen to them?   Philippians 3:18-19

  

  1. What is their god and their glory, and with what do they occupy their mind? Philippians 3:19

  

  1. Where do we have our citizenship, and for what do we wait?   Philippians 3:20

  

  1. What will the Lord do to our bodies? Philippians 3:21

  

  1. According to what does he remake our bodies, and for what reason? Philippians 3:21

  

  1. Who does Paul love? Philippians 4:1

  

  1. Who does Jesus say his brothers are? Matthew 12:46-50

  

  1. What does Paul tell his brothers?   Philippians 4:1

  

Personal – How much time do you spend taking care of your body? Are you looking forward to the Lord remaking this body? How can you “stand firm,” as Paul tells us to do?

 

 

FOURTH DAY              READ LUKE 9:28-36                GOSPEL

         (“This is my Son, my Chosen One. Listen to him.”) 

  1. What did Jesus say eight days before he took Peter, John and James up onto a mountain to pray? Luke 9:27

  

  1. On what other occasions were Peter, John and James with Jesus? Luke 8:51-52 and Mark 14:32-33

  

  1. What did they go up on the mountain to do? Luke 9:28

  

  1. What happened to Jesus’ face and clothes as he prayed?   Luke 9:29

  

  1. Who were suddenly conversing with Jesus? Luke 9:30

  

  1. How did they appear, and about what did they speak?   Luke 9:31

  

  1. Upon awakening, what happened to Peter and those with him?   Luke 9:32

  

Personal – How do you think you would react if while in prayer you fell asleep and awoke seeing Jesus, Moses and Elijah? Do you think this is possible?

  

  1. When the men were leaving, what did Peter say to Jesus?   Luke 9:33

  

  1. While Peter was speaking, what overshadowed them? What was the reaction of the disciples?   Luke 9:34

 

  1. What came from the cloud and what was said?   Luke 9:35

  

  1. Who was standing there when the voice fell silent, and did the disciples tell anyone about this at that time?  Luke 9:36

  

Personal – In what ways have you listened to Jesus this past week? Do you speak to him and then listen to what he has to say through his Word? What is it that God wants to do in you? Are you allowing God to transform you? As you do this you too will be transformed as it says in 2 Corinthians 3:18.

 

 

FIFTH DAY          READ PSALM 27:1, 7-9, 13-14 

              (“Wait for the Lord, take courage;”) 

Read and meditate on Psalm 27:1, 7-9, 13-14.

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?

 

How can you apply this to your life?

 

 

SIXTH DAY          READ ALL OF THE COMMENTARY 

                     GENESIS 15:5-12, 17-18

      Abram was not promised wealth or fame, he already had that, but God promised that Abram’s descendants would be too numerous to count. Abram was an old man with no heirs to his own fame and fortune and we see God promising to change all that. Abram believes with all his heart, mind and soul. Abram’s faith was a strong response to the living presence and power of God in his life and his faith had made him right with God.

      We too can have a right relationship with God by trusting him with our lives. Our outward actions, church attendance, prayer, good deeds, and even reading Sacred Scripture, by themselves, will not make us right with God. A right relationship is based on faith. We are confident that God is who he says he is, and does what he says he will do. Righteous actions will follow a strong faith naturally as a by-product.

      We have read of Abram’s mistakes and know that he was not perfect. Though human and sinful, Abram believed and trusted in God. It was faith and not perfection that made Abram righteous in God’s eyes. This same principle applies to us. Our first response must be to believe in God and to trust in him completely. God’s covenant with Abram was serious business. It represented an incredible promise from God and a huge responsibility from Abram. To confirm his promises to Abram, God gave him a sign, the smoking fire pot and the flaming torch. God confirmed his promise to you and to me when he gave us Jesus Christ, our personal Lord and Savior.

 

                      PHILIPPIANS 3:17-4:1

      Paul challenges the Philippians to use him as a role model in their attempt to live like Christ. He did not mean that they should just copy him as if he were perfect, but they should focus on their lives being like Christ’s life. There was no written Gospel yet, so Paul could not tell them to read the bible to see what Christ was like. Paul therefore urged the people to follow his example as a personal testimony to his character.

      We need to ask ourselves about what kind of follower would a new Christian become if he or she imitated us. There is an old saying that is pretty powerful, and it goes like this: “To some people, the only bible that they will ever read will be you.” Paul was very strong in his comment about the self-indulgent Christians. These are people who claim to be Christian, but do not live up to the model of being a servant of Christ. There is very little sacrifice in their attitude or actions. They satisfy their own desires before even thinking about the needs of others.

      Freedom in Christ does not mean freedom to be selfish, it means the opportunity to serve. We can only become true servants of the Lord when we die to ourselves. This means putting others first, and it means that we all are called to “walk the walk, as well as, talk the talk.” Paul was very clear in stating that the bodies we receive when we as Christians are raised from the dead will be like Christ’s resurrected body.

      Paul is encouraging his listeners to give thanks, and we might all give thanks today, because when Christ returns to take us into his eternal kingdom, we will be glorified and made completely perfect. Paul closes the reading by telling his listeners that he longs to see his brothers and sisters in the Lord. He longs to renew old friendships and he urges them to stay true to the Lord.

      Today that plea is extremely important and we are called to hold true to the Lord. The attack on us as Christians is enormous and only by being true to Jesus Christ and staying close in Christian fellowship through his Holy Word, church and sacraments can we be victorious with him.

 

                          LUKE 9:28-36

      Jesus took Peter, James and John to the top of the mountain to pray together to his heavenly father. He took them there to show them who he really was, not just a great prophet, but God’s only Begotten Son. He just recently told them that they would not die before they had seen the kingdom of God (Luke 9:27). He was referring to the transfiguration. Jesus’ listeners were not going to have to wait for another future Messiah. He was telling them the kingdom was among them and would soon come in power through the work of the Holy Spirit.

      Moses, representing the Law, and Elijah, representing the prophets, appeared with Jesus and God’s voice singled out Jesus as the long-awaited Messiah with divine authority. Jesus would fulfill both the law and the prophets because he was the summation of it all. The brightness of Jesus’ face was being seen for the first time by the apostles. They were really seeing him for whom he really was. Moses saw the dazzling brightness in the clouds on the mountaintop and in the burning bush on the desert floor, but while he was alive, he never saw the brightness that radiated from the face of Christ on that mountaintop. The transfiguration or change was in the apostles because they were seeing Jesus in a totally new way.

      Have you experienced the miracle of the transfiguration in your life? Have you asked Christ to come in and take up residence in your heart? He will gladly abide in you if you will abide in him (John 15:7). Jesus stands knocking on the door to our heart, and he will wait as long as it takes. Open that door of your heart today and look into the radiance and dazzling brightness of his face. He is waiting to share his transfiguration with you, and he wants you to witness to others the miracle of his love and forgiveness.

      The apostles did not want to leave that mountain because the change was fantastic, and they did not want to take a chance of losing the excitement of the moment. Jesus is the chosen one and in him is all power and glory. He wants the apostles to come off that mountain and go forth and make disciples of all nations (Matthew 28:19-20). Jesus is giving all of us the same command, and that is to leave the safety of the mountaintop, and go down into the dark, cold valleys and lead our children to safety (Matthew 28:20). And remember, whatever you do to the least of my children, you do unto me (Matthew 25:31-46.)

 

Application

      The first reading shows faith is the response to the living presence and power of God in our life. The second reading challenges faith-filled Christians to be Christ-like role models. The Gospel reveals that conversion to Christ brings upon us a complete transfiguration.

      This week, let others see in you a transfiguration. Show that Christ resides within you by your actions. Make a commitment to serve joyfully those around you, and others will notice the radiance and dazzling brightness that comes from you. You will bring more people to Christ by the good fruit you bear. Gal.5:22-23