TERCER DOMINGO DE PASCUA (May 5th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                 HECHOS 5:27-32, 40-41                            PRIMERA LECTURA 

(“Debemos obedecer a Dios, no a los hombres.”)

  1. ¿Quiénes fueron traidos y presentados ante el Sanedrín? ¿Quién los interrogó? Hechos 5:17-18, 27

 

  1. ¿Cuáles fueron las órdenes estrictas que les dieron a los apóstoles y qué difundieron en todo Jerusalén? Hechos 5:28

 

  1. ¿Sobre quién no debían ni decir el nombre? ¿Qué dijeron Pedro y Juan que era imposible?    Hechos 4:18-20

 

  1. ¿Qué dijeron Pedro y los otros apostóles? Hechos 5:29

 

  1. ¿Quién resucitó a Jesús? ¿Qué dijeron los apóstoles que estos les habían hecho? Hechos 5:30

 

  1. ¿Por qué Dios exaltó a Jesús a su derecha como Jefe y Salvador? Hechos 5:31

 

  1. ¿Qué recibes cuando te arrepientes? Hechos 2:38

 

  1. ¿A quién le ha sido dado el Espíritu Santo? Hechos 5:32

 

  1. ¿Qué les pasó a los apóstoles y qué les prohibieron? Hechos 5:40

 

  1. ¿Cómo salieron los apóstoles del Sanedrín y por qué salieron así? Hechos 5:41

 

Personal – ¿De qué modo has tenido que ir en contra de las autoridades para obedecer a Dios en lugar de a los hombres? ¿De qué manera has hablado en nombre de Jesús a tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela?

 

 

TERCER DIA                                                      APOCALIPSIS 5:11-14                            SEGUNDA LECTURA 

(“Digno es el Cordero que ha sido degollado, de recibir el poder y la riqueza,…”)

  1. ¿Quién seguía mirando, qué oía y veía? Apocalipsis 1:1-2 y Apocalipsis 5:11

 

  1. ¿Mientras los ángeles gritaban a toda voz, quién decían que era digno y qué había recibido?   Apocalipsis 5:12

 

  1. ¿Cómo llamó a Jesús, Juan el Bautista? Juan 1:29

 

  1. ¿Cómo podemos recibir el poder y la riqueza? Hechos 1:8 y Mateo 6:33

 

  1. ¿Cómo recibimos sabiduría y fortaleza? Santiago 1:5 y Filipenses 4:13

 

  1. ¿Quién no es digno de Jesús? Mateo 10:37-38

 

  1. ¿A quién se oía gritar y desde dónde? Apocalipsis 5:13

 

  1. ¿Quién se debe arrodillar ante el nombre de Jesús? Filipenses 2:10

 

  1. ¿Quién debe recibir alabanza, honor, gloria y poder por los siglos de los siglos? Apocalipsis 5:13

 

  1. ¿Qué contestaron los Cuatro Vivientes y qué hacían los ancianos? Apocalipsis 5:14

 

Personal – ¿Qué es lo que te ha hecho digno de usar el nombre de Cristiano? ¿Dónde encuentras tu propia dignidad? Lee Apocalipsis 5:12 y medita en esto.

 

 

CUARTO DIA                                                              JUAN 21:1-19                                                        EVANGELIO 

(“Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”)

  1. ¿A quién se le reveló Jesús mismo? ¿Qué estaban haciendo? Juan 21:1-3

 

  1. ¿A qué hora del día estaba Jesús en la orilla y qué era lo que no sabían los discípulos? Juan 21:4

 

  1. ¿Cómo llamó Jesús a los discípulos, qué les dijo y qué contestaron estos? Juan 21:5

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús, qué sucedió como resultado de haber hecho lo que El les pidió? ¿Quién reconoció al Señor? Juan 21:6-7

 

Personal – ¿Qué te ha pedido el Señor? ¿Cuál ha sido el resultado?

 

  1. ¿Qué vieron los discípulos en la orilla, qué les dijo Jesús y qué hizo Simon Pedro? Juan 21:8-11

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús, qué fue lo que los discípulos no se atrevieron a preguntar, qué hizo Jesús? ¿Cuántas veces se reveló Jesús mismo a ellos desde Su resurrección? Juan 21:12-14

 

  1. ¿Cuando terminarón de desayunar, qué le preguntó Jesús a Simón Pedro? ¿Cuál fue su respuesta y qué le dijo Jesús que hiciera? Juan 21:15

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Pedro la segunda y tercera vez que Jesús le preguntó si lo amaba y qué le dijo que hiciera? Juan 21:16-17

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que le iba a pasar a Pedro, qué significaba esto? Juan 21:18-19

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Pedro que hiciera? Juan 21:19
  2. ¿Por qué debes tu seguir las huellas de Jesús? 1 Pedro 2:21

 

Personal – ¿Qué has hecho para demostrar tu amor a Jesús? ¿Quiénes entre tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela han sido alimentados por tí, esta semana?

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 30:2, 4-6, 11-13 

(“Te alabaré Señor, por que me has librado.”)

Leé y medita el Salmo 30:2, 4-6, 11-13.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                 HECHOS 5:27-32,40-41

En la lectura de hoy vemos el poder de Dios trabajando a traves de un grupo de hombres. Sería bueno preguntarnos que haríamos si fueramos amenazados por ser líderes poderosos y tuvieramos quizá que ser encarcelados por hablar de Dios. Estos hombres fueron golpeados, arrestados y encarcelados y aún así, volvieron a proclamar la Santa Palabra de Dios cuando fueron soltados. Cuando estemos convencidos del poder de la resurrección de Cristo y hayamos percibido la presencia de Su Espíritu Santo, entonces también tendremos la confianza de hablar por Cristo.

El templo era un lugar muy concurrido y mucha gente se detenía ahí a orar y a adorar al amanecer. Estas eran las gentes con las que los apóstoles se encontraban para hablar de la “Buena Nueva.” Hoy en día en nuestros lugares comerciales hay la tendencia de mantener la religión como un asunto privado entre nosotros y nuestro Dios. Es fácil ver a las personas Cristianas voltear los ojos cuando hay algo incorrecto pues “no quieren verse involucrados.” Estamos percibiendo mucha maldad que se permite continuar debido a que el miedo al hombre es más fuerte que el miedo al Señor.

Los apóstoles supieron que el castigo por hablar en el nombre de Jesús podía ser la muerte. Pero ellos sabían sus prioridades. Debemos siempre de tratar de mantener la paz con todos (Romanos 12:18) pero a veces el conflicto con el mundo y sus autoridades es inevitable para un Cristiano (Juan 15:18). Habrá situaciones donde no podrás obedecer a Dios y el hombre, por ejemplo la práctica del aborto. Aquí debes obedecer a Dios y confiar en Su palabra y no en la palabra del hombre o la ley.

El mismo Jesús nos anima en Sus propias palabras a seguirlo “Qué felicidad cuando otros te odian y te excluyen y te insultan y calumnian tu nombre debido a que eres mío” Cuando esto pase ¡alégrate! ¡Sí, brinca de gusto! Pues tú tendrás un grán premio esperándote en el cielo (Lucas 6:22-23). Estamos llamados a vivir como Cristo nos ha pedido, compartiendo nuestra fe sin importar el costo. Quizá no nos golpeén o no nos metan a la cárcel pero quizá si nos ridiculicen, nos excluyan o nos calumnien. ¿Qué tanto estás dispuesto a sufrir en nombre del Evangelio compartiéndolo con los demás?

 

APOCALIPSIS 5:11-14

Como Cristianos Católicos se nos ha enseñado que los ángeles son seres espirituales creados por Dios y que le ayudan a realizar Su trabajo en la tierra. En algunos casos son mensajeros (Lucas 1:26) y en otros protegen al pueblo de Dios (Daniel 6:23). Los ángeles animan (Génesis 16:7) y sirven de guías (Exodo 14:9). Hay dos clases de ángeles: buenos y malos (Apocalipsis 12:7-9) pero debido a que los ángeles malos siguieron a Satanás y no a Dios, tienen mucho menos poder y autoridad. El papel principal de los ángeles buenos es alabar constantemente a Dios.

La lectura de hoy nos muestra que solo el Cordero de Dios, Jesucristo es digno de abrir el Libro Sellado. Para nosotros el Libro Sellado significa los eventos de la historia y es Jesucristo quien lo tiene, no Satanás. Jesucristo es el Señor y solo El es digno de poner en movimiento los eventos de los últimos días de la historia. A Jesucristo se le representa como un cordero lo cual simboliza Su humilde sumisión a la voluntad de Dios. El cordero es la figura central de la visión de Juan. Cristo, el Cordero fue el sacrificio perfecto por los pecados de toda la humanidad.

El es el único que puede salvarnos de los terribles eventos revelados en el Libro Sellado. Jesús es también representado como un león simbolizando su autoridad y poder (Apocal. 5:5). Cristo el Cordero ganó la batalla más grande de todas derrotando a todas las fuerzas y a la muerte sometiéndose humildemente a la voluntad de Dios y muriendo en la cruz. Cristo el León es victorioso debido a lo que Cristo el Cordero ha hecho. Nosotros gozaremos los premios de la victoria no debido a nuestro poder y fuerzas sino a traves de nuestra humilde sumisión a Dios. Juan por medio de sus imágenes de Dios, nos ha mostrado que, es en el acto de someter humildemente nuestras vidas a Dios en el cual recibimos el poder de Su Espíritu Santo para hacerlo. No debemos olvidar nunca que cualquiera que se arrepienta y tenga fe es aceptado por Dios y tendrá parte en Su reino. Cuando vayas por ahí, deja que la gente vea como el fruto de la humildad brilla en tí y así verán muy claramente a traves de tí al Cordero de Dios (Juan 1:29).

 

JUAN 21:1-19

En el Evangelio de hoy Jesús le da a Pedro la comisión de alimentar a sus ovejas. Jesús se les aparece a sus discipulos cuando están pescando y los llama para que se acerquen. Es importante recordar que esos hombres estaban sumamente desilusionados por el modo en que habían ocurrido las cosas. Ellos habían seguido a un amado Mesiás que había prometido vida eterna y ahora ya se había ido. Así que ellos decidieron regresar a sus ocupaciones que tenían originalmente antes de haber oido de Jesucristo y se encontraban otra vez pescando. Sonaba medio cómico recordar las palabras de Jesús “Yo los haré pescadores de hombres.”

Cuando Jesús los llamó y les preguntó si ya habían pescado algo, ellos contestaron que no y entonces Jesús les empieza a decir a estos pescadores profesionales como deben pescar. Estas palabras deben haberles impactado con mucha fuerza. Los pensamientos que deben haber corrido por las mentes de estos hombres en la barca deben haber sido de mucho asombro y aún más de miedo. Ellos lo habían visto y sabían que estaba muerto. Habían visto las apariciones en aquella habitación de los altos pero después de eso El había desaparecido. Sin embargo obedecieron Su mandato y el resultado fue increíble. Juan tratando desesperadamente de mantener sus emociones controladas le dice a Pedro que debe ser el Señor el que les está aconsejando desde la orilla. Pedro explota y se echa al agua a nadar, gatear, correr, cualquier cosa con tal de llegar lo más pronto posible a donde estaba Jesús. Juan supo que era Jesús porque lo había visto hacer un milagro similar en el Lago de Genesaret (Lucas 5:1-11). Ya en la playa los apóstoles supieron lo que era que Jesús les cocinara y comiera con ellos.

Jesús guía a Pedro a una experiencia profunda de alivio que quitaría la nube de su negación. Pedro negó a Jesús tres veces. Tres veces Jesús le pregunta si lo ama. Cuando Pedro le contesta que sí, Jesús le dice que alimente a sus ovejas. Debes recordar que una cosa es decir que amas a Jesús y otra es la prueba real de tu voluntad de servirle. Pedro estaba arrepentido y ahora Jesús le pide que le dedique su vida. La vida de Pedro cambió cuando se dió cuenta verdaderamente de quien era Jesús. Pedro había enfrentado sus verdaderos sentimientos cuando Jesús le hace frente; nosotros también debemos hacerle frente a nuestros verdaderos sentimientos. ¿Cómo responderías hoy si Jesús te preguntara “Me amas, realmente me amas?”

 

Aplicación 

La primera lectura muestra que debemos obedecer a Dios más que al hombre. La segunda lectura revela que digno es el cordero que fue degollado por nosotros. El Evangelio muestra que el amor es una decisión, no una expresión sentimental.

Esta semana muéstrale a los que están a tu alrededor que obedeces la ley de Dios con tus acciones, tus palabras y aún más con tus pensamientos. Demuéstrale a tu familia la humildad del Cordero de Dios que vive en ti por medio de tus actos de amabilidad y gentileza hacía ellos. Puedes demostrar que realmente amas a Jesús alimentando a sus ovejas en tu propia casa. Puedes hacer esto guiándolos en la oración, la lectura de las escrituras, compartiendo en la iglesia y en la adoración a traves de los sacramentos.

 

SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA (April 28th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                        HECHOS 5:12-16                                  PRIMERA LECTURA 

(“Muchas señales y prodigios se hicieron en el pueblo…”)

  1. ¿De qué modo ocurrieron muchas señales y prodigios? Hechos 5:12

 

  1. ¿De dónde vino el poder para realizar estas señales y prodigios? Hechos 1:8

 

  1. ¿A quién se le dió este poder? Hechos 2:38-39

 

  1. ¿En qué concepto tenía la gente a los apóstoles? Hechos 5:13

 

  1. ¿Qué hacían grán número de hombres y mujeres? Hechos 5:14

 

  1. ¿En qué dijeron los apóstoles que muchos creían? Hechos 4:4

 

  1. Cómo resultado de que la gente creía y eran cada vez más en número, ¿qué hicieron y a dónde llevaron a los enfermos? Hechos 5:15

 

  1. ¿Qué pasó con los enfermos y con los atormentados por espíritus malos?   Hechos 5:15-16

 

  1. Lee las siguientes Escrituras y dí con que se consigue el sanar.

Marcos 5:34, Lucas 18:42 y Hechos 14:9

 

  1. Lee las siguientes Escrituras y dí quienes fueron sanados:

Mateo 8:16 ________________________, Mateo 12:15 ____________________________,

Marcos 6:56 _______________________, y Hechos 5:16 ___________________________

 

Personal – ¿De qué manera ves señales y maravillas sucediendo en tu propia casa? ¿En qué necesitan ser sanados tú, los de tu familia, amigos y compañeros de trabajo? ¿Qué creés que será lo que traerá el alivio? Medítalo y comparte tus ideas con alguien.

 

TERCER DIA                                                 APOCALIPSIS 1:9-13, 17-19                       SEGUNDA LECTURA 

(“… el Primero y el Ultimo. Yo soy el que vive.”)

  1. ¿En que isla se hallaba Juan? Apocalipsis 1:9

 

  1. Busca esa isla en un mapa bíblico.

 

  1. ¿Con quién compartía Juan y cuáles eran las tres cosas que compartía con ellos? Apocalipsis 1:4, 9

 

  1. ¿Por qué fue Juan enviado a la isla de Patmos? Apocalipsis 1:9

 

Personal – ¿De qué modo te has sentido aislado debido a que has proclamado la Palabra de Dios y por atestiguar por Jesús?

 

  1. En el día del Señor Juan oyó algo. ¿Qué fué y qué dijo? Apocalipsis 1:10-11

 

  1. ¿Para qué volteó Juan y que vió? Apocalipsis 1:12-13

 

  1. ¿Qué sostenía en Su mano derecha y que salió de Su boca? Apocalipsis 1:16

 

  1. ¿Cuando Juan lo vió qué hizo este? Apocalipsis 1:17

 

  1. ¿Qué le dijo a Juan? Apocalipsis 1:17-19

 

  1. ¿Qué le dijo cuando vió la visión, qué vé ahora y qué verá en el tiempo por venir? Apocalipsis 1:19

 

Personal – ¿Cuáles son algunos pensamientos o visiones que has tenido de los cuales podrías escribir ahora? ¿Cómo te ayudaría escribir un diario acerca de tus pensamientos espirituales cada noche para tu viaje por esta vida?

 

CUARTO DIA                                                             JUAN 20:19-31                                                      EVANGELIO 

(“Benditos son los que creen sin haber visto.)

  1. ¿En la noche del primer día de la semana quién se apareció a los discipulos, qué le hicieron a la puerta y por qué razón? Juan 20:19

 

  1. ¿Qué les dijo, que les mostró y cuál fue su reacción? Juan 20:19-20

 

  1. ¿Qué les dijo una vez más? Juan 20:21

 

Personal – Reflexiona en las areas en las que no tengas paz. Deja de hacerlo y pregúntale al Espíritu Santo si es en alguna area en la que te esté mandando hacer algo, ó a traves de la cual te esté hablando ó es algo que estás haciendo por tí mismo.

 

  1. ¿En el verso 22 de Juan 20 qué hizo y qué les dijo Jesús a sus discípulos?

 

  1. ¿Qué debemos hacer para recibir al Espíritu Santo? Hechos 2:38

 

  1. ¿Si les perdonas los pecados a los hombres que les pasará y si los retienes que sucederá? Juan 20:23

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Pedro en Mateo 16:19?

 

  1. Leé Mateo 18:18; ¿qué dice acerca de atar y desatar?

 

  1. ¿Quién estaba ausente cuando Jesús vino a ver a los discípulos, que le dijeron a éste después y cuál fue su respuesta? Juan 20:24-25

 

  1. ¿Qué pasó una semana después? ¿Cuál fue el saludo? ¿Qué le dijo Jesús a Tomás y cuál fue la respuesta de este? Juan 20:26-28

 

  1. ¿Quién dice Jesús que son los benditos? Juan 20:29

 

  1. ¿Qué hizo Jesús; y por qué ha sido escrito esto? Juan 20:30-31

 

  1. ¿Dónde encuentras la vida? Juan 14:6 y Juan 20:31. Escribe lo que dice Juan 14:6

 

Personal – ¿En qué areas de la vida has puesto tus metas (instrucción, trabajo, deportes, entretenimientos? ¿Cómo puedes centrarte más en lo que verdaderamente llena (Jesús) en la vida, más de lo que éstas haciendo en el presente?

 

QUINTO DIA                                        LEE EL SALMO 118:2-4,13-15, 22-24 

(“La piedra que los constructores rechazaron llegó a ser la piedra angular.)

Leé y medita el Salmo 118:2-4, 13-15, 22-24.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                       HECHOS 5:12-16

Era otra vez como en los tiempos de Jesús en Galilea, muchos eran sanados por los apóstoles. Por esa razón las autoridades Judías estaban muy celosas de su enorme influencia. Pero nada ni amenazas, ni prisión, ni latigazos eran armas suficientes para resistir al poder de Dios. Los apóstoles demostraron un poder casi ilimitado para sanar. El alivio era tan espectacular que parecía casi mágico. Pedro compara algunos artículos como el pañuelo de Pablo (Hechos 19:12) con la orilla del manto de Jesús (Mateo 9:20). Pedro a Pablo con su pañuelo (Hechos 19:12) y a la orilla del manto de Jesús (Mateo 9:20). Pero Pedro muy cuidadosamente les aclara que su poder de sanar viene de Dios en el nombre de Jesús (Hechos 3:12-16).

Todavía hoy, hay muchos que dudan de que Dios realmente sana a su pueblo. ¿Dónde esta la gente como Pedro, Pablo y los otros apostóles? ¿Por qué está la gente tan poco dispuesta a pedir por el alivio? Vemos en la Escritura de hoy un alto sentido de esperanza en la gente. Los vemos traer a sus enfermos a las calles creyendo que el alivio sería recibido. Nosotros debemos tener esa esperanza en nuestras vidas, y el poder sanador de Dios explotará así como en los tiempos de la Escritura. Necesitamos caer de rodillas y arrepentirnos de nuestro pecado de incredulidad y dejar a Dios sanarnos a traves de Sus señales y milagros. Vemos gente como San Francisco de Asís, la Madre Teresa y muchos Cristianos llenos del Espíritu y esperanzados, que con toda confianza llaman al poder sanador de Dios mediante su toque amoroso a los pobres. Sus poderes para sanar fueron dados a todos los que profesaban que El era el Señor, y como dice la Escritura, todo aquel que lo llamó fue aliviado. Su poder sanador está vivo hoy en día a través de Su Palabra, la Eucaristía y el toque amoroso de Sus hijos. El dió el alivio ayer, lo dá hoy y lo dará siempre.

Fue una práctica muy común entre los grupos el juntarse para enseñar y discutir en los patios de los edificios públicos. Los discípulos escuchaban a sus maestros en los patios del Templo. Los Cristianos se reunían en el pórtico de Salomón; pero como conocían las hostilidades que las autoridades tenían hacía ellos, muchos se mantenían a distancia. Algunos Judíos tenían miedo de unirseles pues estaban en desafío directo a la orden del Sanedrin, capítulo cuatro de los Hechos de los Apóstoles. Debido al destino de Ananias y su mujer (Hechos 5:1-11), los que querían seguir a Cristo debían evaluar seriamente el costo de ser discípulos.

 

APOCALIPSIS 1:9-13, 17-19

El Apocalipsis nos revela que Juan era un líder de la iglesia bien conocido en las siete iglesias de Asia Menor. Las iglesias estaban localizadas a una distancia de 50 millas una de otra y formaban un círculo en lo que hoy se conoce como Turquía. Estas iglesias eran como centros postales y aparentemente el libro del Apocalipsis fue enviado a cada una de estas siete iglesias.

Los Cristianos estaban entrando en una época de persecusión y Juan mismo, fue enviado a la Isla de Patmos, la cual era una penitenciaría de esa colonia Romana. En esa época las autoridades romanas estaban empezando a forzar el culto de adorar al emperador. Los Cristianos que sostenían que Cristo y no César era el Señor se encontraban con una hostilidad creciente. El mismo Juan fue exhiliado por proclamar la Palabra de Dios y el testimonio de Jesús (vers. 9).

Juan escribió a los creyentes que resistieran con lealtad a esas demandas de adorar al emperador. Juan es animado para que escriba sobre lo que sucedía actualmente y lo que iba a pasar. Nosotros también necesitamos escribir, leer y reflexionar en lo que el Señor nos está diciendo diariamente. Como Juan, estamos llamados a esparcir la Palabra de Dios y el testimonio de Jesús. Debemos escribir en nuestro diario esos pensamientos inspirados por el Espíritu Santo. También necesitamos resistir como Juan la idolatría del mundo de hoy. Los dioses del dinero, poder, sexo y los medios de comunicación son muy poderosos y demandan que se les dé todo el tributo. Quizá como Juan, también estemos llamados a pagar el precio de creer en Jesucristo. Jesús nos dice que vayamos adelante y hagamos discípulos en todas las naciones (Mateo 28:16-20). Jesús le dió a Juan la grán comisión; el respondió y nosotros también debemos responder de la misma manera.

 

JUAN 20:19-31

Hay una historia acerca de una tribu primitiva de la jungla en SudAmerica la cual tenía como el miembro más importante a alguien llamado “El que guarda la llama.” El fuego entre esta gente primitiva era algo precioso y empezar un fuego tomaba largas horas. Mantenerlo vivo era más fácil. Era un trabajo muy importante para el que guardaba la llama, el añadir madera al fuego en la noche y estar seguro de que nunca se apagara. En el evangelio de hoy vemos la aparición final de Jesús y ésta era para preparar a los discípulos para que continuaran con Su ministerio aquí en la tierra. Las palabras finales a sus seguidores eran basicamente palabras que los iban a preparar para ser los “guardadores de la llama.”

Jesús se aparece a este pequeño grupo de hombres asustados en el cuarto de los altos. Los encuentra en la obscuridad de la desilusión y la desesperación. Jesús los saluda “La Paz sea con ustedes” (Juan 20-19). Cuánto necesitaban oir esas palabras suyas. En ningún lugar de Jerusalén esa noche hubo un grupo de hombres más asustados que ellos.

Jesús saca a sus discípulos de la desesperación recordándoles un hecho fundamental “así como el Padre me envió a mi, Yo los envió a ustedes” (Juan 20:21). Lo que Jesús les está diciendo es que “necesita que ellos continuen el trabajo que Yo empezé.” Aunque lo verán irse y ascender a los cielos, el fuego iniciado con Su vida, muerte y resurrección no deberá extinguirse. El seguirá enseñando, predicando, sanando y salvando a la humanidad y todo esto lo hará a traves de sus “guardadores de la llama.” Su nuevo cuerpo estará compuesto de creyentes y ellos vendrán a ser las manos, pies, corazón y vida de Cristo sobre la tierra.

¿Y, qué hay de nosotros? ¿Continúa el mensaje y la misión de Jesús en nuestro mundo? ¿Estamos cumpliendo la misión que se le encargó a ese pequeño grupo de hombres que siguieron a Jesús de Nazaret? ¿Cuál es nuestro encargo? La respuesta a estas preguntas requiere una mirada más de cerca a la aparición Pascual de Jesús. Encontrarse con su Salvador Resucitado transformó a once asustados apóstoles en valientes “guardadores de la llama.” El secreto de su poder es también nuestro secreto y ese es la paz que El dá, una paz de mente y de corazón.

El poder es el Espíritu Santo, La Paz de Cristo y la Grán Comisión. El nos dá el poder para cumplir su mision dándonos lo que más necesitamos “Su presencia viva en nuestra vida.” Hay cuatro cosas que debemos estar listos para hacer en un momento como “guardadores de la llama” orar, predicar, dar nuestro testimonio y morir. La misión de nuestro Señor Jesucristo es nuestra y debemos estar listos para hacer lo que El ha hecho.

 

Aplicación 

La primera lectura muestra a Jesús como el sanador de ayer, hoy y siempre. La segunda muestra que como Juan, nosotros estamos también llamados a esparcir la Palabra de Dios por todos lados. El Evangelio nos dice que estamos llamados a ser “guardadores de la llama.”

Para ser “un guardador de la llama en tu familia, tienes que tomar la responsabilidad de asegurarte de que el fuego no se extinga. Lo puedes hacer con tu vida de oración, guiando a tu familia en las Escrituras, participando en tomar los sacramentos con ellos, animándoles a que den su vida a Cristo y dejándolos ver en tus acciones que tú eres realmente un “guardador de la llama.”

 

DOMINGO DE PASCUA (April 21st) – CICLOS C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA             LEE HECHOS 10:34, 37-43                         PRIMERA LECTURA 

(“Hemos bebido y comido con El después de Su resurrección de la muerte.”)

  1. ¿A quién se dirigía Pedro? ¿Qué les dijo? Hechos 10:24-28, 34-35

 

  1. ¿Cómo describe Deut. 10:17 a Dios y cuáles son las tres cosas que no hace El? 2 Crónicas 19:7

 

  1. ¿Porqué razón Dios no tiene favoritos? Job 34:19 y Sabiduría 6:7

 

Personal – ¿De qúe manera muestras parcialidad con tus hijos, amigos, y compañeros de trabajo? Pasa un tiempo solo con el Señor, arrepiéntete de tus pecados y pide al Señor su ayuda para poder ver a los demás a través de sus ojos.

 

  1. ¿Qué se decía de Jesús de Nazareth por toda Judea? ¿Dónde comenzó y con qué? Hechos 10:37-38

 

  1. ¿Quién ungió a Jesús, y quién ungió a Pablo, Silvano y Timoteo? Hechos 10:38 y 2 Cor 1:21-22

 

  1. ¿Qué dos cosas hacía Jesús y quién estaba con El? Hechos 10:38

 

  1. ¿De qué son testigos, qué le hicieron finalmente a El y qué hizo Dios? Hechos 10:39-40

 

  1. ¿Qué les concedió Dios, y por medio de quién? Hechos 10:40-41

 

  1. ¿Quiénes son los escogidos y por qué motivo son escogidos? Efesios 1:11-13

 

  1. ¿Qué nos encargó hacer? ¿A quién envió a predicar a su pueblo? Hechos 10:42, Marcos 3:14

 

  1. ¿Quiénes son hoy en día sus discípulos? Juan 8:31 13:35

 

  1. ¿De qué debemos dar testimonio y de qué dan testimonio los profetas? Hechos 10:42-43

 

Personal – ¿Qué observas en tu vida diaria como resultado de la unción y el poder del Espíritu Santo? ¿Ve tu familia tus buenas obras y resultados en todo lo que haces? Reflexiona sobre esto.

 

 

TERCER DIA                 LEE COLOSENSES 3:1-4                           SEGUNDA LECTURA 

(“Piensen en las cosas de arriba, no en las de la tierra.”)

  1. ¿Con quién has resucitado? ¿Y qué, debemos buscar? ¿Dónde está sentado Jesucristo? Colosenses 3:1

 

  1. ¿Quién nos levantó y nos reservó un lugar en el cielo? Efesios 2:4-6

 

  1. ¿A qué debemos estar atentos y porqué? Colosenses 3:2-3

 

  1. ¿Cuáles son las cosas que están enraizadas en la tierra? Colosenses 3:5, 8, 9

 

  1. ¿Cómo podemos estar atentos a las cosas de arriba? Colosenses 3:10

 

  1. ¿Dónde está escondida nuestra vida ahora? Colosenses 3:3

 

  1. ¿Quién es Cristo para nosotros? Colosenses 3:4

 

  1. Cuando aparezca Cristo, ¿qué nos pasará y cómo? Colosenses 3:4

 

Personal – Así como has muerto con Cristo a los deseos antiguos y a las cosas terrenales, ¿ven tus familiares, amigos y vecinos tu vida como un reflejo de la vida de Cristo? En una hoja de papel, nombra algunas de las características de Cristo en una columna y en la otra columna pon las tuyas; Haz esto por un día entero y compara las dos columnas.

 

 

CUARTO DIA                             LEE JUAN 20:1-9                                            EVANGELIO 

(“Vió y creyó.”)

  1. ¿Quién llegó a la tumba, qué hora era?, ¿Y que día era? Juan 20:1

 

  1. ¿Dónde estaba María Magdalena mientras Jesús estaba clavado en la cruz? Juan 19:25

 

  1. ¿Qué había echado Jesús fuera de María Magdalena? Marcos 16:9

 

  1. ¿Qué vió María cuando llegó a la tumba? Juan 20:1

 

  1. ¿Hacía quién corrió y que les dijo? Juan 20:2

 

  1. ¿Qué hicieron Pedro y el otro discípulo? Juan 20:3

 

  1. ¿Quién llegó primero a la tumba y cómo llegaron allí? Juan 20:4

 

Personal – ¿En qué forma te ves a tí mismo corriendo para ver a Jesús? ¿Perseveras en esa carrera? ¿En dónde tienes fijos los ojos? ¿Te ven tu familia y amigos cómo alguien que mira al cielo o al suelo? Lee Heb. 12:1-2.

 

  1. ¿Qué hizo el discípulo cuando llegó a la tumba y qué vio tirado en el suelo? Juan 20:5

 

  1. ¿Qué hizo Pedro al llegar allí? ¿Qué observó en el suelo y en el lienzo que cubría la cabeza de Jesús?   Juan 20:6-7

 

  1. ¿Qué hizo el discípulo que llegó primero y cuál fue su reacción? Juan 20:8

 

  1. ¿Qué se necesita para creer? Juan 1:12

 

  1. ¿Qué recibirémos por creer en el nombre de Jesus? Juan 3:36

 

  1. Después que Jesús resucitó de entre los muertos, ¿qué recordaron los discípulos y en qué creyeron? Juan 2:22

 

  1. ¿Cuándo entendierón y creyerón? Lucas 24:30-32

 

  1. ¿Qué dice Jesús acerca de quiénes no ven y creen? Juan 20:29

 

Personal – ¿Cómo has visto operarse un cambio en tu vida por medio de la lectura de las Escrituras? ¿Has llegado a creer en la palabra de Jesús por medio de la Biblia? Recuerda que Juan, nos dice que Jesús es la Palabra hecha carne. Ora y pídele al Señor llenarte con el entendimiento de Su palabra a través del don del Espíritu Santo que has recibido de El.

 

 

QUINTO DIA                                           LEE SALMO 118:1-2, 16-17, 22-23 

(“La diestra del Señor ha hecho proezas”)

Leé y medita el Salmo 118: 1-2, 16-17, 22-23.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                  HECHOS 10:34, 37-43 

Aleluya es una palabra de origen hebreo que significa “alabad al Señor.” En este grán Domingo de Pascua, damos gracias, expresamos nuestra gratitud y total alegría alabando a nuestro Señor Jesucristo. Este pasaje demuestra claramente que la resurrección es la doctrina básica y, al mismo tiempo, prueba de la verdad de la fe Cristiana. La Escritura nos dice que si Cristo no hubiera resucitado, nuestra predicación y nuestra fé no tienen valor. (1 Cor. 15:14).

Hay muchos hoy en día que desdeñan la resurrección física y dicen que no tiene importancia. Ellos dicen que la resurrección espiritual es la que verdaderamente cuenta. San Pablo dice todo lo contrario. Jesús se levantó de entre los muertos y fue visto por testigos que no sólo le hablarón, sino que comierón con El. Los apóstoles estaban consternados el viernes por la noche después de la crucifixión. Permanecierón encerrados en el cuarto de arriba con llave por temor de que los soldados romanos vinieran por ellos. Inclusive, tenían temor de pensar que pudiera llegarles alguna buena noticia de Jesús, por ello fue difícil convencerlos de que de verdad había resucitado.

Reflexionemos en este pasaje: ¿Lo hemos visto, hemos hablado con El, hemos comido con El? El está vivo y nosotros, como el apóstol Pedro, estamos llamados a evangelizar y enseñar acerca de Jesús. Estamos llamados a entablar una amistad con todos quienes creen que resucitó y vive hoy en día. Necesitamos descubrir a través de Cristo algo significativo acerca de nuestros prójimos, sean creyentes o incrédulos. Ha resucitado para todo el mundo – ¡Aleluya! – ¡Aleluya!

 

COLOSENSES 3:1-4 

En este pasaje, Pablo comienza por introducirnos al meollo del significado de nuestro bautismo. En los primeros días de la iglesia, el bautismo se hacía por inmersión total. Cuando escuchaste la historia de Cristo estabas listo para creer en un solo Dios verdadero, Padre, Hijo y Espíritu Santo, entonces se te bautizaba metiéndote totalmente en el agua. Eras limpiado de los pecados y de la mundanería. La inmersión fué un símbolo de ser ahogados y enterrados con Cristo. Esto significa que el nuevo cristiano ya ha muerto para todos los deseos mundanos. Fué levantado del agua, o de la tumba para estar con el Cristo resucitado. Pablo dice: “Si has resucitado con Cristo, busca las cosas de arriba;” esto significa que debemos ser sinceros en lo que decimos y hacemos.

Hemos sido resucitados con Cristo y ya no necesitamos fijarnos en las cosas de la tierra. Esto no quiere decir que faltemos a nuestra responsabilidad, ni tampoco basta con ser obedientes con nuestros padres y con la sociedad. No significa solamente que tenemos que trabajar para mantenernos nosotros o a nuestras familias. Quiere decir que nuestras posesiones mundanas no deben dominar nuestra vida.

Estamos llamados a amar a la gente, no a las cosas, dinero, poder, posición, etc. Nuestras vidas deben mostrar que lo que hicimos en el bautismo era para toda nuestra vida. Lo que realmente hacemos es mucho más efectivo que lo que podamos predicar. Fuimos creados para tener felicidad sin fin en el cielo y esta felicidad está a nuestro alcance, gracias a la muerte y resurrección de Cristo. La gracia de Dios es la que nos ayuda diariamente en nuestra vida. Recuerda que Dios quiere que vayamos a su Reino. El tiene planeada una Pascua de Resurrección para cada uno de nosotros.

 

JUAN 20:1-9 

El plan divino de Dios para la humanidad fue cumplido por la muerte y resurrección de Jesucristo. Todos los hombres y mujeres pueden ahora ser llamados hijos de Dios por el acto de perfecta obediencia de Jesucristo. Por El, un día resucitaremos de nuestra sepultura con nuestros cuerpos glorificados, como Cristo. La resurrección fue la base de la nueva fe cristiana, Si no hubiera sucedido, nunca hubiera comenzado la cristiandad. No tendríamos por que celebrar la Pascua. Pedro hubiera regresado con sus amigos pescadores a las barcas y las redes, y Jesús hubiera sido olvidado por los demás al cabo de algunos años.

El descubrimiento de María Magdalena de una tumba vacía impresionó y causó temor. Ella corrió donde Pedro y le dijo que ella creía que alguien se había robado el cuerpo de Jesús, Pedro tenía que ver por sí mismo y averiguar los hechos.

Quizá quisieramos notar como estaban doblados los lienzos después de que descubrieron que ya no estaba el cuerpo de Jesús. No hubieran estado arreglados de esa manera si hubiera habido un robo. Cuando los discípulos llegaron, quedaron totalmente sorprendidos al ver la tumba vacía. Fué entonces cuando recordarón que Jesús les había dicho que resucitaría.

Mucha gente hoy en día no creé en Jesús por que los hechos no corresponden. Unicamente podemos aceptar el hecho de la resurrección cuando previamente hemos encontrado a Jesucristo. El entendimiento de la resurrección adquiere un significado especial mientras que dedicamos nuestra vida a Jesús y su presencia permanece con nosotros. La resurrección de Jesús es la clave de nuestra fe Cristana por que la muerte, como la conocemos, no es el final. La resurrección corporal de Jesús nos enseña que El es el soberano del reino de Dios.

Por Su promesa, los que morimos a nosotros mismos con El, resucitaremos con El. Por El, tú y yo podemos enfrentar el futúro sin miedo. Porque por El tenemos Su Espíritu para vivir con nosotros y protegernos de todo mal (1 Juan 4:4). Por El podemos dar testimonio a todo el mundo que si creen en Cristo, también a ellos les dará la felicidad eterna. Por El, toda la humanidad puede ser realmente libre y vivir eternamente. ¡Aleluya! Resucitó, ¡Aleluya! ¡Está Vivo!

 

Aplicación

La primera lectura muestra que “Aleluya” es una palabra Hebrea que quiere decir Alabad al Señor. La segunda lectura revela que el Bautizmo es ser ahogado o enterrado con Cristo. El evangelio nos dice que debido a Jesucristo todos los hombres pueden ser realmente libres.

La muerte de Jesús nos trajo liberación del pecado y de la muerte. Ahora estamos llamados a liberar a otros del pecado y de la muerte aquí en la tierra. Algunos de nosotros lo podemos hacer a través de nuestro trabajo profesional, como médicos, abogados, políticos, educadores, hombres y mujeres de negocios, padres, hijos.

Esta semana preocúpate de liberar a alguien de tu familia, trabajo, etc., de algún trabajo concreto que sabes que no les agrada. Procura que vean la alegría que produce liberarse de algo pesado. Déjales ver esa alegría en alguien que verdaderamente sabe que está libre. Luego, reúne a diario a tu familia, y recen todos juntos para que puedan liberarse del pecado a través de Jesucristo. Por El, somos libres. Dejemos que la libertad reine a nuestro alrededor.

DOMINGO DE PASION (April 14th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA            Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                 ISAIAS 50:4-7                                       PRIMERA LECTURA 

(“El Señor Dios es mi ayuda por lo tanto no quedaré avergonzado.”)

  1. ¿De dónde vino la Palabra de Dios, a quien se la dió El, y por qué razón se la dió? Isaías 50:4

 

  1. ¿Qué abrió el Señor para que tu oigas? Isaías 50:4

 

  1. ¿Qué es lo que El no ha hecho? Isaías 50:5

 

  1. ¿Qué pasa con los que se rebelan? 1 Samuel 12:15

 

  1. ¿Qué hizo el siervo a los que le pegaban y jalaban su barba? Isaías 50:6

 

  1. ¿De qué no escondió su cara? Isaías 50:6, Mateo 26:67 y Mateo 27:30

 

  1. ¿Quién es el que ayudó al siervo y cómo puso este último su cara? Isaías 50:7

 

  1. ¿Qué es lo que el siervo reconoce? Isaías 50:7

 

Personal – ¿Escuchas al Señor cuando te habla? ¿Qué te está diciendo? ¿De qué manera y con qué palabras levantas a los cansados en tu propia casa? Ora y pide al Señor que te revele como puedes mejorar tus palabras.

 

TERCER DIA                     FILIPENSES 2:6-11                                 SEGUNDA LECTURA 

(“Cristo Jesús es el Señor.”)

  1. ¿Cuál debe ser tu actitud? Filipenses 2:5

 

  1. ¿En qué forma se presentó El? Filipenses 2:6

 

  1. ¿Quién es Cristo? Juan 1:1, 14

 

  1. ¿A qué condición no se quiso igualar? Filipenses 2:6

 

  1. ¿Por el contrario de qué se despojó y por quién? Filipenses 2:7 y 2 Corintios 8:9

 

  1. ¿Qué forma tomó y a semejanza de quién nació? ¿Cuál era su origen? Filipenses 2:7

 

  1. ¿Cuáles dos cosas hizo El, según Filipenses 8:2?

 

  1. ¿Por qué razón hizo estas dos cosas?   Hebreos 2:14-17

 

  1. ¿Qué hizo Dios por El, debido a que El se humilló a sí mismo y aceptó la muerte en la cruz? Fil. 2:9

 

  1. Al oir el nombre de Jesús, ¿qué es lo que toda rodilla debe hacer, en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra? ¿Qué es lo que toda boca debe de proclamar?   Filipenses 2:10-11

 

  1. ¿Sin lugar a dudas, qué es lo que te dice esto? Hechos 2:36

 

  1. ¿Esto se proclama por la gloria de quién, y que pasará contigo si confiesas con los labios que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos? Romanos 10:9

 

  1. ¿Quien te dá el poder de decir que “Jesús es el Señor?” 1 Corintios 12:3

 

Personal – ¿En qué se parece tu actitud a la de Cristo? ¿De qué manera te humillas a tí mismo? ¿Qué cruz has aceptado con obediencia? Lee Marcos 8:34 y medita esto.

 

 

CUARTO DIA                    LUCAS 22:14-23:56                                   EVANGELIO 

(“Padre, perdónalos; no saben lo que hacen.”)

  1. ¿Cuando Jesús se sentó a la mesa que les dijo a los discípulos que estaba muy deseoso de hacer? ¿Qué dijo acerca de la copa, qué hizo con el pan y con la copa? Lucas 22:14-20

 

  1. ¿Quién estaba con él en la mesa, qué dijo acerca de éste? ¿Qué se preguntaban los discípulos entre ellos? Lucas 22:21-23

 

  1. ¿Sobre que discutían los discípulos? ¿Qué les dijo Jesús? ¿Cómo dijo que se encontraba El entre ellos?   Lucas 22:24-27

 

Personal – ¿De qué modo les demuestras a los demás que estás para servirles?

 

  1. ¿Quiénes habían permanecido con El compartiendo Sus pruebas? ¿Qué les pasaría a éstos?Lucas 22:28-30

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que Satanás había pedido? ¿Qué hizo Jesús para que su fe no se fuera abajo? ¿Qué les dijo que hicieran? ¿Qué le dijo a Pedro? Lucas 22:31-34

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos que hicieran diferente a lo que hasta entonces habían estado haciendo? ¿Qué dijo acerca de la Escritura? ¿Qué les respondió cuando los discípulos dijeron “Mira,   Señor aquí hay dos espadas”? Lucas 22:35-38

 

  1. ¿Cuando Jesús y los discípulos fueron al Monte de los Olivos qué les dijo? ¿Cuando se alejó de ellos que le dijo a Su Padre? ¿Qué le dió fuerza y qué le sucedió? Lucas 22:39-44

 

  1. ¿Cómo halló Jesús a Sus discípulos y qué les dijo? Lucas 22:45-46

 

Personal – ¿De qué modo has fallado y no has estado alerta cuando alguien que tú conoces estaba sufriendo?

 

  1. ¿Cómo traicionó Judas a Jesús? ¿Qué le dijo Jesús? ¿Qué preguntaron los discípulos? ¿Qué dijo e hizo Jesús? Lucas 22:47-53

 

  1. ¿Después de que arrestaron a Jesús que pasó con Pedro? ¿Cuándo se acordó éste de la palabra del Señor y cuál fue su respuesta? Lucas 22:54-62

 

  1. ¿Cómo trataron a Jesús los que lo arrestaron? ¿Qué le dijeron cuando lo trajeron ante el Sanedrin? ¿Cuál fue Su respuesta y a qué conclusión llegaron? Lucas 22:63-71

 

  1. ¿Qué dijo la asamblea acerca de Jesús? ¿Qué le preguntó Pilato? ¿Qué les dijo acerca de la culpabilidad de Jesús? ¿Cómo respondió la gente? Lucas 23:1-5

 

  1. ¿A dónde envió Pilato a Jesús? ¿Cuál fue la reacción de Herodes al ver a Jesús? ¿Por qué reaccionó así? Lucas 23:6-8

 

  1. ¿Cómo trataron a Jesús, Herodes, los escribas, el sumo sacerdote y los soldados? ¿Qué pasó ese día con las relaciones entre Herodes y Pilato? ¿Qué les dijo Pilato al sumo sacerdote, a los jefes y a la gente? Lucas 23:9-17

 

Personal – Comenta sobre alguna vez que tú hayas tambaleado debido a la opinión popular y te hayas dejado llevar por ellos. ¿Fue ésta una buena o mala decisión?

 

  1. ¿Qué gritaba la gente? ¿Quién era Barrabás? ¿Qué pasó con éste? ¿Cuántas veces habló Pilato al pueblo? Lucas 23:18-25

 

  1. ¿Quién cargó la cruz atrás de Jesús? ¿Quién lo seguía? ¿Qué les dijo Jesús? Lucas 23:26-31

 

  1. ¿A quienes llevaban junto con Jesús para ser ejecutados? Qué pasó en el lugar llamado de la Calavera? ¿Qué pedía Jesús al Padre? Lucas 23:32-34

 

Personal – ¿De qué modo se nota en tu vida que has aceptado y recibido el perdón de Dios?

 

  1. ¿Qué dijeron los jefes? ¿Cómo lo llamaron los soldados? ¿Qué estaba escrito en el letrero?   Lucas 23:35-38

 

  1. ¿Qué dijeron cada uno de los criminales que estaban colgados con Jesús? ¿Qué le dijo Jesús a uno de ellos? Lucas 23:39-43

 

  1. ¿Qué le pasó al velo del templo a mediodía? ¿Qué dijo Jesús antes de expirar? ¿Qué dijeron e hicieron el centurión y la gente? Lucas 23:44-48

 

  1. ¿En dónde estaban todos los conocidos de Jesús incluyendo las mujeres? ¿Quién era José y qué hizo?   Lucas 23:49-53

 

  1. ¿Qué día era éste? ¿Qué iba a comenzar? ¿Qué hicierón las mujeres? ¿Qué mandamiento observaron?   Lucas 23:54-56

 

Personal – ¿Qué cambios ha habido en tu vida desde el año pasado como resultado de lo que Jesús ha hecho por tí?

 

 

QUINTO DIA                             LEE EL SALMO 22:8-9, 17-20, 23-24 

(“Han traspasado mis manos y mis pies.”)

Leé y medita el Salmo 22:8-9, 17-20, 23-24.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                          ISAIAS 50:4-7 

La fuente de la fuerza y el valor para todo sufrimiento, pruebas y tribulaciones es el sufrimiento y la muerte de nuestro divino Señor Jesucristo. Necesitamos apegarnos fuertemente a El cuando el mundo se cierra con su agresión, su rechazo y su abandono. No solamente viajó él mismo camino antes de los santos de antaño, sino que El viaja hoy en día esperando constantemente estar contigo en tus sufrimientos. Su sufrimiento y su muerte abrieron el camino al cielo para todos nosotros aún cuando hay muchos que rehusan ese regalo. El renunció a todo por nosotros y nos dió Su amor, Su confianza, la esperanza, el respeto y la vida eterna. En cambio El fue escupido, ridiculizado, golpeado, despreciado, azotado y burlado. Finalmente fue clavado en la cruz en el calvario entre dos criminales.

Este es un día de reflexión y estamos por entrar a la Semana Santa. No debemos de olvidar las acciones y las palabras del sufrido siervo de Isaías. Necesitamos reflexionar sobre el cambio repentino de la muchedumbre de adorarlo a burlarlo. El tomó la cruz por nosotros y debemos recordar que nosotros también estamos llamados a tomar la cruz por otros. A veces creemos que nuestra cruz está demasiado pesada o que es injusto aguantar una cruz tan pesada. ¿Cuánto pesa tu cruz comparada a la de Cristo? ¿Cómo es tu calvario comparado al calvario de Cristo?

 

FILIPENSES 2:6-11 

Pablo nos dice que nuestra actitud debe ser igual a la de Jesucristo. (Fil. 2:5) El menciona que hay que asumir la actitud de un siervo en vez de la de un rey. Jesús, aún siendo Dios, no insistió en sus derechos y privilegios reales. El deliberadamente los hizo todos a un lado y tomó el papel de un siervo. Ahí está la fórmula increíble de un líder exitoso. Jesús nos guió sirviéndonos. El nos demostró que considerando a otros primero y siendo humildes es la única manera que una persona podrá llegar a ser líder verdadero. Las ovejas seguían al pastor por que confiaban en El.

La gente seguirá al líder si saben que su principal preocupación en su corazón es su bienestar. Jesús nos enseñó todo acerca del carácter de Dios en términos humanos. El fue obediente hasta la muerte y el tipo de muerte que escogió Dios para Jesús fue extremadamente dolorosa.

Jesús es el modelo perfecto para nosotros en la vida moderna. ¿Cuántas veces insistes en tus derechos cuando eres tratado injustamente? El nombre de Jesús hace acordar a cada persona cristiana el nombre de una persona que gustosamente murió para que la humanidad fuera libre, murió por nosotros sabiendo perfectamente bien que eramos pecadores. (Romanos 5:8) Jesús voluntariamente hizo a un lado sus derechos divinos, privilegios y su lugar debido al amor a Su Padre. Nosotros también estamos llamados a dejar a un lado nuestros derechos y privilegios en favor de nuestros hermanos y hermanas oprimidos en el sagrado nombre de Jesús.

 

 

LUCAS 22:14-23:56 

El Evangelio de hoy es largo y con mucha fuerza. Revela las emociones del poderoso y del humilde. Vemos a Jesús en la última cena ansioso de que esta empezara. Tenía sentimientos mezclados de alegría y tristeza ya que un traidor estaba sentado entre el grupo de amigos muy íntimos. Vemos el orgullo y la avaricia desplegadas al preguntarse quién entre ellos era el mejor y el Maestro sería traicionado por treinta piezas de plata.

Y sucedió la traición de Judas a Jesús y éste es arrestado en la obscuridad de la noche. Fue ridiculizado, humillado, torturado, fue negado, rechazado y abandonado por sus seguidores más cercanos. Se enfrentó con un presunto juicio a solas sin la ayuda amistosa de sus amigos o familia. Y sin embargo no estuvo solo, en todo esto Su Padre estuvo con El y en El. Fue fortalecido e iluminado por el Espíritu Santo.

Fue humillado y lacerado por los soldados y arrastrado entre la muchedumbre que aullaba hasta la colina llamada Gólgota o sea Calavera. Jesús fue arrojado a una cruz y clavado en élla. El reino de Dios estaba por iniciarse por medio de Su muerte y los lugares que estaban a su derecha e izquierda serín ocupados por dos criminales que iban a morir.

Jesús les dijo a sus dos discípulos hambrientos de poder Juan y Santiago (Marcos 10:35-39) si una persona quiere estar cerca de El debe prepararse a sufrir y a morir como El lo hizo. Este mensaje es también para nosotros hoy en día. El camino del reino es el camino de la cruz. Jesús enseñó al mundo entero en esa cruz que lo esencial para sanar, es el perdón. Jesús pidió a Su Padre que perdonara a todos los que lo estaban matando y esto incluía los líderes corruptos de la iglesia, los políticos, los soldados y hasta los mirones que se rieron y lo ridiculizarón en la cruz. Dios contestó esa oración abriendo el camino de la salvación para todos los pecadores, aún los asesinos de Jesús.

Debido a que todos somos pecadores (Romanos 3:23) todos hemos tenido un papel en poner a Jesús en la muerte. Las Buenas Nuevas son que Dios perdona y nos dió nueva vida por medio de su Hijo Jesús. El ladrón del lado derecho pidió a Jesús el perdón y este lo aceptó. Esto demuestra que nuestra fe en Jesús es una fe que salva y que nunca es demasiado tarde para buscar a Dios. Aún dentro de su miseria Jesús tuvo misericordia de este criminal y la misma misericordia te espera a tí.

 

Aplicación 

La primera lectura nos dice que debemos vivir a la luz de Dios no a la nuestra. La segunda lectura muestra que Jesús fué un servidor obediente aún en la muerte en la cruz. El evangelio revela que el perdón es lo esencial para sanar.

Esta semana permítete a tí mismo vivir lo que realmente significa perdonar. Mira a tu alrededor en tu familia, trabajo o escuela y ve a quien necesitas perdonar. Jesús nos muestra que debemos perdonar a los demás del mismo modo en que El nos perdona a nosotros. Tienes el poder dentro de tí mismo a traves del Espíritu Santo (1 Juan 4:4) de atar oprimiendo a alguien o perdonarle y darle libertad. Tú escoges y recuerda la verdad te hará libre (Juan 8:32).

 

QUINTO DOMINGO DE CUARESMA (April 7th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                    Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                         ISAIAS 43:16-21                                   PRIMERA LECTURA 

(“Yo voy a hacer algo nuevo”)

  1. ¿Qué había hecho el Señor? Isaías 43:16

 

  1. ¿Por qué lo hizo? Isaías 51:10

 

  1. ¿Cuándo lo hizo? Exodo 14:21

 

  1. ¿Quiénes cayeron para no levantarse más? Isaías 43:17

 

  1. ¿De qué no debemos acordarnos ni soñar más? Isaías 43:18

 

Personal – Aprende de memoria el versículo 43:18 cuando tu mente empiece a vivir en el pasado. De ahora en adelante, repite ese verso y fijate en que es lo que Jesús tiene para tí en el futúro.

 

  1. ¿Qué está haciendo el Señor en el versículo 19 de Isaías 43?

 

  1. ¿Quién honra al Señor? Isaías 43:20

 

  1. ¿Dónde pone agua y quién la bebe? Isaías 43:20

 

  1. Quiénes son sus escogidos en las siguientes escrituras:
  2. Lucas 9:35
  3. Hechos 1:2
  4. Deuteronomio 7:6-11

D Romanos 11:5

 

  1. ¿Por qué razon formó ese pueblo? Isaías 43:21

 

Personal – ¿De qué manera te ves a tí mismo como un escogido de Dios? Medítalo.

 

 

TERCER DIA                                                         FILIPENSES 3:8-14                               SEGUNDA LECTURA

(“…y corro para llegar a la meta y ganar el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Cristo Jesús”)

  1. ¿Qué ha considerado Pablo como pérdida total, qué ha aceptado? ¿Por qué razon lo ha considerado así? Filipenses 3:8

 

  1. ¿Qué es lo que el justo Pablo poseé y dónde tiene su origen? Filipenses 3:9

 

  1. ¿En qué se basa este mérito?   Filipenses 3:9

 

  1. ¿Cuáles son las 3 cosas que Pablo desea saber en el versículo 10 de Filipenses 3?

 

  1. ¿Qué se dice acerca del bautizmo en Romanos 6:3-4?

 

  1. ¿Qué debemos hacer para ser glorificados con El? Romanos 6:4 y Juan 3:16

 

  1. ¿Qué espera obtener Pablo? Filipenses 3:11

 

  1. ¿Qué es lo que Pablo no ha alcanzado todavía? ¿Qué es lo que está tratando de conseguir?                ¿Quién ya le dió alcance? Filipenses 3:12

 

  1. ¿Qué nos dicen Filipenses 3:13 e Isaías 43:18 que olvidemos y qué debemos hacer?

 

  1. ¿Hacía dónde va Pablo y cuál es el premio? Filipenses 3:14

 

Personal – ¿De cuál de estas maneras vas tú acercándote a la meta final: sentado, a gatas, caminando comodamente, caminando rápido o corriendo? ¿Cuál es la meta que estás tratando de alcanzar?

 

 

CUARTO DIA                                                               JUAN 8:1-11                                                         EVANGELIO 

(“Tampoco yo te condeno: ahora vete, y no vuelvas a pecar.”)

  1. ¿Dónde estaba Jesús y qué hizo cuando la gente comenzó a acercársele? Juan 8:1-2

 

  1. ¿Cuáles eran los dos grupos de hombres que estaban ahí? ¿A quién trajeron y en dónde la colocaron?   Juan 8:3

 

  1. ¿Cómo llamaron a Jesús? ¿Qué le dijeron? Juan 8:4-5

 

  1. ¿De acuerdo con la ley si una mujer está casada y sí se le sorprende en adulterio que pena reciben tanto élla como el hombre? Levítico 20:10 y Deuteronomio 22:22-24

 

  1. ¿Por qué le hacían preguntas a Jesús sobre la adultera? ¿Qué hizo Jesús al oirlos? Juan 8:6

 

  1. ¿Al persistir en sus preguntas qué les dijo? Juan 8:7

 

  1. ¿Cómo puedes evitar el ser juzgado? ¿Qué debes hacer para ver claro?   Mateo 7:1-5

 

  1. ¿De entre nosotros, quiénes son los pecadores? Romanos 3:23
  2. ¿Qué hizo Jesús por segunda vez? ¿Qué hicieron los que estaban ahí? ¿Quién lo hizo primero?   Juan 8:8-9

 

Personal – ¿Quién te guía a tí? ¿Obedeces lo que tus líderes del gobierno te mandan? ¿Obedeces lo que tus líderes de la iglesia te mandan? ¿Se ha presentando la ocasión en la que hay conflicto entre lo que dicen los líderes del gobierno o de la iglesia y lo que dice la Palabra de Jesús? ¿Cómo has respondido a ese conflicto?

 

  1. ¿Qué le preguntó Jesús a la mujer cuando quedaron solos? ¿Qué respondió ésta y qué le dijo Jesús?   Juan 8:10-11

 

  1. ¿En qué se complace Dios? Ezequiel 33:11

 

Personal – ¿Cómo puedes complacer al Señor el día de hoy? Toma tiempo para examinar tu conciencia y vé al sacramento de la reconciliación (confesión) esta semana.

 

 

QUINTO DIA                                                    LEE EL SALMO 126:1-6 

(“El Señor guiará a su pueblo del cautiverio a la libertad.”)

Leé y medita el Salmo 126:1-6.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                        ISAIAS 43:16-21 

El profeta Isaías continúa proclamando un tema favorito de los exiliados en Babilonia. Se le llama “El Nuevo Exodo.” Dios es presentado como el que va “creando Israel – abriendo un camino – guiando nuestros carros.” Las palabras describen el Exodo de Egipto, terminando con la última escena donde los Egipcios se encuentran postrados para nunca levantarse. El Faraón y sus tropas fueron aplastadas y ahogadas cuando corrían en el mar dividido que se había abierto para los Israelitas (Exodo 15:19). Los Israelitas han sido advertidos de no gloriarse del pasado que no tiene relación con el presente.

El viejo éxodo fue temporal, el nuevo éxodo es por siempre. La palabra Anamnesis viene de este grán acto del éxodo (Exodo 15:19). Anamnesis significa regresar, continuar, recrear, vivir. Esto es el corazón de la oración Eucarística que constituye el nuevo éxodo en cada celebración de la misa Católica. Al pueblo se le dice que deje de ver al pasado y que mire hacía el futúro, hacía un nuevo y permanente éxodo.

 

FILIPENSES 3:8-14 

Pablo nos enseña que la verdadera libertad únicamente puede encontrarse en Cristo Jesús no en el observar la ley. Pablo vino a Dios con una fe humilde, como Jesús le dijo que fuera y encontró la amistad que tanto había buscado. Descubre que una relación correcta con Dios se basa no en la ley sino en la fe en Jesucristo. La virtud no la adquiere nadie, Dios la dá. Al entender Pablo a Cristo cambia su sistema de valores por completo.

Pablo siendo un Judío, sabía muy bien qué tanto se enfatizaba en cumplir con la ley. El era un hombre educado, un ciudadano Romano y alguien que perseguía a la gente que no cumplía correctamente con todas las creencias Judías.

Para Pablo la salvación significa compartir el poder de la resurrección de Cristo así como compartir los sufrimientos y ser como El en la muerte. Nosotros como Pablo también tenemos la esperanza de compartir el poder de la resurrección de Cristo aún cuando esto signifique compartir sus sufrimientos y ser como El en la muerte, nuestro modo de compartir puede ser a traves de ser rechazados por los que amamos ya sea la familia o los amigos. Jesús supo lo que era el rechazo de los amigos en su propia tierra. Esta es la clase de imitación de Cristo que nos dá la esperanza que será alcanzada por medio de nuestra resurrección de la muerte del mismo modo que Cristo fue resucitado.

Pablo nos dice que él no ha alcanzado todavía su meta, todavía no ha sido resucitado y todavía no es perfecto. Nos dice en 1 Timoteo 6:12, “Dá el buen combate de la fe, conquista la vida eterna a la que has sido llamado y por la que hiciste tu hermosa declaración de fe en presencia de numerosos testigos.” Continuamos haciendo nuestra profesion de fe cada vez que rezamos el Credo en la Misa Católica Romana y así hasta que alcancemos la linea final o sea la vida en lo alto en Cristo Jesús.

La resurrección y la perfección son metas que estamos tratando de alcanzar, no son cosas que ya tenemos. El premio del que habla Pablo es “Vida en lo alto en Cristo Jesús” o sea conocerlo, vivirlo.” Nuestra virtud y metas las alcanzamos no por nuestros méritos sino por la gracia que viene de Dios a traves de Jesucristo.

 

JUAN 8:1-11

A los ojos de la ley Judía el adulterio era un crimen muy serio. Se castigaba con la muerte. Los escribas y Fariseos estaban buscando algo para desacreditar a Jesús.

Un escriba era un hombre educado, intelectual, quizá un abogado o hasta un escolástico. Era un maestro de la ley. A algunos de ellos se les escogía para ser los Rabinos. Un Fariseo era un líder que practicaba en un grado máximo las leyes. Se preocupaban más por los dogmas de la ley que de lo que realmente había en los corazones.

Los líderes insistieron en que Jesús diera una decisión sobre que hacer con la adultera. Esperaban atraparlo. Pero Jesús les volteó las cartas diciéndoles “Aquel que esté libre de culpa que tire la primera piedra.” Los ancianos fueron los primeros que se retiraron y los siguieron los demás. Hoy como en los días de Cristo la gente sigue a los que son los influyentes en la comunidad, aún cuando estos no sepan nada. Jesús le preguntó a la mujer que donde estaban los que la condenaban y le dijo que El tampoco la condenaba, que se fuera y no pecara más. Con Jesús hay el evangelio de la segunda oportunidad. El no dijo que no tenía importancia lo que había hecho, leyes rotas y corazones rotos siempre son de importancia; pero El estaba interesado en su futúro mucho más que en su pasado.

Los Fariseos y Escribas deseaban condenar, Jesús deseaba perdonar. Los primeros sabían lo que se siente al ejercitar el poder de condenar, Jesús sabía lo que se siente al ejercitar el poder de perdonar. Jesús enfrentó a la mujer con la invitación de ir y alcanzar una vida que no involucrara el pecado. La llamó a ir y luchar y cambiar su vida completamente. Jesús le mostró que creía en élla como persona. El no le dijo “Mujer tú eres una perdida.” El dijo, “vé y no peques más.” Su método no es aplastar a la gente con decirle algo que ellos ya saben o sea que son miserables pecadores, sino que El quiere inspirarlos a llegar a ser santos vivientes.

Jesús también advierte sin decirlo que élla tiene la elección de escoger vivir su vida como antes y terminar destruida o levantarse a un nuevo camino con El. Jesús le dijo al hombre al que había sanado en la pileta que dejara de pecar o algo peor le pasaría (Juan 5:14). Muy claramente nos advierte a nosotros que el pecado lleva a la destrucción. Nos ofrece a todos la segunda oportunidad, el regalo del perdón.

 

Aplicación

                 La primera lectura nos muestra que mirar hacía atrás no es algo que viene del Señor. La segunda lectura revela que únicamente en Jesucristo se puede encontrar la verdadera libertad. El Evangelio nos dice que Jesús nos perdona. No nos condena.

Esta semana deja que tu familia y tu comunidad vean en tí a una persona que busca la justicia y dá la misericordia y el perdón. Una persona que puede perdonar y olvidar es una persona realmente libre.

CUARTO DOMINGO DE CUARESMA (March 31st) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                           JOSUE 5:9-12                                      PRIMERA LECTURA

                                               (“Hoy he quitado de encima de ustedes la vergüenza de Egipto.”)

  1. ¿Qué le dijo el Señor a Josué que había quitado de ellos ese día?   Josué 5:9

 

  1. ¿Qué ha quitado el Señor de aquellos que le temen? Salmo 103:12

 

  1. ¿Dónde estaban acampados los Israelitas y qué celebraron en la noche del décimo cuarto día del mes?   Josué 5:10

 

  1. ¿Qué mandó el Señor el décimo cuarto día del mes? Exodo 12:5-6, 11

 

  1. ¿Qué comieron los Israelitas el día después de la Pascua? Josué 5:11

 

  1. ¿Por qué has de trabajar? ¿Quién te lo dá?   Juan 6:27

 

  1. ¿Cuál dice Jesús que es la verdadera comida y bebida? Qué le pasa al que la come y la bebe?   Juan 6:55-56

 

  1. ¿Qué se acabó ese mismo día después de la Pascua? Josué 5:12

 

  1. ¿Por cuánto tiempo comieron el maná?   Exodo 16:35

 

  1. ¿Por cuánto tiempo vivirás si comes la carne del Hijo de Dios y bebes Su sangre? Juan 6:49-51

 

Personal – ¿Qué se te ha quitado que te permite participar en la comunión los Domingos? ¿Qué te demuestra en tu vida que la comunión es más importante que la comida en tu mesa?

 

 

TERCER DIA                                                      2 CORINTIOS 5:17-21                             SEGUNDA LECTURA 

(“Somos mensajeros de Cristo; como si Dios mismo les rogara por nuestra boca.”)

  1. ¿Qué es aquel que está en Cristo? ¿Qué ha pasado a lo antiguo? 2 Corintios 5:17

 

  1. ¿Para aquellos que aceptaron a Cristo qué se les concedió llegar a ser?   Juan 1:12-13

 

  1. ¿Cómo hemos sido reconciliados con Dios y cuál es el ministerio que nos ha dado? 2 Corintios 5:18

 

  1. ¿Qué eramos cuando fuimos reconciliados con Dios? ¿Cómo fuimos salvados? Romanos 5:10-11

 

  1. ¿Qué no tomaba Dios ya en cuenta? ¿Qué nos encargó? 2 Corintios 5:19

 

  1. ¿Qué declaró David y quién es bendecido?   Romanos 4:6-8

 

  1. ¿Qué somos ahora de Cristo? ¿Qué implora Pablo a la gente? 2 Corintios 5:20

 

  1. ¿Cómo quiere Pablo dar a saber el misterio del Evangelio? ¿Qué hace aún estando encadenado?   Efesios 6:19-20

 

  1. ¿Por el bien de quién hizo Dios que Jesús cargara con nuestros pecados aún sin haber El cometido alguno? ¿Qué obtenemos nosotros con éllo?   2 Corintios 5:21

 

  1. ¿Qué es capaz Jesús de hacer y por qué razon? Hebreos 4:15

 

Personal – ¿Si Dios te ha encargado el mensaje de la reconciliación, cómo lo has compartido y llevado a cabo con los que te rodean?

 

 

CUARTO DIA                                                       LUCAS 15:1-3, 11-32                                                EVANGELIO 

(“Pero había que hacer fiesta y celebrar pues tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida.”)

  1. ¿Quiénes se acercaban a oír a Jesús, de qué se quejaban los Fariseos y escribas? ¿Cómo les habló Jesús?   Lucas 15:1-3

 

  1. ¿En esta parábola que les dijo Jesús, qué le sucedió al hijo menor? ¿Qué deseaba haber comido?   Lucas 15:11-16

 

  1. ¿Cuando recapacitó qué decidió hacer y qué le iba a decir a su padre?   Lucas 15:17-19

 

  1. ¿De qué estaba lleno su padre cuando lo vió venir y qué hizo? Lucas 15:20

 

  1. ¿De qué tiene compasión el Señor?   Salmo 103:13

 

  1. ¿Qué le dijo el hijo al padre? ¿Qué hizo el padre y qué dijo acerca del hijo?   Lucas 15:21-24

 

  1. ¿A quién estabamos siguiendo que nos hizo morir por nuestros propios pecados? ¿Cómo fuimos traidos de nuevo a la vida? Efesios 2:1-5

 

  1. ¿Cuál fue la reacción del hijo mayor al ver todos los festejos para el hijo menor?   Lucas 15:25-28

 

  1. ¿Qué hizo el padre cuando su hijo mayor reaccionó así? ¿Qué le dijo éste a su padre? Lucas 15:29-30

 

  1. ¿Qué dijo el padre que le pertenecía al hijo mayor? ¿Por qué dijo que era tiempo de celebrar?   Lucas 15:31-32

 

  1. ¿Cuál es la voluntad de nuestro Padre celestial? ¿Qué no debes sentir en contra de ninguno de sus pequeños? Mateo 18:10-14

 

Personal – ¿Con quién te identificas en este evangelio? ¿Por qué?

 

 

QUINTO DIA                                                      LEE EL SALMO 34:2-7 

(“Mírenlo y quedarán iluminados.)

Leé y medita el Salmo 34:2-7.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                          JOSUE 5:9-12 

Los Israelitas estaban listos para entrar muy pronto en la tierra prometida después de haber pasado 39 años en el desierto sin necesidad, solo por que tuvieron miedo y subestimaron la habilidad de Dios. Los Cananeos oyeron acerca de las grandes victorias de Israel conseguidas a traves de Dios (el cruce del Mar Rojo) y estaban aterrorizados. No subestimes a Dios. Si somos fieles a El como lo fueron Josué y los Israelitas, entonces Dios podrá poner la suficiente oposición para desaparecer a los que se nos oponen. Dios puede cambiar las actitudes de estos.

El Señor le habló a Josué y le dijo que circuncidara a todos los varones de su campamento pues ese era un signo del pacto con El. Entonces el ángel le habló a Josué y le dijo que se preparara para la batalla y que solo escuchara el plan de Dios. Celebraron la fiesta de la Pascua antes de ir a la batalla de Jericó. La celebración les recordó quienes eran y lo que les había pasado para llegar a estar en esas condiciones.

Esta fue la primera celebración de la Pascua en la tierra prometida. Recordaron como había sido Dios con ellos en sus tiempos de peligro y hambre. Ahora estaban en una tierra donde abundaba la fruta, las verduras y el agua. Se dieron cuenta que Dios milagrosamente les había provisto con esta tierra para ellos. Se arrodillaron y oraron en acción de gracias a Dios por sostenerlos en su fe lo suficiente para pasar el desierto. Ellos supieron, y es importante que nosotros sepamos también que hacer oración no es una alternativa para prepararse a lo que se tiene que hacer y que la fe no es un substituto para el trabajo duro y honrado. Dios puede y de hecho nos proveé de milagros, pero El espera que usemos los talentos que nos ha dado y los recursos para proveernos a nosotros mismos y a los demás.

 

2 CORINTIOS 5:17-21 

Los Cristianos son gente nueva por dentro cuando son bautizados. El Espíritu Santo vive dentro de ellos y les dá nueva vida, ya no son igual que antes. Cuando somos bautizados y nuevos hijos del Señor, no somos reformados, rehabilitados o reeducados; somos creaciones nuevas viviendo en completa unión con Cristo (Colosenses 2:6,7). No significa que estamos volteando una nueva hoja cuando somos bautizados. Significa que empezamos una vida nueva bajo un nuevo Maestro. Somos reconciliados con Dios por Su llanto debido a nuestros pecados o pecado original si es que fuimos bautizados cuando niños. Nos hace justos. No somos ya extraños o forasteros cuando confiamos en Dios.

Debido a que hemos sido reconciliados con Dios, se nos ha dado el privilegio de alentar a otros a hacer lo mismo. Estamos llamados a ser embajadores de Cristo y eso significa que seremos sus representantes. Como embajadores de Cristo somos mandados con Su mensaje de reconciliación al mundo. No tomemos esta responsabilidad a la ligera pues el mundo hambriento, pobre, derrotado y oprimido espera ansiosa y esperanzadamente por tí. ¿Cómo te ves a tí mismo en tu papel de embajador de Cristo?

Mientras confies en Dios haces un trato: tus pecados por Su bondad. El tomó para Sí mismo todos nuestros pecados en el Calvario y nosotros recibimos Su piedad que nos dá a manos llenas cuando nos convertimos. Esto es lo que los Cristianos quieren dar a entender cuando hablan acerca de la expiación de Cristo por los pecados. Caigamos de rodillas y demos a Dios toda nuestra gratitud por hacer posible que tengamos acceso a este trato increíble.

 

 

LUCAS 15:3, 11-32 

El Evangelio de hoy nos muestra el conflicto entre el modo en que los Fariseos trataban a los pecadores y el modo en que lo hacía Jesús. A la gente que no guardaba las leyes se le llamaba “La gente de la tierra.” Estas personas fueron rechazadas por la mayoría de los Judíos Ortodoxos. A un fariseo se le prohibía tener algo que ver con un pecador conocido. Estuvieron espantados cuando Jesús sencillamente se llevaba bien con ellos. Ellos creían que si comías con un pecador, le hablabas y andabas con él tú también debías ser un pecador. Su filosofía era destruir al pecador delante de Dios.

Por supuesto Jesús creyó en salvar a los pecadores y les contó la historia de un jóven que se rebelaba mucho contra su familia. La ley Judía establecía que el hijo mayor debía obtener dos veces más del dinero de la herencia que lo que obtuvieran los otros hijos varones juntos. En esta historia el hijo más joven demandaba su parte de la herencia. Estaba aburrido y era flojo y quería irse del hogar y disfrutar del mundo. Pronto se le acabó el dinero y terminó alimentando puercos en una granja del lugar. Este era un trabajo que estaba prohibido a un Judío pues la ley establecia, “Maldito el que alimenta a los cerdos.”

El momento en que la historia cambia es cuando el jóven reflexiona y dice que es un pecador. Vuelve a casa, no pidiendo ser tratado como un hijo otra vez o como un esclavo pues aún estos tenían un cierto lazo de unión con la familia. Lo que pidió fue ser un sirviente a sueldo ya que estos no tenían ningún nivel social ni ninguna seguridad, unicamente vivían al día. El sabía que era un pecador así que se confesó y se arrepintió.

El padre lo vió venir y corrió a encontrar a su hijo arrepentido. Le puso su capa de honor, un anillo que le daba un poder ilimitado para comprar cosas y le dió calzado. (A los esclavos o sirvientes a sueldo no se les daba calzado.) Una fiesta fue ordenada para que todos se alegraran de que un pecador estaba perdido y ahora había sido encontrado o como dijo el padre “Mi hijo estaba muerto y ahora esta vivo.” No olvidemos nunca que el amor de Dios puede derrotar aún la deliberada rebelión del corazón.

 

Aplicación

                 La primera lectura muestra al hombre que no debemos subestimar la habilidad de Dios. La segunda lectura revela que un Cristiano no es reformado o rehabilitado, es una creación nueva de Dios Todopoderoso. El Evangelio dice que los Fariseos creyeron en destruir al pecador, pero Jesús creyó en salvar al pecador.

Esta semana, deja que la gente vea tus acciones que son como las de Cristo no como las de los Fariseos. Demuéstralo mediante tu misericordia, tu habilidad de escuchar, no chismorreando y mostrando tu alegría cuando alguien pide perdón por algo que haya hecho mal. Jesús creyó que el amor puede conquistar toda clase de maldad y tus acciones probarán a la “gente de la tierra” que El decía la verdad. Jesús amó y salvó y tú tienes que hacer lo mismo.

 

TERCER DOMINGO DE CUARESMA (March 24th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                     EXODO 3:1-8, 13-15                                PRIMERA LECTURA 

(“Esto es lo que le dirás a los Israelitas: YO-SOY me ha enviado a ustedes.”)

  1. ¿Qué estaba haciendo Moisés, a donde fue, cómo se llamaba ese lugar?   Exodo 3:1

 

  1. ¿Cómo se apareció a Moisés el ángel del Señor? ¿Por qué se encontraba Moisés sorprendido? ¿Qué decidió hacer? Exodo 3:2-3

 

  1. ¿Qué edad tendría Moisés aproximadamente cuando se le aparecio el ángel? Hechos 7:23, 30

 

  1. ¿Qué hizo y dijo Dios a Moisés cuando este se acercó a la zarza? Exodo 3:4-6

 

  1. ¿Cuál dijo Jacob que era la puerta del cielo? Génesis 28:17

 

  1. ¿De qué tuvo miedo Moisés?   Exodo 3:6

 

  1. ¿Qué dijo el Señor que había visto, qué conocía y a qué bajo? Exodo 3:7-8

 

  1. ¿Qué debemos hacer por los que son llevados a la muerte?   Proverbios 24:11

 

Personal – ¿Sabiendo que el Señor ha rescatado a Su pueblo de la esclavitud y la muerte, qué has hecho tú para continuar siendo Sus manos y sus pies, rescatando a los que se planea abortar? ¿Qué puedes hacer en esos lugares donde van a abortar para que sepan de Su presencia?

 

  1. ¿Qué contestó y qué preguntó Moisés a Dios? ¿Cuál dijo Dios que era Su nombre? Exodo 3:13-14

 

  1. ¿Qué le dijo Dios a Moisés que les dijera a los Israelitas? Exodo 3:15

 

  1. ¿Cuánto tiempo dura el nombre de Dios? ¿Cuál es Su título? Salmo 135:13

 

  1. ¿Quién entrará en el reino de los cielos? Mateo 7:21

 

Personal – ¿Cómo llamas a Aquel que te ha enviado y a qué te ha enviado?

 

 

TERCER DIA                                                 1 CORINTIOS 10:1-6, 10-12                         SEGUNDA LECTURA 

(“Así pues, el que crea estar firme, tenga cuidado de no caer.”)

  1. ¿De qué quería Pablo que los hermanos se dieran cuenta? 1 Corintios 10:1-2

 

  1. ¿En quién y con quién has sido bautizado?   Romanos 6:3

 

  1. ¿Qué comieron y qué bebieron todos ellos, de qué clase de roca bebieron y quién era la roca?  1 Corintios 10:3-4

 

  1. ¿Qué alimento espiritual les dió a nuestros antepasados? ¿Qué alimento espiritual nos dá a nosotros? Juan 6:31 y Juan 6:35

 

  1. ¿Por qué cayeron nuestros antepasados? 1 Corintios 10:5-6 y Hebreos 3:17

 

  1. ¿Qué hizo el Señor con los incrédulos? Judas 5

 

  1. ¿Qué no debemos hacer así como hicieron algunos de nuestros antepasados?  1 Corintios 10:10

 

  1. ¿Por qué se han escrito estas cosas? ¿De qué debes tener cuidado?   1 Corintios 10:11-12

 

  1. ¿Por qué no te vuelves altanero, qué es lo que te sostiene? Romanos 11:20

 

Personal – ¿Qué actitudes que no son agradables a Dios has adquirido de tus antepasados? ¿Cómo podrías o como has podido superarlas?

 

 

CUARTO DIA                                                              LUCAS 13:1-9                                                        EVANGELIO 

(“Si no se arrepienten, ustedes perecerán como ellos.”)

  1. ¿Qué le contaron a Jesús algunos, cuál fue Su respuesta? Lucas 13:1-2

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que pasará si no te arrepientes? Lucas 13:3

 

  1. ¿Qué dijo Jesús acerca de las 18 personas que fueron aplastadas cuando la torre de Siloé se derrumbó? ¿Qué les repitió?   Lucas 13:4-5

 

  1. ¿Qué te pasará si no creés que Jesús es qué?   Juan 8:24

 

  1. ¿De qué debes arrepentirte y qué recibirás?   Hechos 2:38

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a la gente? ¿Qué estaba plantado en la viña de un hombre?   Lucas 13:6

 

  1. ¿Qué le dijo el hombre al viñador?   Lucas 13:7

 

  1. ¿Qué le hizo Jesús a la higuera y qué les dijo a Sus discípulos?   Mateo 21:19-21

 

  1. ¿Qué le pasará a todos los árboles que no den buenos frutos? Mateo 3:10

 

  1. ¿Qué dijo el viñador al hombre que haría para ver si el árbol daba fruto en el futíro? ¿Y si no lo daba que se haría?   Lucas 13:8-9

 

Personal – Arrepentirse significa Cambiar. ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que estás estudiando la Palabra de Dios, qué frutos se han hecho evidentes con este cambio?

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 103:1-4, 6-8, 11 

(“El Señor es tierno y compasivo, es paciente y todo amor.”)

Leé y medita el Salmo 103:1-4, 6-8, 11.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                    EXODO 3:1-8, 13-15 

En la lectura de hoy se nos muestra el asombroso contraste entre la vida de Moisés como príncipe Egipcio y su vida como un insignificante pastor. Como príncipe, todo lo hacían por él; siendo hijo de una princesa Egipcia, se hizo muy famoso y muy popular. Como pastor el sabía lo que era trabajar duro, sin ser premiado y con mucha soledad. Ahora tenía el trabajo que antes se le había enseñado a despreciar. Vivía en las colinas como un desconocido y como un forastero. Esto debió haber sido una increible experiencia de humildad para Moisés, pero Dios en Su infinita sabiduría estaba preparándolo para ser un líder. Moisés no podía ver esto entonces, pero Dios lo estaba preparando para libertar a Israel.

Dios le habló a Moisés desde una fuente inesperada: una zarza ardiente. Cuando Moisés la vió, fue a investigar. Con frecuencia Dios se vale de fuentes inesperadas cuando esta trabajando algo en nuestra vida. Tú también puedes ir a investigar. Dios también habla a traves de las personas. El quizá le hable a tu conyuge, a tus padres, a algún amigo, a un pariente, a cualquiera. Tú debes investigar y abrirte como Moisés ya sea que El se valga de esas personas o de algunas experiencias.

Debes estar listo para las sorpresas de Dios. El podrá decirte por donde ir cuando estés listo para escuchar a “la zarza ardiendo.” Dios le dijo a Moisés que se quitara los zapatos porque estaba pisando tierra santa. Moisés obedeció inmediatamente y no solo se descalzo sino que cubrió su rostro. Quitarse los zapatos fue un acto de reverencia y le dió a entender a Dios que se sentía indigno. Dios es nuestro amigo, pero primero y más que nada es nuestro Señor y Soberano. ¿Cuando adoras a Dios te le acercas de un modo despreocupado o como alguien que fuera invitado a presentarse ante un rey?

 

 

1 CORINTIOS 10:1-6, 10-12 

                La lectura de hoy es un ejemplo muy claro de lo que le acarrea a una persona, a una población ó a una nación el confiarse demasiado y no disciplinarse, una grán inmadurez espiritual. Esta lectura nos anima a recordar nuestro Bautizmo y como hemos sido bendecidos con tener a Dios dentro de nosotros mismos. Como la gente de la lectura de hoy, nosotros hemos sido guiados a traves de tormentas espantosas y traidos a un lugar seguro por medio del amor y el poder de Dios. Ellos siguieron la nube de día y el fuego de noche.

Tenemos a Cristo dentro de nosotros de modo personal. Podemos tener acceso inmediato a El si así lo deseamos. El mundo de hoy, como los Egipcios trataron de hacer a los Israelitas, está tratando de guiarnos hacía el mar de la desesperación y la destrucción. Pero debido a que somos templos del Espíritu Santo (1 Corin. 6:19), podemos pedir el poder del Espíritu Santo que está dentro de nosotros (1 Juan 4:4) y calmar la tormenta que se descarga en los distintos momentos de nuestra vida.

Recordemos, así como los Israelitas necesitaron recordar, que a menos que continuemos siendo un pueblo que haga oración, que adore a Dios y haga lo que Su Santa palabra dice, seremos unos rebeldes y moriremos en nuestro desierto tambien. Las presiones del mundo de hoy hacen fácil el olvidar las lecciones del pasado, pero la lectura diaria de las Escrituras será una poderosa manera de recordar como es que Dios quiere realmente que vivamos. No necesitamos hacer los mismos errores que hicieron los hombres de la lectura de hoy. Se nos ha dado el inmenso regalo de la libertad de hacer nuestra voluntad. Nuestro Dios es un Dios de amor y tenemos dentro el poder del Espíritu Santo para ayudarnos a escoger el amar.

 

 

LUCAS 13:1-9 

El Evangelio de hoy es un llamado al arrepentimiento. El que nos maten o el estar vivos no es una indicación de que seamos justos de por sí. Todos eventualmente moriremos, es parte de la naturaleza humana. Pero no todos necesitamos permanecer muertos. Jesús nos prometió a todos que si creemos en El, no pereceremos, sino que tendremos vida eterna (Juan 3:16).

Hay muchas personas en nuestra sociedad y aún en nuestra familia que se parecen a la higuera de la lectura de hoy. Han sido alimentadas toda la vida y no están produciendo ningún fruto. Rehusan escuchar como se dan los frutos buenos y finalmente muchos de ellos mueren o son cortados. Necesitamos oir lo que dice el Evangelio de hoy pues somos como aquella higuera y debemos arrepentirnos. Necesitamos ser regados y recultivados si no, nos arrancarán y nos tirarán. Jesús murió por nosotros; El ha dejado Su Espíritu para que nos ayude a crecer.

Nuestra iglesia nos rodea con las enseñanzas de Cristo, los sacramentos, las Sagradas Escrituras, la convivencia; todo ello para ayudarnos a dar frutos de amor. Somos productores de una maravillosa clase de fruta que da la vida. Así sabrán quienes somos cuando vean y prueben nuestros frutos de amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, generosidad, fidelidad, gentileza y control de nosotros mismos. Esta es la clase de frutas que debemos dar.

Jesús constantemente te ruega que salves tu árbol de vida que tienes dentro. Escúchalo hoy mismo. Déjalo que abra tus raices y que saque todo lo podrido por medio del sacramento de la reconciliación. Deja que Jesús te ame a traves de la oración y de Su Santa Palabra y toma un tiempo únicamente para oirlo. Permítele que se deleite contigo otra vez.

 

 

Aplicación

                 La primera lectura dice como Moisés vió la zarza ardiendo e investigó, así como nosotros debemos investigar. En la segunda lectura vemos que nuestro bautizmo esta constantemente presente a traves de nuestras vidas. El Evangelio dice que el Cristiano ha nacido para no morir nunca y para vivir por siempre.

Esta semana como Moisés, mira y escucha a Dios hablándote. Quizá te está hablando a traves de alguien de tu famila. Moisés lo oyó en una “zarza ardiendo.” Tu bautizmo te hace un templo del Espíritu Santo y tu lenguaje refleja tu actitud de lo que crees que hay dentro de tu templo. Deja que los que te rodean oigan únicamente palabras que sean honorables y aceptables en la presencia de un rey. ¿Qué clase de frutos darás? ¿Pregúntales a los que están mas cercanos a tí que clase de fruto ven en tí? Esta semana, pasa un tiempo, recortando, alimentando, regando tu árbol de vida y tus frutos alimentarán a tu famila.

 

SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA (March 17th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                 GENESIS 15:5-12, 17-18                            PRIMERA LECTURA

(“Yo soy el Señor que te sacó de Ur…”)

  1. ¿El Señor tomó a Abram y lo llevo afuera, qué le dijo ahí?   Génesis 15:5

 

  1. ¿En quién puso Abram su fé y debido a eso como fue considerado?   Génesis 15:6

 

  1. ¿De dónde vienen los méritos que poseé Pablo? Filipenses 3:9

 

  1. Leé las siguientes escrituras y dí cuáles pueden aplicarse a tí mismo.

Romanos 4:3, 9, 22

Gálatas 3:6

Santiago 2:23

 

  1. ¿De dónde vino Abram?   Génesis 15:7

 

  1. ¿Qué pregunta le hizo Abram al Señor?   Génesis 15:8

 

  1. ¿Qué le dijo el Señor a Abram que hiciera y qué revoloteaba sobre los cádaveres? Génesis 15:9-11

 

  1. ¿Qué hizo Abram cuando vinieron las aves de rapiña? Génesis 15:11

 

  1. ¿Qué sucedió con Abram cuando el sol estaba a punto de ponerse?   Génesis 15:12

 

  1. ¿En las siguientes escrituras cuáles serán algunas maneras similares que simbolizan la presencia de Dios?      Exodo 19:17-19

Hechos 2:3-4

 

  1. ¿Qué hizo el Señor con Abram en esa ocasión? Génesis 15:18

 

  1. ¿En quién se cumplió este pacto? Josué 1:1-9

 

Personal – ¿Tienes ahora una relación adecuada con Dios? ¿Creés en las promesas que Dios ha hecho en la Biblia? ¿Sabes cuáles son las promesas de Dios y los pactos que ha hecho con Su pueblo? Reflexiónalo y habla con Dios sobre ello.

 

 

TERCER DIA                                                       FILIPENSES 3:17-4:1                              SEGUNDA LECTURA

                                                          (“…sigan así firmes en el Señor, amadísimos míos.”)

  1. ¿A quién debemos imitar, a quién debemos tener como guía? Filipenses 1:1 y 3:17

 

  1. ¿Cómo se conducen algunos y qué les pasará por eso? Filipenses 3:18-19

 

  1. ¿Cuál es su dios y su gloria y en que viven pensando? Filipenses 3:19

 

  1. ¿Dónde está nuestra patria y qué es lo que esperamos? Filipenses 3:20

 

  1. ¿Qué hará el Señor con nuestros cuerpos? Filipenses 3:21

 

  1. ¿Semejante a qué hará nuestros cuerpos? ¿Por qué? Filipenses 3:21

 

  1. ¿A quién ama Pablo?   Filipenses 4:1

 

  1. ¿Quién dice Jesús que son sus hermanos? Mateo 12:46-50

 

  1. ¿Qué le dice Pablo a sus hermanos?   Filipenses 4:1

 

Personal – ¿Cuánto tiempo ocupas en el cuidado de tu cuerpo? ¿Ansías ver que el Señor rehaga tu cuerpo? ¿Cómo puedes “mantenerte firme” como nos dice Pablo que hagamos?

 

 

CUARTO DIA                                                             LUCAS 9:28-36                                                              EVANGELIO

                                                                  (“Este es mi Hijo, mi Elegido; escúchenlo.”)

  1. ¿Qué les dijo Jesús ocho días antes de que llevara consigo a Pedro, Juan y Santiago a un cerro a orar?   Lucas 9:27

 

  1. ¿En qué otras ocasiones estuvieron Pedro, Juan y Santiago con Jesús?  Lucas 8:51-52 y Marcos 14:32-33

 

  1. ¿Qué fueron a hacer al cerro?   Lucas 9:28

 

  1. ¿Qué le pasó al rostro y a la ropa de Jesús cuando estaba orando?   Lucas 9:29

 

  1. ¿Quiénes empezaron a conversar con Jesús?   Lucas 9:30

 

  1. ¿Cómo aparecieron y sobre qué hablaron?   Lucas 9:31

 

  1. ¿Qué les pasó a Pedro y los que estaban con él cuando despertaron?   Lucas 9:32

 

Personal – ¿Como creés que reaccionarías si estando en oración te quedaras dormido y al despertar vieras a Jesús, Moisés y Elías? ¿Creés que esto es posible?

 

  1. ¿Cuando los hombres se alejaron, qué le dijo Pedro a Jesús? Lucas 9:33

 

  1. ¿Qué los cubrió mientras Pedro hablaba? ¿Cuál fue la reacción de los discípulos?   Lucas 9:34

 

  1. ¿Qué vino de la nube y qué fue dicho?   Lucas 9:35

 

  1. ¿Quién volvió a estar solo cuando la voz guardó silencio? ¿Hablaron los discípulos sobre ésto en esos días?       Lucas 9:36

 

Personal – ¿De qué modo has escuchado a Jesús durante esta semana? ¿Le hablas y después escuchas lo que El tiene que decirte por medio de Su Palabra? ¿Qué es lo que Dios quiere hacer de tí? ¿Permites a Dios que te transforme? Cuando lo estés haciendo tú también serás transformado como lo dice 2 Corintios 3:18.

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 27:1, 7-9, 13-14 

(“Ten confianza en el Señor, ten valor;”)

Leé y medita el Salmo 27:1, 7-9, 13-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                GENESIS 15:5-12, 17-18

                 A Abram no se le prometió riqueza o fama, eso ya lo tenía. Lo que Dios le prometió a Abram fue que sus descendientes serían innumerables y Abram era un hombre viejo sin herederos para su propia fama y fortuna. Vemos a Dios prometiendo cambiar todo eso y Abram lo cree con todo su corazón, mente y alma. La fe de Abram fue una fuerte respuesta a la presencia viva y el poder de Dios en su vida. Su fe lo hizo justo a los ojos de Dios.

Nosotros también podemos tener esa clase de relación con Dios cuando le confiamos a El nuestra vida. Nuestras acciones visibles, nuestra asistencia a la iglesia, oraciones, buenas obras y aún la lectura de las Sagradas Escrituras por sí mismas no nos harán justos a los ojos de Dios. Una relación correcta se basa en la fé. Tenemos confianza en que Dios es quien El dice que es y que El hace lo que El dice que hará. Las acciones rectas vendrán como un producto natural de una fe firme.

Hemos leído de los errores de Abram y sabemos que no era perfecto. Pero, aunque humano y pecador, Abram creyó y confió en Dios. Fue la fe y no la perfección la que hizo justo a Abram ante los ojos de Dios. El mismo principio se nos aplica a nosotros. Nuestra primera respuesta debe ser creer en Dios y confiar en El absolutamente. El pacto de Dios con Abram fue asunto serio. Representaba una promesa increible de parte de Dios y una grán responsabilidad de parte de Abram. Para confirmarle Su promesa Dios le dio una señal, un calentador humeante y una antorcha encendida. Dios nos confirma Su promesa cuando nos dá a Jesucristo como Salvador y Señor de manera personal.

 

FILIPENSES 3:17 – 4:1

                 Pablo invita ardientemente a los Filipenses a fijarse en él como modelo a imitar en su intento de vivir como Cristo. No quería decir que éllos debían copiarlo como si él fuera perfecto, sino en que se centraran en que sus vidas fueran como la vida de Cristo. No se habían escrito los Evangelios aún, de modo que Pablo no podía decirles que leyeran la Biblia para aprender como era Cristo. Por eso Pablo los invita a seguir su ejemplo como testimonio personal de su carácter.

Debemos preguntarnos a nosotros mismos que clase de seguidor será un nuevo Cristiano si él o élla nos imita. Hay un viejo dicho que es adecuado y dice “Para algunos, la única Biblia que leerán en su vida serás tú.” Pablo era firme en su comentario acerca de tener manga ancha, de ser un Cristiano comodín. Esa es gente que dice ser Cristiana pero no viven conforme al modelo de ser un servidor de Cristo. Hay muy pocos sacrificios en sus actitudes y en sus acciones. Primero satisfacen sus deseos propios sin pensar antes en las necesidades de otros.

Libertad en Cristo no significa libertad para ser egoísta, significa tener la oportunidad de servir. Unicamente podremos ser verdaderos servidores del Señor cuando nos neguemos a nosotros mismos. O sea cuando pongamos a los otros primero y eso significa que todos estamos llamados a “caminar el camino tanto como a hablar lo que se ha de hablar.” Pablo fue muy claro declarando que los cuerpos que recibiremos siendo Cristianos cuando resucitemos serán como el cuerpo resucitado de Cristo.

Pablo anima a sus oyentes a dar gracias y nosotros debemos dar gracias hoy. Pues cuando Cristo regrese para llevarnos a Su reino eterno, seremos glorificados y completamente perfectos. Pablo termina esta lectura diciendo que él espera ver a sus hermanos y hermanas en el Señor. El desea renovar la vieja amistad y les pide que permanezcan firmes al Señor. Hoy en día esa súplica es muy importante y estamos llamados a permanecer firmes al Señor. El ataque que se nos hace como Cristianos es grande y solo manteniendonos firmes a Jesucristo y muy cercanos a Su Santa Palabra, iglesia y sacramentos podremos ser victoriosos con El.

 

LUCAS 9:28-36

                 Jesús tomó a Pedro, Juan y Santiago con El a la cima de un cerro para orar juntos a Su padre celestial. Los llevó ahí para mostrarles quien era realmente, no solo un grán profeta, sino el Hijo Unico de Dios. Recientemente les había dicho que ellos no morirían antes de haber visto el reino de Dios (Lucas 9:27). Se refería a la transfiguración. Los oyentes de Jesús no tendrían que esperar por un futúro Mesías. El les estaba diciendo que el reino estaba entre ellos y que pronto vendría con fuerza a traves del trabajo del Espíritu Santo.

Moisés, representando la Ley y Elías, representando a los profetas, aparecierón con Jesús y la voz de Dios señaló a Jesús como el largamente esperado Mesías con autoridad divina. Jesús podía llenar los dos aspectos la ley y la profecía ya que El era la suma de todos. La brillantez del rostro de Jesús fue vista por fin por primera vez por los apóstoles. Lo estaban viendo como realmente era. Moisés vio la brillantez deslumbrante en la nube al pie de la montaña y en la zarza ardiente al pie del desierto, pero mientras estuvo vivo, nunca vió la brillantez que radiaba del rostro de Cristo al pie del cerro. La transfiguración o cambio fue en los apóstoles pues ellos vieron a Jesús de una manera completamente nueva.

¿Has experimentado el milagro de la transfiguración en tu vida? ¿Le has pedido a Cristo que venga y viva en tu corazón? El con gusto habitará en tí si tu habitas en El (Juan 15:7). Jesús está tocando a la puerta de nuestro corazón y esperará todo el tiempo que sea necesario. Abrele hoy mismo la puerta de tu corazón y mira el radiante y brillante rostro de Jesús. El está esperando compartir Su transfiguración contigo y quiere que tú sirvas de testigo para otros, del milagro de Su amor y Su perdón.

Los apóstoles no querian irse del cerro pues el cambio era fabuloso y no querían arriesgarse a perder la exitación del momento. Jesús es el escogido y en El está todo el poder y la gloria. El quiere que los apóstoles bajen el cerro y vayan a hacer discípulos en todas las naciones (Mateo 28:19-20). Jesús nos está dando a nosotros el mismo mandato o sea dejar la seguridad de la cima del cerro e ir al obscuro y frio valle y guiar a nuestros hijos a un lugar seguro (Mateo 28:20). Y recuerda, cualquier cosa que hagas al último de mis hijos me lo haces a mí (Mateo 25:31-46).

 

Aplicación

La primera lectura muestra que la fe es la respuesta a la presencia viva y el poder de Dios en nuestra vida. La segunda lectura urge a los Cristianos llenos de fe a ser modelos de lo que es ser como Cristo. El Evangelio revela que convertirse a Cristo trae en nosotros una completa transfiguración.

Esta semana, permite que otros vean tu transfiguración. Enseñales que Cristo vive dentro de tí mediante tus acciones. Hazte el propósito de servir alegremente a los que te rodean y ellos notarán la radiante brillantez que viene de tí. Traerás más gente a Cristo por los buenos frutos que des (Gálatas 5:22-23).

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA (March 10th) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                              DEUTERONOMIO 26:4-10                         PRIMERA LECTURA

                                                                   (“El nos sacó de Egipto con mano firme.”)

  1. ¿Quién tomará el canasto de tus manos y qué hará con él? Deuteronomio 26:4

 

  1. ¿En el versículo 5 del Deuteronomio 26, quién está hablando?   Deuteronomio 1:1

 

  1. ¿Quién era el Arameo errante, a dónde fue?   Génesis 46:6

 

  1. ¿Cómo vivió el Arameo errante y en qué se convirtió? Deuteronomio 26:5

 

  1. ¿Cómo trataron los egipcios a los Israelitas y quien vino en su ayuda?   Deuteronomio 26:6-7

 

  1. ¿Qué dicen los siguientes versículos sobre la opresión?
  2. Isaías 53:8
  3. Isaías 58:9

 

Personal – ¿Has sido tú maltratado ú oprimido de alguna manera? ¿Qué has hecho al respecto?

 

  1. ¿Cuáles son los dos sentidos que dice Deuteronomio 26:7 que Dios usó?

 

  1. ¿De qué manera contestó el Señor a su llamado de auxilio? Deuteronomio 26:8

 

  1. ¿Cómo era la tierra a la que el Señor los llevó? Deuteronomio 26:9

 

  1. ¿Qué hizo Moisés en respuesta a lo que el Señor hizo por él? Deuteronomio 26:10

 

  1. ¿Qué debemos hacer en respuesta a lo que El ha hecho por nosotros? Enumera las 2 cosas del versículo 10, de Deuteronomio 26.

 

Personal – ¿Qué ha hecho el Señor por tí personalmente en el pasado? ¿De lo que has ganado o producido financieramente le has dado algo a Dios en respuesta de lo que El ha hecho por ti? ¿Te has inclinado en acción de gracias y en reverencia al Señor por todo lo que ha hecho por tí?

 

 

TERCER DIA                                                         ROMANOS 10:8-13                                SEGUNDA LECTURA

                                                           (“El que invoque el Nombre del Señor se salvará.”)

  1. ¿Qué está cerca de tí en tus labios y en tu corazón? ¿Qué dice Pablo que se predica? Romanos 10:8

 

  1. ¿Quién o qué es la Palabra?   Juan 1:1, 14

 

  1. ¿Con qué te confiesas y qué confiesas?   Romanos 10:9

 

  1. ¿Quién te da la habilidad para confesar que Jesús es el Señor?   1 Corintios 12:3

 

  1. ¿Con qué crees y que te pasará si lo haces? Romanos 10:9

 

  1. ¿Qué te lleva a la justicia y qué te lleva a la salvación? Romanos 10:10

 

  1. ¿Qué dice la Escritura en Romanos 10:11? Ver también Romanos 9:33 e Isaías 28:16

 

Personal – Hay dos requisitos para ser reconocidos y salvados. ¿De qué modo has cubierto estos requisitos?

 

  1. ¿Con quién es Dios abundante en misericordia? Romanos 10:12

 

  1. ¿Qué debes hacer para recibir la misericordia de Dios? Romanos 10:12

 

  1. ¿Quiénes serán salvados? Romanos 10:13 y Hechos 2:21

 

Personal – ¿A quién y de qué manera has hablado acerca de lo que Jesús ha hecho por tí? Toma unos minutos ahora y reflexiona en quién es Jesús y que ha hecho por tí.

 

 

CUARTO DIA                                                              LUCAS 4:1-13                                                        EVANGELIO

                                                             (“Adorarás al Señor tu Dios y a El solo servirás.”)

  1. ¿De qué estaba Jesús lleno y quién lo condujo al desierto? Lucas 4:1

 

  1. ¿Qué había pasado anteriormente en el Río Jordán? Lucas 3:21

 

  1. ¿Cuánto tiempo estuvo en el desierto, quién lo estaba tentando? ¿Qué comió mientras estuvo ahí?   Lucas 4:2

 

  1. ¿Qué le dijo el demonio?   Lucas 4:3

 

  1. ¿Cuál es la palabra en el versículo 3 que denota que el demonio no cree en El?

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús? ¿Qué dice Mateo 4:4 que el hombre debe tener para vivir aparte del pan?   Lucas 4:4

 

  1. ¿Qué le mostró el demonio a Jesús y qué le dijo? Lucas 4:5-6

 

  1. ¿En Deuteronomio 26:10 se nos dice que nos inclinemos en la presencia del Señor por todo lo que El ha hecho por nosotros. ¿Qué es lo que el demonio dice en Lucas 4:7?

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús?   Lucas 4:8

 

  1. ¿Qué hizo entonces el demonio a Jesús y qué palabra del versículo 9 demuestra su incredulidad?

 

  1. ¿De dónde tomó el demonio las palabras que pronunció? Salmo 91:11

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús al demonio? ¿Cuando dejó éste de tentarlo qué hizo?  Lucas 4:12 y Deuteronomio 6:16

 

Personal – ¿De cuál de las siguientes maneras has sido tu tentado por Satanás? Cuando tienes hambre. Cuando te sientes inferior. Cuando las cosas no van del modo que a tí te gustaría que fueran. ¿De qué modo práctico puedes aplicar esta lección a tu vida durante esta semana? Compártelo con alguien.

 

 

QUINTO DIA                                               LEE EL SALMO 91:1-2, 10-15

                                                  (“Tu eres mi refugio, mi fortaleza, mi Dios en quien confio.”)

Leé y medita el Salmo 91:1-2, 10-15.

¿Qué te dice personalmente el Señor ppor medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                             DEUTERONOMIO 26:4-10

La lectura de hoy aclara muy bien el propósito del diezmo. O sea poner a Dios primero que nada en nuestras vidas. Estamos llamados a darle a Dios lo primero y lo mejor de lo que ganamos. Lo cual significa que le demos con el corazón y con alegría. Lo que hacemos con nuestro dinero es lo que más valoramos. Darle al Señor la primera parte de nuestro sueldo en vez de lo que sobra después de pagar las cuentas y los impuestos, denota que le estamos dando nuestra atención. Si nos habituamos a dar con regularidad el diezmo nos ayudaremos a tener a Dios en el primer lugar de la lista de nuestras prioridades y eso nos dará una perspectiva apropiada de todo lo demás que tengamos.

La Biblia y la Iglesia Cristiana han apoyado siempre un sistema organizado para ayudar a los pobres. Dios les dijo entonces y nos dice hoy, que el diezmo se ha de usar para ayudar a los pobres y desvalidos. Estas normas fueron hechas para prevenir al país de hundirse bajo la aplastante pobreza y opresión.

Vemos en la lectura de hoy que era la responsabilidad de todos el ayudar a los menos afortunados y esa responsabilidad aún hoy en día recae en el cuerpo de los creyentes de nuestra iglesia. En la tradición Israelita, a cada persona se le requería saber de memoria la historia de los tratados de Dios con su pueblo. Debemos reflexionar en la historia de los tratados de Dios con los Cristianos a traves de todas las épocas.

¿Cuál es la historia de tus relaciones con Dios? ¿Puedes recordar específicamente lo que Dios ha hecho por tí? Pasa un tiempo a solas para que reflexiones en los muchos dones que Dios te ha dado. Esto te ayudará a reconocer que todos tus dones y talentos te vienen de Dios. Esta es la razón por la cual gustosamente le damos a Dios el diezmo pues El nos ha colmado con esos tesoros. Recuerda, donde está tu tesoro ahi está tu corazon.

 

ROMANOS 10:8-13

Es una declaración realmente enorme cuando decimos que la salvación que viene de confiar en Cristo ya está dentro de cada uno de nosotros. De hecho esta tan cerca como nuestros corazones y nuestras bocas. La gente a traves de todas las epocas ha buscado a Dios por medio de experiencias dramáticas. Hay quien ha viajado por todo el mundo para encontrar a un líder espiritual.

La Escritura de hoy nos dice que la salvación de Dios está enfrente de nosotros. El vendrá a nosotros dondequiera que estemos y en cualquier momento que lo llamemos (Juan 6:37). Todo lo que necesitamos hacer es responder y aceptar Su increíble don de salvación. Hoy en día mucha gente piensa que hacerse Cristiano y ser recipiente del don de la salvación es un proceso complicado, pero no lo es si creemos verdaderamente en nuestros corazones y se denota en los cambios que haya en nuestra vida y confesamos que Jesús es el Señor de nuestra vida, entonces nosotros también seremos salvados.

Pablo no está diciendo que los Cristianos estarán libres de desilusiones. Habrá muchas veces que las personas nos fallarán y que las circunstancias serán sumamente difíciles. Lo que Pablo nos dice realmente es que Jesucristo nunca nos desilusionará y que cualquiera que crea en El será salvado. Hoy existe mucha gente que dice que cree, pero no hay un fruto visible del Espíritu Santo en sus vidas. Hacemos válido lo que sale de nuestra boca con el modo en que vivimos nuestras vidas. Cuando creemos realmente con nuestro corazón y confesamos que Jesús es realmente el Señor de nuestra vida, otros verán en nosotros los frutos del amor, la paz, la alegría, la paciencia, la amabilidad, la bondad, la fidelidad, la gentileza y el dominio de nosotros mismos. (Gálatas 5:22-23)

 

LUCAS 4:1-13

                 Las tentaciones con frecuencia aparecen cuando estamos en un punto alto de nuestra vida espiritual o ministerio. Algunas veces creemos que si el Espíritu Santo nos está guiando las cosas siempre estarán “donde están las aguas tranquilas” (Salmo 23:2). Pero eso no es necesariamente cierto. El guió a Jesús hacía el desierto y le permitió pasar por un largo y difícil tiempo de pruebas.

El Espíritu Santo puede y de hecho nos guía hacía situaciones dificiles durante el desierto de nuestras propias vidas. Cuando estés pasando por esas pruebas, primero asegurate de que no las has traído tu mismo por medio del pecado o de haber escogido algo sin pensar, sin cuidado. Si no encuentras pecados que confesar o conductas que cambiar pídele a Dios que te dé fuerzas para cuando vengan tus pruebas. Así como Jesús, tú también debes seguir fielmente el camino que el Espíritu Santo te señale. Debemos recordar siempre que Satánas es un ser real y que la tentación que les puso a Eva en el paraíso y a Jesús en el desierto no son unicamente símbolos o ideas. Tenemos que estar en guardia ya sea en tiempos victoriosos como en tiempos de desaliento. Satanás constantemente está luchando contra Dios y contra aquellos que lo siguen y lo obedecen. Podemos estar seguros de que si conocemos y obedecemos la Palabra de Dios tendremos un arma muy efectiva contra la tentación.

La Escritura claramente señala que la Santa Palabra de Dios es un arma potente y ofensiva que forma parte de la armadura del Cristiano (Efesios 6:17). El saber las Escrituras no es suficiente para derrotar a Satanás, él tambien las sabe. Debemos tener fe en la promesa de Dios de que El nos ama tanto que mandó a Su Unico Hijo al mundo para que muriera por nosotros. Jesús nos dice que El es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6) y Satanás no puede contra esa clase de poder.

 

Aplicación

                 La primera lectura muestra que donde está tu tesoro ahí está tu corazón. En la segunda lectura vemos, que la fe es creer más en el que dá, que en lo que está dando. En el Evangelio, el amor de Dios es mucho más poderoso que el recelo de Satanás.

Esta semana, muéstrale a tu familia que el poder te viene de Dios cuando lo pones a El en el primer lugar de tu vida. Deja que tu familia vea que das con gusto el diezmo y anímalos para que ellos también devuelvan a Dios algunos de los frutos de los que están disfrutando. El simple hecho de dar tu diezmo alegremente por amor a los desvalidos sera un testimonio enorme para tus hijos y los hijos de tus hijos.

 

OCTAVO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (March 3rd) – CICLO C

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                  ECLESIASTICO 27:4-7                            PRIMERA LECTURA

                                                  (“…así la palabra dá a conocer los sentimientos del hombre.”)

  1. ¿Qué pasa cuando se sacude el cedazo, y cuándo aparecen los defectos del hombre? Eclesiástico 27:4

 

  1. ¿De qué rogamos quedar limpios? ¿Con qué le pedimos al Señor para ser agradable a El?   Salmo 19:13, 15

 

  1. ¿Así como el horno pone a prueba los moldes del alfarero en donde está la prueba del hombre? Ecles. 27:5

 

  1. ¿Quién tiene al rey por amigo?   Proverbios 22:11

 

  1. ¿Qué demuestran los frutos del árbol? ¿La palabra del hombre que dá a conocer? Ecles. 27:6

 

  1. ¿Cuál es el fruto del Espíritu Santo?   Gálatas 5:22-23

 

  1. ¿Cómo se conoce al árbol? ¿De qué habla la boca y qué pasará el día del juicio? Mateo 12:33-37

 

  1. ¿Qué no debes hacer antes de que hable el hombre y por qué? Eclesiástico 27:7

 

  1. ¿Qué es lo que mancha a una persona?   Mateo 15:11

 

  1. ¿Cómo has de poner el ejemplo a los creyentes?1 Timoteo 4:12

 

Personal – Piensa en el día de ayer y evalúa lo que dijiste. ¿Qué efecto tuvo lo que dijiste en los que te rodean? ¿Cómo puedes mejorar tu lenguaje?

 

 

TERCER DIA                                                     1 CORINTIOS 15:54-58                            SEGUNDA LECTURA

                     (“La muerte se valía del pecado para inyectar su veneno y la misma ley reforzaba al pecado.”)

  1. ¿Con qué se reviste nuestro ser mortal? 1 Corintios 15:54

 

  1. ¿Qué es lo que los hijos comparten? ¿Qué es lo que se destruyó con la muerte de Jesús?        Hebreos 2:14-15

 

  1. ¿Qué palabras de la Escritura se han vuelto realidad? 1 Corintios 15:54-55

 

  1. ¿Cuál es el aguijón de la muerte y cuál es el poder del pecado?   1 Corintios 15:56

 

  1. ¿Qué produce la ley? ¿Cuando no hay ley, qué sucede? Romanos 4:15

 

  1. ¿Cómo llegamos a conocer el pecado? ¿Cómo supiste lo que significa codiciar?   Romanos 7:7

 

  1. ¿De qué debemos dar gracias a Dios?   1 Corintios 15:57

 

  1. ¿A dónde nos lleva Dios y qué difunde por medio de nosotros? 2 Corintios 2:14

 

  1. ¿Cómo debemos ser en nuestra obra por el Señor y qué debemos saber?   1 Corintios 15:58

 

  1. ¿Qué no les sucederá a aquellos que Dios bendice? Isaías 65:23

 

Personal – ¿De qué modo has tenido la experiencia de la muerte y la victoria en tu vida? ¿Qué significa para tí “trabajar por el Señor?”

 

 

CUARTO DIA                                                             LUCAS 6:39-45                                                     EVANGELIO

                                                    (“…por que su boca habla de lo que abunda en el corazón.”)

  1. ¿Qué le dijo Jesús a la gente, qué dijo acerca del ciego? ¿El discípulo no es superior a quién?   Lucas 6:39-40

 

  1. ¿A quién se parecerá el discípulo si se deja guiar? Lucas 6:40

 

  1. ¿Qué dijo Jesús después de haber lavado los pies a sus discípulos?   Juan 13:15-16

 

  1. ¿Qué observas en el ojo de tu hermano y qué no observas en el tuyo propio? ¿Qué no puedes decirle a tu hermano? Lucas 6:41-42

 

  1. ¿Cómo los llamó Jesús y qué les dijo que hicieran? Lucas 6:42

 

  1. ¿Qué hacen los hipócritas con sus labios? ¿En dónde están sus corazones?   Mateo 15:7-8

 

Personal – ¿Sobre qué asuntos has corregido o tratado de ayudar a otros? Examínate en esos mismos asuntos y observa si tú mismo necesitas sacar la viga de tu ojo.

 

  1. ¿Qué no dará un buen árbol y qué dará un árbol que no es sano? Lucas 6:43

 

  1. ¿Cómo se conoce al árbol? ¿Qué no se puede hacer? Lucas 6:44

 

  1. ¿Qué produce una persona buena? ¿De dónde las saca? ¿Qué produce una persona mala? ¿De dónde las saca?   Lucas 6:45

 

  1. ¿De qué habla la boca?   Lucas 6:45

 

  1. ¿Qué debes de cuidar y por qué? ¿Qué debes alejar de tu boca? Proverbios 4:23-24

 

Personal – Apréndete de memoria el Salmo 141:3 úsalo diariamente para darte cuenta si hay grandes cambios que salen de tu corazón.

 

 

QUINTO DIA                                                   LEE SALMO 92:2-3, 13-16

                                                                          (“El justo crecerá como palmera.”)

Leé y medita el Salmo 92:2-3, 13-16.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                 ECLESIASTICO 27:4-7 

En la lectura de hoy podemos ver el poder tanto positivo como negativo de la palabra hablada. Muchas veces las Escrituras nos han mostrado como palabras dichas de modo irresponsable han afectado la vida espiritual de alguien. Es muy importante que recordemos siempre que lo que decimos y lo que no decimos puede tener un enorme poder en diversas situaciones.

Hablar adecuadamente no es solo decir las palabras correctas en el momento correcto, es controlar nuestro deseo de decir algo que no es necesario decir o algo que no debemos decir de ningún modo. Desafortunadamente, los ejemplos de usar la lengua de modo impropio son muchos, como por ejemplo, al chismear, al humillar a otros, al alardear, manipular, enseñar falsedades, exagerar, quejarse, adular y mentir. Antes de hablar debemos preguntarnos a nosotros mismos: ¿es esto verdad?, ¿es necesario?, ¿es bénefico?.

Les enseñamos a los demás de que estamos hechos realmente y que es lo que hay en nuestro corazón con el modo en que hablamos. Las Escrituras nos dicen que el daño que la lengua puede causar al ser humano se puede comparar con el furioso fuego del bosque. La maldad de la lengua tiene su origen en el mismo infierno. Satanás se vale de las palabras de una persona para dividir a la gente y enemistarlos unos contra otros. Una conversación llevada a cabo con alegría y veracidad será una conversación de gente alegre y verdaderamente libre. Una persona no quiere ser adulada y no necesita ser alabada por sus actos, una persona quiere ser respetada y ser el producto de un Dios amoroso, de una familia y de una sociedad. Y solo puede ser así cuando le pregunta a Dios que quiere de él o élla en vez de ver que es lo que Dios tiene para él o élla.

Recuerda, unas cuantas palabras dichas con enojo pueden destruir una relación que tomó años para ser construida. Recuerda estamos luchando con nuestra propia fuerza y poder. El Espíritu Santo nos dará mas poder para manejar y controlar lo que decimos. Como cristianos no somos perfectos; pero no debemos dejar de crecer, y eso significa hacer que nuestra palabra revele el amor de Dios que se derrama de nuestro corazón.

 

1 CORINTIOS 15:54-58

En el pasaje de hoy, Pablo va desarrollando la idea de que el hombre siempre necesita ser cambiado para entrar en un grado de vida. Insiste en que antes de que podamos entrar en el reino de Dios debemos ser cambiados. Creer en Cristo es no temer a ningún cambio, incluyendo el que más obsesiona al hombre – la muerte. La mayoría de la gente teme a la muerte por que le es desconocida. Pero para el hombre viene más por el sentido del pecado. Este sentido del pecado viene por estar bajo la ley y eso es exactamente el por qué de la venida de Jesús.

Jesús vino a decirnos que Dios no es la ley, sino el amor y que el centro del ser de Dios no es el legalismo, sino la gracia. Cuando morimos vamos no hacía un juez sino hacía un padre que espera que sus hijos vengan a casa. Debido a eso, Jesús nos dió la victoria sobre la muerte y el temerla se aleja con la maravilla del amor de Dios. El verdadero amor echa fuera el temor, pues este se relaciona con el castigo. (1 Juan 4:18). La muerte ya no es fuente de temor porque Cristo la venció y un día nosotros también lo haremos.

Pablo nos dice que a causa de la resurrección nosotros debemos estar listos y alertas y notar que nada de lo que hacemos se desperdicie. Algunas veces dudamos de dar un paso adelante y hacer algo hermoso por Dios porque no pensamos que es de grán importancia o porque probablemente no veremos el resultado de nuestros esfuerzos. Debemos recordar que todo lo que hacemos por Dios es importante y el efecto durará hasta la vida eterna. Has lo bueno que tengas oportunidad de hacer sabiendo que tu trabajo tendrá resultados a largo plazo.

Pablo nos ha dicho enfáticamente algo que necesitamos oir mucho hoy en día. Dios ha ganado su victoria sobre la muerte y el pecado por que fueron derrotados por Cristo. Mediante Su resurrección, Cristo nos ha mostrado que, el pecado y la muerte no tienen la última palabra y que únicamente guían hacía la vida. Les recuerda a los Corintios de entonces y nos recuerda a nosotros hoy que, “nuestra labor no es en vano.” (1 Corintios 15:58)

 

LUCAS 6:39-45 

El Evangelio de hoy nos habla acerca de criticar a otros. A traves de los tiempos, no importando que tipo de situación haya existido, casi todos están de acuerdo en que si criticamos en vez de compadecernos de los demás, seremos a nuestra vez criticados. Si tratas a otros con generosidad, amable y compadecidamente, esas cualidades volverán a ti en toda su extensión.

Estamos llamados a amar a los demás, no a juzgarlos. Jesús le está diciendo a la gente que se aseguren de seguir a los verdaderos maestros y líderes. Les dice a ellos y nos dice a nosotros, que busquemos líderes que nos demuestren lo que es la fe tanto como que nos enseñen lo que la fe es. Jesús hace hincapié en que no debemos poner tanta atención a lo que la gente hace mal y pasar por alto nuestro propio camino espiritual hacía Dios. Nos anima a buscar la guía de aquellos que aman de acuerdo con Su Santa Palabra y las enseñanzas de Su iglesia. Jesús no quiere decir que ignoremos lo que esté mal hecho, sino que no juzguemos tanto a los demás y empezemos a volvernos como aquellos que perteneciendo a Dios parece que estuvieran congelados, en vez de ser como aquellos que El ha escogido.

Constantemente racionalizamos nuestros pecados señalando nuestros mismos errores en otros. Entendámos el término “hipócrita” y démonos cuenta que por estos fue exactamente por los que Cristo vino y murió. Mucha gente no va a la iglesia porque ahí es donde van los hipócritas el domingo. Bien, si es así, ciertamente también vas a encontrar a Jesús ahí. El vino para los enfermos y todos los pecadores están enfermos. Jesús será el primero en decirte que lo que El quiere es que Su iglesia sea un hospital para los pecadores no un cielo para los santos. Recuerda, ser débil en la fe no es hipocresia, hipocresia es pensar que estas espiritualmente más cerca de Dios que otros.

Lo que haya en nuestros corazones saldrá a la vista por medio de lo que digamos y de nuestra conducta.

 

Aplicación

                 La primera lectura nos muestra que cuando nuestras palabras estan motivadas por Dios estan llenas de misericordia. La segunda lectura revela que Dios no es la ley, Dios es el amor. El Evangelio nos dice que la iglesia es un hospital para pecadores, no un cielo para santos.

Esta semana, deja que tu familia y amigos vean tu corazón mediante el modo en que hables y actues. Una palabra amorosa que digas puede afirmar, elevar y fortalecer el espiritu roto de casi cualquier persona. Es muy importante que escuches a la gente que te rodea y que le pidas al Señor que te haga saber que es lo que necesitas para corregirte. Deja que tu familia y amigos se den bien cuenta de lo que ven en tí y lo que verán será todo del Señor.