CUARTO DOMINGO DE CUARESMA (March 31st) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                           JOSUE 5:9-12                                      PRIMERA LECTURA

                                               (“Hoy he quitado de encima de ustedes la vergüenza de Egipto.”)

  1. ¿Qué le dijo el Señor a Josué que había quitado de ellos ese día?   Josué 5:9

 

  1. ¿Qué ha quitado el Señor de aquellos que le temen? Salmo 103:12

 

  1. ¿Dónde estaban acampados los Israelitas y qué celebraron en la noche del décimo cuarto día del mes?   Josué 5:10

 

  1. ¿Qué mandó el Señor el décimo cuarto día del mes? Exodo 12:5-6, 11

 

  1. ¿Qué comieron los Israelitas el día después de la Pascua? Josué 5:11

 

  1. ¿Por qué has de trabajar? ¿Quién te lo dá?   Juan 6:27

 

  1. ¿Cuál dice Jesús que es la verdadera comida y bebida? Qué le pasa al que la come y la bebe?   Juan 6:55-56

 

  1. ¿Qué se acabó ese mismo día después de la Pascua? Josué 5:12

 

  1. ¿Por cuánto tiempo comieron el maná?   Exodo 16:35

 

  1. ¿Por cuánto tiempo vivirás si comes la carne del Hijo de Dios y bebes Su sangre? Juan 6:49-51

 

Personal – ¿Qué se te ha quitado que te permite participar en la comunión los Domingos? ¿Qué te demuestra en tu vida que la comunión es más importante que la comida en tu mesa?

 

 

TERCER DIA                                                      2 CORINTIOS 5:17-21                             SEGUNDA LECTURA 

(“Somos mensajeros de Cristo; como si Dios mismo les rogara por nuestra boca.”)

  1. ¿Qué es aquel que está en Cristo? ¿Qué ha pasado a lo antiguo? 2 Corintios 5:17

 

  1. ¿Para aquellos que aceptaron a Cristo qué se les concedió llegar a ser?   Juan 1:12-13

 

  1. ¿Cómo hemos sido reconciliados con Dios y cuál es el ministerio que nos ha dado? 2 Corintios 5:18

 

  1. ¿Qué eramos cuando fuimos reconciliados con Dios? ¿Cómo fuimos salvados? Romanos 5:10-11

 

  1. ¿Qué no tomaba Dios ya en cuenta? ¿Qué nos encargó? 2 Corintios 5:19

 

  1. ¿Qué declaró David y quién es bendecido?   Romanos 4:6-8

 

  1. ¿Qué somos ahora de Cristo? ¿Qué implora Pablo a la gente? 2 Corintios 5:20

 

  1. ¿Cómo quiere Pablo dar a saber el misterio del Evangelio? ¿Qué hace aún estando encadenado?   Efesios 6:19-20

 

  1. ¿Por el bien de quién hizo Dios que Jesús cargara con nuestros pecados aún sin haber El cometido alguno? ¿Qué obtenemos nosotros con éllo?   2 Corintios 5:21

 

  1. ¿Qué es capaz Jesús de hacer y por qué razon? Hebreos 4:15

 

Personal – ¿Si Dios te ha encargado el mensaje de la reconciliación, cómo lo has compartido y llevado a cabo con los que te rodean?

 

 

CUARTO DIA                                                       LUCAS 15:1-3, 11-32                                                EVANGELIO 

(“Pero había que hacer fiesta y celebrar pues tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida.”)

  1. ¿Quiénes se acercaban a oír a Jesús, de qué se quejaban los Fariseos y escribas? ¿Cómo les habló Jesús?   Lucas 15:1-3

 

  1. ¿En esta parábola que les dijo Jesús, qué le sucedió al hijo menor? ¿Qué deseaba haber comido?   Lucas 15:11-16

 

  1. ¿Cuando recapacitó qué decidió hacer y qué le iba a decir a su padre?   Lucas 15:17-19

 

  1. ¿De qué estaba lleno su padre cuando lo vió venir y qué hizo? Lucas 15:20

 

  1. ¿De qué tiene compasión el Señor?   Salmo 103:13

 

  1. ¿Qué le dijo el hijo al padre? ¿Qué hizo el padre y qué dijo acerca del hijo?   Lucas 15:21-24

 

  1. ¿A quién estabamos siguiendo que nos hizo morir por nuestros propios pecados? ¿Cómo fuimos traidos de nuevo a la vida? Efesios 2:1-5

 

  1. ¿Cuál fue la reacción del hijo mayor al ver todos los festejos para el hijo menor?   Lucas 15:25-28

 

  1. ¿Qué hizo el padre cuando su hijo mayor reaccionó así? ¿Qué le dijo éste a su padre? Lucas 15:29-30

 

  1. ¿Qué dijo el padre que le pertenecía al hijo mayor? ¿Por qué dijo que era tiempo de celebrar?   Lucas 15:31-32

 

  1. ¿Cuál es la voluntad de nuestro Padre celestial? ¿Qué no debes sentir en contra de ninguno de sus pequeños? Mateo 18:10-14

 

Personal – ¿Con quién te identificas en este evangelio? ¿Por qué?

 

 

QUINTO DIA                                                      LEE EL SALMO 34:2-7 

(“Mírenlo y quedarán iluminados.)

Leé y medita el Salmo 34:2-7.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                          JOSUE 5:9-12 

Los Israelitas estaban listos para entrar muy pronto en la tierra prometida después de haber pasado 39 años en el desierto sin necesidad, solo por que tuvieron miedo y subestimaron la habilidad de Dios. Los Cananeos oyeron acerca de las grandes victorias de Israel conseguidas a traves de Dios (el cruce del Mar Rojo) y estaban aterrorizados. No subestimes a Dios. Si somos fieles a El como lo fueron Josué y los Israelitas, entonces Dios podrá poner la suficiente oposición para desaparecer a los que se nos oponen. Dios puede cambiar las actitudes de estos.

El Señor le habló a Josué y le dijo que circuncidara a todos los varones de su campamento pues ese era un signo del pacto con El. Entonces el ángel le habló a Josué y le dijo que se preparara para la batalla y que solo escuchara el plan de Dios. Celebraron la fiesta de la Pascua antes de ir a la batalla de Jericó. La celebración les recordó quienes eran y lo que les había pasado para llegar a estar en esas condiciones.

Esta fue la primera celebración de la Pascua en la tierra prometida. Recordaron como había sido Dios con ellos en sus tiempos de peligro y hambre. Ahora estaban en una tierra donde abundaba la fruta, las verduras y el agua. Se dieron cuenta que Dios milagrosamente les había provisto con esta tierra para ellos. Se arrodillaron y oraron en acción de gracias a Dios por sostenerlos en su fe lo suficiente para pasar el desierto. Ellos supieron, y es importante que nosotros sepamos también que hacer oración no es una alternativa para prepararse a lo que se tiene que hacer y que la fe no es un substituto para el trabajo duro y honrado. Dios puede y de hecho nos proveé de milagros, pero El espera que usemos los talentos que nos ha dado y los recursos para proveernos a nosotros mismos y a los demás.

 

2 CORINTIOS 5:17-21 

Los Cristianos son gente nueva por dentro cuando son bautizados. El Espíritu Santo vive dentro de ellos y les dá nueva vida, ya no son igual que antes. Cuando somos bautizados y nuevos hijos del Señor, no somos reformados, rehabilitados o reeducados; somos creaciones nuevas viviendo en completa unión con Cristo (Colosenses 2:6,7). No significa que estamos volteando una nueva hoja cuando somos bautizados. Significa que empezamos una vida nueva bajo un nuevo Maestro. Somos reconciliados con Dios por Su llanto debido a nuestros pecados o pecado original si es que fuimos bautizados cuando niños. Nos hace justos. No somos ya extraños o forasteros cuando confiamos en Dios.

Debido a que hemos sido reconciliados con Dios, se nos ha dado el privilegio de alentar a otros a hacer lo mismo. Estamos llamados a ser embajadores de Cristo y eso significa que seremos sus representantes. Como embajadores de Cristo somos mandados con Su mensaje de reconciliación al mundo. No tomemos esta responsabilidad a la ligera pues el mundo hambriento, pobre, derrotado y oprimido espera ansiosa y esperanzadamente por tí. ¿Cómo te ves a tí mismo en tu papel de embajador de Cristo?

Mientras confies en Dios haces un trato: tus pecados por Su bondad. El tomó para Sí mismo todos nuestros pecados en el Calvario y nosotros recibimos Su piedad que nos dá a manos llenas cuando nos convertimos. Esto es lo que los Cristianos quieren dar a entender cuando hablan acerca de la expiación de Cristo por los pecados. Caigamos de rodillas y demos a Dios toda nuestra gratitud por hacer posible que tengamos acceso a este trato increíble.

 

 

LUCAS 15:3, 11-32 

El Evangelio de hoy nos muestra el conflicto entre el modo en que los Fariseos trataban a los pecadores y el modo en que lo hacía Jesús. A la gente que no guardaba las leyes se le llamaba “La gente de la tierra.” Estas personas fueron rechazadas por la mayoría de los Judíos Ortodoxos. A un fariseo se le prohibía tener algo que ver con un pecador conocido. Estuvieron espantados cuando Jesús sencillamente se llevaba bien con ellos. Ellos creían que si comías con un pecador, le hablabas y andabas con él tú también debías ser un pecador. Su filosofía era destruir al pecador delante de Dios.

Por supuesto Jesús creyó en salvar a los pecadores y les contó la historia de un jóven que se rebelaba mucho contra su familia. La ley Judía establecía que el hijo mayor debía obtener dos veces más del dinero de la herencia que lo que obtuvieran los otros hijos varones juntos. En esta historia el hijo más joven demandaba su parte de la herencia. Estaba aburrido y era flojo y quería irse del hogar y disfrutar del mundo. Pronto se le acabó el dinero y terminó alimentando puercos en una granja del lugar. Este era un trabajo que estaba prohibido a un Judío pues la ley establecia, “Maldito el que alimenta a los cerdos.”

El momento en que la historia cambia es cuando el jóven reflexiona y dice que es un pecador. Vuelve a casa, no pidiendo ser tratado como un hijo otra vez o como un esclavo pues aún estos tenían un cierto lazo de unión con la familia. Lo que pidió fue ser un sirviente a sueldo ya que estos no tenían ningún nivel social ni ninguna seguridad, unicamente vivían al día. El sabía que era un pecador así que se confesó y se arrepintió.

El padre lo vió venir y corrió a encontrar a su hijo arrepentido. Le puso su capa de honor, un anillo que le daba un poder ilimitado para comprar cosas y le dió calzado. (A los esclavos o sirvientes a sueldo no se les daba calzado.) Una fiesta fue ordenada para que todos se alegraran de que un pecador estaba perdido y ahora había sido encontrado o como dijo el padre “Mi hijo estaba muerto y ahora esta vivo.” No olvidemos nunca que el amor de Dios puede derrotar aún la deliberada rebelión del corazón.

 

Aplicación

                 La primera lectura muestra al hombre que no debemos subestimar la habilidad de Dios. La segunda lectura revela que un Cristiano no es reformado o rehabilitado, es una creación nueva de Dios Todopoderoso. El Evangelio dice que los Fariseos creyeron en destruir al pecador, pero Jesús creyó en salvar al pecador.

Esta semana, deja que la gente vea tus acciones que son como las de Cristo no como las de los Fariseos. Demuéstralo mediante tu misericordia, tu habilidad de escuchar, no chismorreando y mostrando tu alegría cuando alguien pide perdón por algo que haya hecho mal. Jesús creyó que el amor puede conquistar toda clase de maldad y tus acciones probarán a la “gente de la tierra” que El decía la verdad. Jesús amó y salvó y tú tienes que hacer lo mismo.

 

Posted in Bible Studies Spanish.