TERCER DOMINGO DE PASCUA (May 5th) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

 ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                 HECHOS 5:27-32, 40-41                            PRIMERA LECTURA 

(“Debemos obedecer a Dios, no a los hombres.”)

  1. ¿Quiénes fueron traidos y presentados ante el Sanedrín? ¿Quién los interrogó? Hechos 5:17-18, 27

 

  1. ¿Cuáles fueron las órdenes estrictas que les dieron a los apóstoles y qué difundieron en todo Jerusalén? Hechos 5:28

 

  1. ¿Sobre quién no debían ni decir el nombre? ¿Qué dijeron Pedro y Juan que era imposible?    Hechos 4:18-20

 

  1. ¿Qué dijeron Pedro y los otros apostóles? Hechos 5:29

 

  1. ¿Quién resucitó a Jesús? ¿Qué dijeron los apóstoles que estos les habían hecho? Hechos 5:30

 

  1. ¿Por qué Dios exaltó a Jesús a su derecha como Jefe y Salvador? Hechos 5:31

 

  1. ¿Qué recibes cuando te arrepientes? Hechos 2:38

 

  1. ¿A quién le ha sido dado el Espíritu Santo? Hechos 5:32

 

  1. ¿Qué les pasó a los apóstoles y qué les prohibieron? Hechos 5:40

 

  1. ¿Cómo salieron los apóstoles del Sanedrín y por qué salieron así? Hechos 5:41

 

Personal – ¿De qué modo has tenido que ir en contra de las autoridades para obedecer a Dios en lugar de a los hombres? ¿De qué manera has hablado en nombre de Jesús a tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela?

 

 

TERCER DIA                                                      APOCALIPSIS 5:11-14                            SEGUNDA LECTURA 

(“Digno es el Cordero que ha sido degollado, de recibir el poder y la riqueza,…”)

  1. ¿Quién seguía mirando, qué oía y veía? Apocalipsis 1:1-2 y Apocalipsis 5:11

 

  1. ¿Mientras los ángeles gritaban a toda voz, quién decían que era digno y qué había recibido?   Apocalipsis 5:12

 

  1. ¿Cómo llamó a Jesús, Juan el Bautista? Juan 1:29

 

  1. ¿Cómo podemos recibir el poder y la riqueza? Hechos 1:8 y Mateo 6:33

 

  1. ¿Cómo recibimos sabiduría y fortaleza? Santiago 1:5 y Filipenses 4:13

 

  1. ¿Quién no es digno de Jesús? Mateo 10:37-38

 

  1. ¿A quién se oía gritar y desde dónde? Apocalipsis 5:13

 

  1. ¿Quién se debe arrodillar ante el nombre de Jesús? Filipenses 2:10

 

  1. ¿Quién debe recibir alabanza, honor, gloria y poder por los siglos de los siglos? Apocalipsis 5:13

 

  1. ¿Qué contestaron los Cuatro Vivientes y qué hacían los ancianos? Apocalipsis 5:14

 

Personal – ¿Qué es lo que te ha hecho digno de usar el nombre de Cristiano? ¿Dónde encuentras tu propia dignidad? Lee Apocalipsis 5:12 y medita en esto.

 

 

CUARTO DIA                                                              JUAN 21:1-19                                                        EVANGELIO 

(“Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”)

  1. ¿A quién se le reveló Jesús mismo? ¿Qué estaban haciendo? Juan 21:1-3

 

  1. ¿A qué hora del día estaba Jesús en la orilla y qué era lo que no sabían los discípulos? Juan 21:4

 

  1. ¿Cómo llamó Jesús a los discípulos, qué les dijo y qué contestaron estos? Juan 21:5

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús, qué sucedió como resultado de haber hecho lo que El les pidió? ¿Quién reconoció al Señor? Juan 21:6-7

 

Personal – ¿Qué te ha pedido el Señor? ¿Cuál ha sido el resultado?

 

  1. ¿Qué vieron los discípulos en la orilla, qué les dijo Jesús y qué hizo Simon Pedro? Juan 21:8-11

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús, qué fue lo que los discípulos no se atrevieron a preguntar, qué hizo Jesús? ¿Cuántas veces se reveló Jesús mismo a ellos desde Su resurrección? Juan 21:12-14

 

  1. ¿Cuando terminarón de desayunar, qué le preguntó Jesús a Simón Pedro? ¿Cuál fue su respuesta y qué le dijo Jesús que hiciera? Juan 21:15

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Pedro la segunda y tercera vez que Jesús le preguntó si lo amaba y qué le dijo que hiciera? Juan 21:16-17

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que le iba a pasar a Pedro, qué significaba esto? Juan 21:18-19

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Pedro que hiciera? Juan 21:19
  2. ¿Por qué debes tu seguir las huellas de Jesús? 1 Pedro 2:21

 

Personal – ¿Qué has hecho para demostrar tu amor a Jesús? ¿Quiénes entre tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela han sido alimentados por tí, esta semana?

 

 

QUINTO DIA                                             LEE EL SALMO 30:2, 4-6, 11-13 

(“Te alabaré Señor, por que me has librado.”)

Leé y medita el Salmo 30:2, 4-6, 11-13.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                 HECHOS 5:27-32,40-41

En la lectura de hoy vemos el poder de Dios trabajando a traves de un grupo de hombres. Sería bueno preguntarnos que haríamos si fueramos amenazados por ser líderes poderosos y tuvieramos quizá que ser encarcelados por hablar de Dios. Estos hombres fueron golpeados, arrestados y encarcelados y aún así, volvieron a proclamar la Santa Palabra de Dios cuando fueron soltados. Cuando estemos convencidos del poder de la resurrección de Cristo y hayamos percibido la presencia de Su Espíritu Santo, entonces también tendremos la confianza de hablar por Cristo.

El templo era un lugar muy concurrido y mucha gente se detenía ahí a orar y a adorar al amanecer. Estas eran las gentes con las que los apóstoles se encontraban para hablar de la “Buena Nueva.” Hoy en día en nuestros lugares comerciales hay la tendencia de mantener la religión como un asunto privado entre nosotros y nuestro Dios. Es fácil ver a las personas Cristianas voltear los ojos cuando hay algo incorrecto pues “no quieren verse involucrados.” Estamos percibiendo mucha maldad que se permite continuar debido a que el miedo al hombre es más fuerte que el miedo al Señor.

Los apóstoles supieron que el castigo por hablar en el nombre de Jesús podía ser la muerte. Pero ellos sabían sus prioridades. Debemos siempre de tratar de mantener la paz con todos (Romanos 12:18) pero a veces el conflicto con el mundo y sus autoridades es inevitable para un Cristiano (Juan 15:18). Habrá situaciones donde no podrás obedecer a Dios y el hombre, por ejemplo la práctica del aborto. Aquí debes obedecer a Dios y confiar en Su palabra y no en la palabra del hombre o la ley.

El mismo Jesús nos anima en Sus propias palabras a seguirlo “Qué felicidad cuando otros te odian y te excluyen y te insultan y calumnian tu nombre debido a que eres mío” Cuando esto pase ¡alégrate! ¡Sí, brinca de gusto! Pues tú tendrás un grán premio esperándote en el cielo (Lucas 6:22-23). Estamos llamados a vivir como Cristo nos ha pedido, compartiendo nuestra fe sin importar el costo. Quizá no nos golpeén o no nos metan a la cárcel pero quizá si nos ridiculicen, nos excluyan o nos calumnien. ¿Qué tanto estás dispuesto a sufrir en nombre del Evangelio compartiéndolo con los demás?

 

APOCALIPSIS 5:11-14

Como Cristianos Católicos se nos ha enseñado que los ángeles son seres espirituales creados por Dios y que le ayudan a realizar Su trabajo en la tierra. En algunos casos son mensajeros (Lucas 1:26) y en otros protegen al pueblo de Dios (Daniel 6:23). Los ángeles animan (Génesis 16:7) y sirven de guías (Exodo 14:9). Hay dos clases de ángeles: buenos y malos (Apocalipsis 12:7-9) pero debido a que los ángeles malos siguieron a Satanás y no a Dios, tienen mucho menos poder y autoridad. El papel principal de los ángeles buenos es alabar constantemente a Dios.

La lectura de hoy nos muestra que solo el Cordero de Dios, Jesucristo es digno de abrir el Libro Sellado. Para nosotros el Libro Sellado significa los eventos de la historia y es Jesucristo quien lo tiene, no Satanás. Jesucristo es el Señor y solo El es digno de poner en movimiento los eventos de los últimos días de la historia. A Jesucristo se le representa como un cordero lo cual simboliza Su humilde sumisión a la voluntad de Dios. El cordero es la figura central de la visión de Juan. Cristo, el Cordero fue el sacrificio perfecto por los pecados de toda la humanidad.

El es el único que puede salvarnos de los terribles eventos revelados en el Libro Sellado. Jesús es también representado como un león simbolizando su autoridad y poder (Apocal. 5:5). Cristo el Cordero ganó la batalla más grande de todas derrotando a todas las fuerzas y a la muerte sometiéndose humildemente a la voluntad de Dios y muriendo en la cruz. Cristo el León es victorioso debido a lo que Cristo el Cordero ha hecho. Nosotros gozaremos los premios de la victoria no debido a nuestro poder y fuerzas sino a traves de nuestra humilde sumisión a Dios. Juan por medio de sus imágenes de Dios, nos ha mostrado que, es en el acto de someter humildemente nuestras vidas a Dios en el cual recibimos el poder de Su Espíritu Santo para hacerlo. No debemos olvidar nunca que cualquiera que se arrepienta y tenga fe es aceptado por Dios y tendrá parte en Su reino. Cuando vayas por ahí, deja que la gente vea como el fruto de la humildad brilla en tí y así verán muy claramente a traves de tí al Cordero de Dios (Juan 1:29).

 

JUAN 21:1-19

En el Evangelio de hoy Jesús le da a Pedro la comisión de alimentar a sus ovejas. Jesús se les aparece a sus discipulos cuando están pescando y los llama para que se acerquen. Es importante recordar que esos hombres estaban sumamente desilusionados por el modo en que habían ocurrido las cosas. Ellos habían seguido a un amado Mesiás que había prometido vida eterna y ahora ya se había ido. Así que ellos decidieron regresar a sus ocupaciones que tenían originalmente antes de haber oido de Jesucristo y se encontraban otra vez pescando. Sonaba medio cómico recordar las palabras de Jesús “Yo los haré pescadores de hombres.”

Cuando Jesús los llamó y les preguntó si ya habían pescado algo, ellos contestaron que no y entonces Jesús les empieza a decir a estos pescadores profesionales como deben pescar. Estas palabras deben haberles impactado con mucha fuerza. Los pensamientos que deben haber corrido por las mentes de estos hombres en la barca deben haber sido de mucho asombro y aún más de miedo. Ellos lo habían visto y sabían que estaba muerto. Habían visto las apariciones en aquella habitación de los altos pero después de eso El había desaparecido. Sin embargo obedecieron Su mandato y el resultado fue increíble. Juan tratando desesperadamente de mantener sus emociones controladas le dice a Pedro que debe ser el Señor el que les está aconsejando desde la orilla. Pedro explota y se echa al agua a nadar, gatear, correr, cualquier cosa con tal de llegar lo más pronto posible a donde estaba Jesús. Juan supo que era Jesús porque lo había visto hacer un milagro similar en el Lago de Genesaret (Lucas 5:1-11). Ya en la playa los apóstoles supieron lo que era que Jesús les cocinara y comiera con ellos.

Jesús guía a Pedro a una experiencia profunda de alivio que quitaría la nube de su negación. Pedro negó a Jesús tres veces. Tres veces Jesús le pregunta si lo ama. Cuando Pedro le contesta que sí, Jesús le dice que alimente a sus ovejas. Debes recordar que una cosa es decir que amas a Jesús y otra es la prueba real de tu voluntad de servirle. Pedro estaba arrepentido y ahora Jesús le pide que le dedique su vida. La vida de Pedro cambió cuando se dió cuenta verdaderamente de quien era Jesús. Pedro había enfrentado sus verdaderos sentimientos cuando Jesús le hace frente; nosotros también debemos hacerle frente a nuestros verdaderos sentimientos. ¿Cómo responderías hoy si Jesús te preguntara “Me amas, realmente me amas?”

 

Aplicación 

La primera lectura muestra que debemos obedecer a Dios más que al hombre. La segunda lectura revela que digno es el cordero que fue degollado por nosotros. El Evangelio muestra que el amor es una decisión, no una expresión sentimental.

Esta semana muéstrale a los que están a tu alrededor que obedeces la ley de Dios con tus acciones, tus palabras y aún más con tus pensamientos. Demuéstrale a tu familia la humildad del Cordero de Dios que vive en ti por medio de tus actos de amabilidad y gentileza hacía ellos. Puedes demostrar que realmente amas a Jesús alimentando a sus ovejas en tu propia casa. Puedes hacer esto guiándolos en la oración, la lectura de las escrituras, compartiendo en la iglesia y en la adoración a traves de los sacramentos.

 

Posted in Bible Studies Spanish.